Berlín 2020: “Onward” de Pixar domina el inicio de un festival marcado por el coronavirus y el pasado de Alfred Bauer

Berlín 2020: “Onward” de Pixar domina el inicio de un festival marcado por el coronavirus y el pasado de Alfred Bauer

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 2,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Este 21 Febrero arrancó la 70ª edición del festival de Berlín con la inicial intención de acercarse al nivel del año 2019 que nos regaló títulos tan estimulantes como “Hasta siempre, hijo mío” de Wang Xiaoshuai, “Gracias a Dios” de François Ozon o “Sinónimos” de Nadav Lapid que fue la ganadora del Oso de Oro y que recientemente ha llegado a nuestras pantallas. El actor británico Jeremy Irons se encarga de presidir el Jurado de la sección oficial, acompañado de Bérénice Bejo, Bettina Brokemper, Annemarie Jacir, Kenneth Lonergan, Luca Marinelli y Kleber Mendonça Filho, mientras que Helen Mirren será la receptora del Oso de oro honorífico de esta edición. A concurso se verán las nuevas propuestas de Sally Potter, Hong Sang-soo, Kelly Reichardt, Philippe Garrel, Mohammad Rasoulof, Abel Ferrara y el habitual Christian Petzold.

La holandesa Mariette Rissenbeek y el italiano Carlo Chatrian (ex responsable de Locarno) asumen el relevo de Dieter Kosslick que estuvo al frente de la Berlinale durante 18 años. La nueva dirección del certamen se enfrenta a su pasado en concreto a la figura del jurista Alfred Bauer, quien fuera el primer director del certamen, cuya presunta conexión con el Tercer Reich, llegando a ocupar un papel en la política cinematográfica del gobierno de Adolf Hitler tal y como ha publicado el diario alemán Die Zeit, ha llevado a la institución a iniciar una investigación más exhaustiva y a suspender con efecto inmediato la concesión del galardón que lleva su nombre y que está destinado a reconocer a aquellas obras que abran una nueva perspectiva en el arte cinematográfico.

A pesar de que no monopoliza el foco mediático, el Festival de Berlín cuenta con un presupuesto que oscila en los 18 millones de euros y que no se aleja demasiado de lo que se invierte en esa gran feria de las vanidades que es el Festival de Cannes. La razón principal reside en su mercado (el European Film Market) que es el segundo más importante del cine europeo, le sigue superando el que se celebra en la Costa Azul durante el mes de Mayo. La alerta sanitaria por coronavirus (COVID-19) ha tenido como consecuencia la anulación de la presencia de 118 empresas chinas, así como una delegación de diversas compañías cinematográficas del país asiático. Representantes de otros países como Japón, Malasia, Taiwán, Suiza y Suecia también han cancelado su presencia en el certamen alemán.

La nueva dirección del certamen ha depositado sus esfuerzos en reforzar el cine de autor pero sin darle del todo la espalda a Hollywood, sería un suicidio y más teniendo en cuenta la inversión y las ayudas de los diferentes patrocinadores. La 70ª edición se inauguró con la proyección de la canadiense “Mi año con Salinger” de Philippe Falardeau en donde la emergente Margaret Qualley encarna a una aspirante a escritora que comienza a trabajar en una de las principales agencias literarias de Nueva York (al mando de Sigourney Weaver) y cuyo cometido es responder a los múltiples admiradores de J.D. Salinger, el autor de “El guardián entre el centeno”. Una especie de “El diablo viste de Prada” basada en la experiencia de la autora Joanna Rakoff que más allá de la siempre estimulante presencia de Sigourney Weaver no ha convencido en absoluto a los críticos.

Pixar ha utilizado la Berlinale para presentar su última apuesta, “Onward”. El film dirigido por Dan Scanlon (“Monstruos University”) y que se estrenará este 6 de Marzo se centra en la aventura vivida por un par de hermanos elfos adolescentes que tratarán de pasar un último día con su padre fallecido desde hace años. La compañía del flexo sigue apostando por una fórmula ganadora ofreciendo un producto tan conmovedor como divertido.

El primer gran nombre de esta edición de la Berlinale ha sido el de Johnny Depp pero para mal. El actor norteamericano ha estado presente en el Festival para presentar fuera de concurso “Minamata” de Andrew Levitas en donde encarna al fotógrafo W. Eugene Smith que cual Ave Fénix emergió en 1971 con un reportaje para la revista LIFE en donde se denunciaba la contaminación por mercurio en las aguas del pueblo pesquero japonés que da título al film. Depp no ha resucitado de sus cenizas con su interpretación del legendario reportero, considerado el maestro de la fotografía comprometida, porque estar tan pasado de rosca en un film tan dominado por la mediocridad ha hecho que muy pocos se lo hayan tomado en serio.

Centrándonos ya en lo visto a concurso mucho mejor le ha ido a la argentina “El prófugo” de Natalia Meta. La cinta basada en la novela de C.E. Feiling y que cuenta con un reparto en el que figuran grandes nombres como los de Érica Rivas, Nahuel Pérez Biscayart, Cecilia Roth y Daniel Hendler nos presenta a una mujer que, tras vivir un episodio traumático, comenzará a confundir la realidad con la ficción. Un psicothriller que requiere de la suspensión de la incredulidad debido a un juego retorcido que inicia con el espectador y que le asemeja al cine de David Lynch y Brian De Palma y al giallo italiano.

La italiana “Volevo nascondermi” de Giorgio Diritti se centra en la figura del pintor suizo Antonio Ligabue que tras ser expulsado de su país natal a inicios del siglo XX trató de recomponerse en Italia. No lo tuvo nada fácil debido entre otras cosas a los demonios personales que arrastraba pero tras la Segunda Guerra Mundial su obra se vio reconocida. Elio Germano con su composición de un artista deforme ha logrado ofrecer un espectáculo tan irritante como encomiable y sería fácil apuntarlo en la lista de futuribles galardonados de esta edición.

La estadounidense Kelly Reichardt ha presentado “First cow”. Un drama ambientado en las profundidades del Oregón de inicios del siglo XIX, un territorio hostil que sirve de escenario para la unión entre el cocinero de un grupo de expedicionarios y un misterioso inmigrante procedente de China. La autora de “Wendy and Lucy” sigue siendo fiel a la austeridad y al rudo lirismo para narrar esta historia de dos pacifistas entre seres embrutecidos que invita a la reflexión a pesar de no haber tenido una acogida unánime en el certamen.

El francés Philippe Garrel con “Le sel des larmes” sigue dando muestras de que es el heredero natural de Éric Rohmer aunque en esta ocasión no ha terminado de rematar la jugada. Habla de la masculinidad tóxica a través de un joven que se traslada a París para ingresar en la universidad y que no perderá el tiempo seduciendo a toda fémina que se le ponga delante.

La sección Generation Kplus es el escenario en donde se presenta el film “Las niñas” que supone el primer largometraje de Pilar Palomero, quien ha gozado de muy buenas críticas con sus cortometrajes “La noche de todas las cosas” y “Zimsko sunce”. El film cuenta la historia de Celia, hija de una madre soltera que trata de buscar su sitio en un colegio religioso de la España de 1992. Andrea Fandos y Natalia de Molina protagonizan esta cinta que se verá en el próximo festival de Málaga y que tratará de seguir los pasos de la premiada “Verano 1993” de Carla Simón.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario