50 películas que hay que ver antes de morir: “Lawrence de Arabia” (1962), el personaje devorador

50 películas que hay que ver antes de morir: “Lawrence de Arabia” (1962), el personaje devorador

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:

Lawrence: —Tuve que ejecutarlo con mi arma. Hubo algo que no me gustó nada.

General Allenby: —Claro, es lógico.

L.: —No. Hay algo más.

G.A.: —Bueno, le servirá de aviso.

L.: —No. Hay algo más.

G.A.: —¿Qué es?.

L.: —Disfruté haciéndolo.

Su muerte en la primavera de 1935 provocó una avalancha de elegías, encabezadas por el propio Winston Churchill diciendo que su desaparición era « … el mayor golpe que ha sufrido el Imperio en muchos años». Poco después llegó la desmitificación con libros y opiniones negativas de algunos de los que habían compartido su historia en el ejército, que lo tachaban desde farsante a simplemente exagerado. En todo caso excéntrico, visionario, sadomasoquista, complejo y adecuado para el cine. Hubo varios intentos de convertir el libro en película, pero el propio Lawrence los impidió, sugiriendo que se aplazaran hasta después de su muerte.

Con su cuerpo reposando ya en el tranquilo cementerio de Moreton, cerca de Oxford, comenzaron los intentos cinematográficos más variados. Los diversos proyectos pasaron por Cary Grant y Laurence Olivier pero la carpeta con el proyecto descansó muchos años aún en los archivos de la Columbia, hasta que llegó el asunto a David Lean.

Lean y el productor Sam Spiegel habían triunfado con “El puente sobre el río Kwai” y estaban convencidos de haber dado con una fórmula: contar una peripecia personal relevante, inspirada en la realidad y en un marco exótico. Su primera intención fue el Mahatma Gandhi, pero acabó por parecerles un bocado demasiado grande. Cuando Spiegel puso sus ojos sobre Lawrence se encontró con que Dirk Bogarde estaba a punto de encarnarlo, el guión estaba acabado, las localizaciones buscadas y hasta el rey Faisal prestaba su ejército como figurante. A cinco días de comenzar el rodaje se suspendió, sin que a día de hoy nadie parezca saber la causa y el propio Bogarde murió sin saberla. Spiegel comenzó una larga serie de negociaciones para adquirir derechos literarios tras coincidir con Lean en que esa sería su película siguiente a la del río Kwai. De nuevo sería una historia sin estrella femenina, de nuevo la clave estaba en el protagonista. Brando siempre era la opción inicial de Lean, otra vez fracasó en conseguirlo y tras barajar a Richard Burton, a Tony Perkins y probar a Montgomery Clift, volvió a apostar por un actor poco conocido, sólido pero que no estuviera “maleado” por el estrellato.

50pelisantesdemorirLawrencedeArabiaRealAlbert Finney, el actor joven con más prestigio en esos momentos de las tablas londinenses, fue el elegido y anunciado públicamente. Pero los contratos con Spiegel eran para cinco años cerrados con cláusulas leoninas. Albert se sentía tan seguro de su posición, que no estuvo dispuesto a firmar por más de tres… y no fue Lawrence. Spiegel ya conocía a O´Toole y no le había caído bien. Unos años antes su comportamiento le había parecido descarado y poco respetuoso durante una prueba de cámara. Por su parte Lean le había visto en una película donde hacía de militar pero con tan poco papel que no tenía oportunidad de impresionar. Sin embargo en poco tiempo se estaba revelando como un descubrimiento teatral y acababa de firmar para la Royal Shakespeare Company. Su fama era de juerguista, bebedor y capaz de llevar una discusión hasta la violencia física. Era buen actor, tenía veintiséis años, la edad adecuada, pero no buena opción. Spiegel le citó en su hotel para entrevistarse con él y al quitarse O’Toole el abrigo, cayó de su bolsillo una botella de whisky. Sin demasiada convicción el productor decidió que le permitiría hacer una prueba. O’Toole era más alto que Lawrence, pero intentó acercarse a su imagen tiñéndose de rubio, afeitándose la barba que se había dejado crecer para hacer el judío protagonista de “El mercader de Venecia”, y copiando las poses de Lawrence en las fotografías que consiguió. David Lean no tuvo dudas tras ver en pantalla su prueba, aunque si tuvo que convencer a Spiegel de que el actor le había asegurado el mejor comportamiento. Peter demostró su interés rompiendo su acuerdo con la compañía teatral más importante del mundo, que nunca volvió a invitarle.

Se sumergió entonces en el personaje, comenzó a estudiar “Los pilares”, vio las películas y se reunió con el asesor que Spiegel había contratado como experto en los países árabes, un ex ministro inglés de Asuntos Exteriores que conocía a los líderes árabes capaces de “allanar” los permisos para trabajar en la zona. Sir Anthony Nutting le habló de las costumbres beduinas, de lo que estaba bien o mal y de todo tipo de detalles sobre el comportamiento de un caballero y oficial del tipo de Lawrence. El 15 de mayo de 1961 estaban listos para rodar la primera secuencia: El desierto. Lean no había querido saber nada de ninguna otra localización al conocer el desierto jordano, sus dudas iniciales sobre monotonía de color habían quedado disueltas. Pasaría un año antes de que O’Toole , en Sevilla, encendiera la cerilla que Lean convertiría en el sol y bajo este, la inmensidad de las arenas, la primera imagen que tendría el espectador del desierto, un mar infinito que nunca se habría visto igual en una pantalla, la primera secuencia con la que había previsto comenzar el rodaje. El equipo de cámaras se situó sobre una duna de la altura de un edificio de ochenta pisos. A más de un kilómetro de distancia, tras otra duna, esperaban dos camellos con sus jinetes. Lean se había asegurado de que la arena no conservara huella alguna, y tuvo que esperar unos minutos a que el viento terminara de arrastrar un vaso de plástico blanco, un descuido del servicio de comidas. Por fin dio la orden y los jinetes comenzaron a avanzar en la distancia, mientras las dos cámaras de 65 mm se movían y elevaban suavemente por un sistema deslizante creado para la ocasión y que había exigido la intervención de decenas de operarios. De los catorce meses que duró el rodaje, Lean dedicó un mes al desierto, a lugares que obligaban en ocasiones a trasladar personas, equipos y vituallas a jornadas enteras de distancia.

50pelisantesdemorirLawrencedeArabia02Un coste de más de trece millones de dólares en 222 minutos, que fueron aplaudidos con entusiasmo por los espectadores en todo el mundo, menos donde no pudieron verla: en los países árabes donde se había filmado y en Turquía donde terminaría el siglo XX sin levantarse la prohibición. Los exhibidores ingleses fueron los primeros en quejarse por otro motivo. Las casi cuatro horas impedían que el público habitual fuera a verla porque suponía arriesgarse a perder el último tren, el de las diez de la noche. Le cortaron primero 6 minutos, en semanas posteriores otros 20 más y, según la población, se llegó hasta más de media hora. A finales de 1970, el metraje no superaba en las copias conservadas más de 187 minutos.

En enero de 1989 se terminó un trabajo de restauración que exigió búsquedas en archivos de varios países, y la copia actual ya digitalizada, conserva 212 minutos, considerados por Lean como la versión definitiva de la historia de un hombre perdido en un personaje que ya nunca podría separar de él. Dos hombres en realidad, Lawrence y O’Toole.

Esta noche puedes perderte en las arenas del desierto con Lawrence a partir de las 22:00 en TCM (dial 46 de Digital +).

Vídeo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Messabina - 15.11.2009 a las 09:48

Canciones para un programa de radio que ya no está 🙁

Primera Hora
101 – The Delgados – I Fought the Angels.
102 – Social Distortion – Story of My Life.
103 – Rodrigo Leão – Pasión.
104 – Asobi Seksu – Thursday.
105 – Pauline en la Playa – Titubeas.
106 – A Perfect Circle – Judith.
107 – Bush – Glycerine.
108 – The Lightning Seeds – Control the Flame.
109 – Pulp – Sorted for E’s & Wizz.
110 – R.E.M. – Losing My Religion.

Segunda Hora
201 – The Minus 5 – With a Gun.
202 – Fleetwood Mac – Go Your Own Way.
203 – Talking Heads – Once in a lifetime.
204 – Benjamin Biolay – Regarder La Lumière.
205 – The Black Keys – I Got Mine.
206 – Tom Waits – Clap Hands.
207 – The Posies – I Guess You’re Right.
208 – The Stooges – No Fun.
209 – MC5 – Kick Out The Jams (Live).
210 – Misfits – Return Of The Fly.
[Bonus Track] John “Cougar” Mellencamp – Wild Night.

JAVIER B - 23.11.2009 a las 10:04

Disfrutába muchísimo con la selección musical, así que las referencias de la web las aprecio muchísimo.
Y por supuesto que me encantaría que el programa volviera
Un saludo

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario