¿Qué fue de… los chicos del Brat Pack? (II)

¿Qué fue de… los chicos del Brat Pack? (II)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (18 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:
 
Ya la semana pasada te comenté como les había ido a una parte del hatajo de mocosos que formaron el Brat Pack en los 80 y que parecía que iban a comerse el mundo. Si los nombres de Molly Ringwald, Anthony Michael Hall, Judd Nelson y Ally Sheedy no dicen mucho ahora, esta segunda tanda del pack si que tuvo mejor suerte aunque sólo un nombre se ha convertido en una auténtica estrella.

 
Andrew McCarthy encarnaba al buen chico al que siempre metían en problemas. Este actor nacido hace 46 años debutó en el cine con “Class” al lado de Rob Lowe, en donde daba vida a un joven que era seducido por la madre de su mejor amigo, ella era la mismísima Jaqueline Bisset. Poco a poco se fue haciendo un rostro conocido gracias a su participación en “St. Elmo, punto de encuentro” y “La chica de rosa” junto a Molly Ringwald, con quien repetiría en Andrew McCarthy“Jóvenes ardientes”. Siempre fue uno de los miembros más discretos del Brat Pack, no rompía corazones como Rob Lowe ni acaparaba titulares como Emilio Estevez, Molly Ringwald o Anthony Michael Hall. Obtuvo éxitos como “Este muerto está muy vivo” y participó en títulos “La Sra. Parker y el círculo vicioso”, “Mulholland Falls” y fue el protagonista de la exitosa película de Isabel Coixet “Cosas que nunca te dije”. La televisión y el teatro han sido fundamentales para McCarthy en estos últimos años, en la pequeña pantalla le hemos visto en series como “Ley y orden”, “Monk”, “Mujeres de Manhattan” o “Gossip girl”, en cine le vimos el año pasado en “Las crónicas de Spiderwick”. Hace cinco años admitió que tuvo problemas con el alcohol, su primera borrachera la cogió con tan solo 12 años, pero lleva más de 15 años sobrio. En 1999 se casó con su novia de toda la vida, con quien tuvo un hijo y de la que se separó en el 2005. En la actualidad McCarthy vive con su segunda esposa con la que tiene ya una hija.
 
Emilio Estévez, que en la actualidad tiene 47 años, fue considerado el líder del grupo. El hijo de Martin Sheen decidió seguir los pasos de su progenitor y mantener su nombre de pila. Intervino en "Apocalypse Now" el clásico de Francis Ford Coppola, pero se quedó en la sala de montaje. El realizador le ofrecería una nueva oportunidad en “Rebeldes”, y participaría en otros títulos que irían consolidando su status de nueva estrella juvenil, como “El club de los cinco” y “St. Elmo, punto de encuentro”. Estévez no solo se conformaba con interpretar sino que deseaba dirigir, en 1986, con 24 años escribió, dirigió y protagonizó “Wisdow”, en donde compartía protagonismo con su prometida Demi Moore, la película se convirtió en un absoluto fracaso. Su carrera tuvo altibajos con éxitos como “Arma joven” o “Somos los mejores” y fracasos como “Freejack” o “Dos chalados y un fiambre”, otra de sus películas como realizador. También hizo un cameo en “Misión imposible” y participó en la serie que protagonizaba su famoso padre, "El Ala Oeste de la Casa Emilio EstévezBlanca". Pero Estevez ha querido centrar gran parte de su energía en su carrera como realizador, ha dirigido capítulos de series de televisión como “CSI”, “Numbers” o “Caso abierto” y en 2006 participó en el Festival de Venecia con "Bobby" en donde nos contaba cómo vivieron un grupo de personajes el asesinato de Robert Kennedy. La cinta fue muy bien recibida en Venecia, de hecho se llevó algún premio, pero una vez estrenada en Estados Unidos la crítica la trató con bastante frialdad, aunque se reconociera la excelente dirección de actores. En este momento ultima los preparativos para el rodaje de la que será su próxima película como realizador, “The Way”, un film protagonizado por su padre y que se desarrollará en El Camino de Santiago, muchas de las escenas de esta cinta se rodarán en Galicia en donde están los orígenes de la saga de los Sheen.
 
El guapo del grupo era Rob Lowe. Uno de los recuerdos de mi niñez era ver cómo a mis compañeras de colegio se les presentaba un dilema “¿quién era más guapo?, ¿Tom Cruise o Rob Lowe?”. La primera película de Rob Lowe, que ya ha cumplido los 45 años, fue “Rebeldes” de Francis Ford Coppola en donde también trabajaba un jovencísimo y casi novato en el cine Tom Cruise. Lowe ya se había curtido en los escenarios usamericanos desde que debutara a la edad de 8 años y había conseguido una candidatura al Globo de Oro por su trabajo en la película para televisión “Thursday’s child”. Su físico le proporcionaba siempre los papeles de galán aunque en ocasiones con un punto siniestro. Algunos de sus trabajos fueron “Class”, “Oxford Blues”, “Ilegalmente tuyo”, ¿Qué pasó anoche?” o “St. Elmo, punto de encuentro”, por la que ganó el Razzie al peor actor de reparto en 1986, también sería candidato al Globo de Oro al mejor actor de reparto por su trabajo en la película “Square dance”. En el año 1988, saltó el escándalo cuando comenzó a circular una cinta del actor en donde mantenía relaciones sexuales y compartía drogas con una menor de edad. Esto supuso el inicio del fin de la carrera de Lowe, el escándalo fue aún mayor en Europa porque Lowe había mantenido una relación con la princesa Rob LoweEstefanía de Mónaco y se pensaba que podía existir material en vídeo sobre sus encuentros sexuales, y casualidades de la vida, el escándalo coincidió con el inicio de rodaje de “Malas influencias” de Curtis Hanson, en donde su personaje también tenía la misma costumbre. El actor se sometió a la justicia y fue condenado a 20 horas de servicio a la comunidad en Ohio, tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía, pero fue más dura la condena que recibió de Hollywood que le dio la espalda, uno de los pocos que le apoyó públicamente fue Mike Myers que no dudó en contar con él en “Wayne’s world”. Lowe confesaría su adicción al sexo, a las drogas y al alcohol y se sometió a rehabilitación. Se refugió en la televisión y poco a poco fue reconciliándose con el público y la industria, realizando pequeñas intervenciones en títulos como “Contact” o en la saga de “Austin Powers”, de nuevo junto a su amigo Mike Myers. En 1999 se convertiría en uno de los protagonistas de uno de los mayores éxitos de la televisión de los últimos años “El Ala Oeste de la Casa Blanca” por la que obtendría dos candidaturas a los Globos de Oro y una al Emmy. También ha probado suerte en el teatro, y en los últimos años ha intervenido en la serie “Cinco hermanos”, donde me imagino que algunas de mis antiguas compañeras de colegio pensarían al verle que quien tuvo retuvo. Lleva 18 años casado con una maquilladora llamada Sheryl Berkoff con la que tiene dos hijos y cuando Rob Lowe gozaba de su recuperado status de estrella, si no de cine sí de televisión, se vio de nuevo salpicado por el escándalo cuando dos ex niñeras de sus hijos le acusaron entre otras cosas de acoso sexual, el asunto llegó a los tribunales que le dieron la razón a Lowe y a su esposa.
 

Dejo para el final a Demi Moore porque ha sido la única que realmente se convirtió en una estrella cuando se apartó del Brat Pack, tal vez porque su aportación a este grupo fue la más discreta. Demi Moore o, mejor dicho, Demetria Gene Guynes tuvo una infancia de lo más problemática marcada por el abandono de su padre, y el tormentoso matrimonio de su madre con su padrastro, el posterior suicidio de éste, y los constantes cambios de domicilio. La familia de Demi recaló finalmente en Los Ángeles, la joven tenía la ilusión de convertirse en una estrella de Hollywood aunque era un ser realmente acomplejado, allí tuvo como vecina a Nastassja Kinski, la anterior protagonista de esta sección, con la que acabó compartiendo piso y se animó a seguir sus pasos en el mundo de la interpretación. Esperando su primer trabajo como actriz le surgió uno en Francia como modelo, pero modelo erótica, estos trabajos vieron la luz cuando la actriz ya era mundialmente conocida, Demi Mooreposteriormente se le presentaría la oportunidad de debutar en la telenovela “General Hospital” en donde permaneció un año, y debutaría en el cine con la película “Lío en Río” al lado de Michael Caine. Poco antes se casaría con el guitarrista Freddie Moore del que tomaría su apellido artístico. Durante su primera etapa en el mundo de la interpretación la actriz caería en el mundo de las drogas y el alcohol, el alcoholismo lo heredó de su madre y se enganchó a la cocaína durante el rodaje de “Lío en Río” y todo el dinero que ganaba como actriz se lo gastaba en juergas y en coca. Su adicción estuvo a punto de acabar con su participación en la cinta que supondría su primer gran éxito, “St. Elmo, punto de encuentro” en donde curiosamente daba vida a una drogadicta, un día se presentó completamente drogada y Joel Schumacher la puso de patitas en la calle, eso fue un revulsivo para que ella tomara la determinación de dejar de una vez las drogas. Una vez apartada de las películas de corte juvenil del Brat Pack conoció al que sería su segundo esposo, el actor Bruce Willis convertido en una superestrella gracias a protagonizar la serie “Luz de luna”, con él se casaría en el año 1987. La carrera cinematográfica de Demi Moore iba cuesta abajo cuando la actriz decidió llamar la atención de todos al protagonizar la portada de la revista Vanity Fair en donde retratada por Annie Leibovitz se mostraba desnuda y embarazada. Aquello supuso todo un escándalo, que dio pie a parodias e imitaciones, y Demi consiguió toda la publicidad que necesitaba. Al poco tiempo obtendría el papel protagonista de “Ghost” que se convirtió en un éxito mundial y que resucitó su carrera. Nuevas portadas, como la del Vanity Fair en donde aparecía con el cuerpo pintado, y nuevos éxitos como el de “Algunos hombres buenos” o “Una proposición indecente” fueron elevando su caché. Con “Striptease” se convirtió en la actriz mejor pagada de Hollywood al obtener un sueldo de 12 millones de dólares, más un plus que superaba el cuarto de millón por los 45 segundos en los que mostraba los pechos, que le hizo recibir el sobrenombre de “Give Me Moore” (Dame más). La película se convirtió en un auténtico fracaso al igual que otros títulos como “Coacción a un jurado”, “La letra escarlata” o “La teniente O’Neil”, por los que recibió un buen puñado de Razzies. En el año 1998 se separó de Bruce Willis y poco a poco fue abandonando su carrera para centrarse en su familia. Su regreso se produjo en el año 2003 cuando interpretó a la villana en la secuela de “Los ángeles de Charlie”, por la que recibió un nuevo Razzie. Ese mismo año comenzó su relación con el actor Ashton Kutcher, con quien se casó en el año 2005, y sigue trabajando en el cine, en 2006 se dejó dirigir por su colega en el Brat Pack, Emilio Estevez, con quien estuvo a punto de casarse en el pasado, en “Bobby” en donde daba vida a una diva de la canción que comenzaba a notar el peso de la edad, algo que aparentemente no le ocurre a Demi Moore que a punto de cumplir los 47 años sigue luciendo espectacular.

Besos.
Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

raata - 25.08.2009 a las 23:31

Estupenda esta sección, como todas las que hacéis. Sois geniales!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario