El papelón de su vida: Juliette Binoche

El papelón de su vida: Juliette Binoche

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (21 votos, media: 3,05 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:
 
Juliette Binoche provoca que algunos miembros de este foro se pongan melosos, tontorrones y sean cautivados por su belleza. Es el ejemplo de un forero que en el tema de Ellos y Ellas llamado "Binoche es algo más que un apellido de mujer" le dedicó unos ripios salidos del corazón como estos…

La frustación del hombre no consiste en sentirse solo.
La verdadera frustación del hombre radica en que ella te vea solo.

Y es lo que tiene Juliette. Gusta y atrapa. Un candor mezclado con inteligencia, una dulzura mezclada con talento, una naturalidad que se da la mano con su belleza. Juliette Binoche es uno de esos regalos que ha dado Francia y que el cine internacional ha adoptado tan bien. Hace nada estrenó "El vuelo del globo rojo" en la que vimos a la Binoche más alocada y divertida como una madre soltera que se dedica al mundo titiritero y que tiene que sacar adelante a su hijo de 7 años. La hemos visto morena o rubia. Con el pelo corto y listo al largo y ondulado, pero siempre es ella, siempre es la Binoche.

 
Kieslowski sacó su vena dramática y potente en la trilogía de los colores: "Azul" (1993), "Blanco" (1994) y "Rojo" (1994). Antes ya llevaba una década de prestigio en el cine francés con cuatro nominaciones al César, incluyendo la de su magistral interpretación en "Les amants du Pont-Neuf" (1991). Por "Azul" consiguió el César a la mejor actriz, hasta ahora el único de su carrera.
El salto internacional se lo daría Anthony Minghella tras ser cautivado por su labor en la trilogía de Kieslowski. Su agradecido papel en "El paciente inglés" le valió el Oscar a la mejor actriz de reparto siendo, en ese momento, la segunda actriz francesa en lograrlo tras Simone Signoret. Hollywood parecía dispuesto a adoptarla pero Binoche no se dejó cegar y ha dirigido su carrera con una madurez y una inteligencia envidiable.

"La viuda de Saint Pierre" (2001), "Caché" (2005) y "Las horas del verano" (2008) han permitido que Binoche no se olvidará del cine de su casa, mientras lograba otra nominación al Oscar por "Chocolat" (2000), repetía con Minghella demostrando su facilidad para los acentos interpretando a una inmigrante bosnia en "Breaking and entering" (2006), y se metía en algunas producciones usamericanos siempre dando importancia a la historia y no a los dólares que le ofrecían como en "La huella del silencio" (2005) o en la comedia "Como la vida misma" (2007).

Juliette tiene encanto y su presencia en el cine mundial es ya imprescindible pero no es ahí sólo donde ella quiere dejar su presencia. Es artista multidisciplinar y hace unos meses presentó en Japón sus incursiones en la pintura, la danza contemporánea y la poesía. Allí tuvo lugar una exposición de sus dibujos y poemas, titulada "Portraits in-Eyes", con retratos de famosos directores, y presentó el espectáculo de danza "In-I" junto al actor y coreógrafo británico Akram Khan.
 

Y este es su mejor papel para la forería…tal vez el momento más dramático de toda una carrera.

Vídeo

Coronado

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario