“Aventuras matemáticas en el cine”

“Aventuras matemáticas en el cine”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

No me siento tan atraído por el mundo matemático como por los personajes que lo representan, es toda una experiencia el recorrido que nos ofrece este libro. Hace mucho que los divulgadores nos convencieron de que las matemáticas pueden ser divertidas y su conocimiento superficial un caballo de Troya para que nos cuelen todo tipo de cosas en nuestras pantallas.

Título: “Aventuras matemáticas en el cine”

Autor: José María Sorando Muzás

Editorial: Guadalmazán

Lo reconozco. Hay cosas en este libro de las que no me he enterado. Pero también he de decir que menos de las que hubiera imaginado siendo, como soy, un cateto sin hipotenusa en términos matemáticos. Esto es la  prueba del nueve en cuanto al esfuerzo del autor por llegar a la mayoría de personas. Se cree que la palabra persona procede de las máscaras griegas primitivas “Para sonar”, es decir que amplificaban la voz del actor para que llegara lo más lejos posible. Los griegos y los egipcios fueron quienes nos metieron en este lío matemático y no podían faltar en el libro. Pero los verdaderos protagonistas son los guionistas de las historias más populares, y de unas pocas que no lo son tanto pero que entran en la ecuación…

Hay que tener una gran curiosidad, o estar bajo los efectos de algún estimulante, para preguntarse si la caída del niño al que salva Supermán en las cataratas del Niágara tiene algo de particular. Todos hemos visto esa secuencia ya sea en la película o en algún recorte promocional. Sorando mira de otra manera….

“Clark Kent (Christopher Reeve) visita las cataratas del Niágara en compañía de su novia, la también reportera Lois Lane. El niño travieso juega peligrosamente en la barandilla del mirador sobre la catarata del lado canadiense y cae al vacío. Los turistas que allí se encuentran gritan horrorizados, mientras el niño cae y cae entre las espumas. Lois grita: «¡Socorro! ¡Ayuda!» Clark, que había ido a comprar unos hot dogs, corre lejos de la vista de los demás y reaparece como Superman. Mientras, el niño sigue cayendo… La gente corre a la barandilla y ven cómo Superman emprende el vuelo al rescate. Y el niño sigue cayendo…

Superman llega a la altura del niño, aún por encima de las aguas, y lo toma en brazos. Asciende con él hasta devolverlo a su madre ante la admiración de todos. En todo este episodio de rescate sorprende un detalle: ¡Cuánto tiempo ha estado cayendo el niño sin llegar al agua! ¿Tan altos son los saltos de Niágara? Aunque tienen gran amplitud, con una anchura de 945 m, las Cataratas del Niágara no destacan por su altura: 52 m. Y sin embargo, el niño ha estado cayendo durante 28´4 segundos. Algo parece fallar».

El autor nos ofrece la fórmula correspondiente a la caída en el vacío para resolver que la altura recorrida por el crío es de 929´31 m, ¡casi 18 veces la altura de las cataratas y sin llegar abajo! Con razón se le hacía larga la caída del niño a este matemático cinéfilo. La relación de casos es amplia y entretenida, tocando desde clásicos como “Contact” o “Los Simpson” a “The Big Bang Theory” y el estupendo Sheldon Cooper y sus síndromes:

“Sheldon: ¿Cuál es el mejor número? Por cierto, solo hay una respuesta correcta.

Rajesh: ¿5.388.000?

Sheldon: No. El mejor número es el 73. Os estaréis preguntando por qué.

Todos los demás, al unísono: Para nada.

Sheldon: El 73 es el 210 número primo. Leído al revés es el 37 que es el 12°, que al revés es el 21, que es el resultado de multiplicar, agarraos fuerte, 7 x 3. ¡Eh! ¿Os he mentido?

Howard: Entendido. El 73 es el Chuck Norris de los números.

Sheldon: ¡Qué más quisiera Chuck Norris! En binario, el 73 es un palíndromo: 1001001, que al revés es 1001001. Exactamente igual. Chuck Norris al revés no es más que Sirron Kcuhc.

Rajesh: Para que lo sepáis; si marcas 053580 en una calculadora y la giras, puedes leer: OBSESO.

Howard: ¿Comprendes por qué las chicas no querían cenar esta noche con nosotros?

Leonard: Sí, ahora sí”.

Un libro divertido, curioso y que no pretende tanto enseñarnos matemáticas como despertar nuestra atracción hacia ellas.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario