“Bibliotecas. Una historia ilustrada”

“Bibliotecas. Una historia ilustrada”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Este nuevo libro sobre el mundo de las bibliotecas, combinando con otro reciente, permiten un viaje histórico del que disfrutarán todos los que amamos los libros de papel, de madera. La palabra latina “liber”, la raíz de libro, al igual que la alemana “buch”, de donde procede la palabra inglesa book, se refieren a la madera.

Título: “Bibliotecas. Una historia ilustrada”

Autor: Stuart A. P. Murray

Editorial: La esfera de los libros

Hasta la invención del papel, más del 40% del coste de un libro estaba en el pergamino. Un fabricante de papel habilidoso podía producir miles de hojas en el mismo tiempo que podían convertirse en vitela o pergamino solo unas pocas pieles, y muchos libros necesitaban la “cooperación forzosa” de entre 100 y 200 animales. Cuando los copistas europeos cambiaron de las mayúsculas a las minúsculas, el papel y una letra de menor tamaño hicieron que hubiera más libros disponibles, y con la llegada de la imprenta en el siglo XV comenzó la revolución. Pero esta obra se inicia más atrás, en los restos de decenas de miles de tablillas de cerámica enterradas en los primeros espacios dedicados a conservar información.

Nos lleva por las bibliotecas más importantes de la Grecia clásica, la antigua China, la Inglaterra renacentista o la Norteamérica contemporánea, siguiendo el esquema de…

• Las bibliotecas de la Antigüedad.
• Las bibliotecas europeas de la Edad Media.
• Asia y el Islam.
• Del Renacimiento a la Reforma.
• La gente del libro.
• Las bibliotecas en la Norteamérica colonial.
• Las bibliotecas en los comienzos de los Estados Unidos.
• El movimiento bibliotecario.
• La organización del conocimiento.
• Bibliotecas, bibliotecarios y centros audiovisuales.
• Bibliotecas del mundo entre las que destacan: La Nacional de Francia, la Británica, la Nacional Austriaca, la Biblioteca Nacional de Rusia, la Pública de Toronto, la Biblioteca de la ciudad de Nueva York, la Pública de Boston, la Nacional Alemana, la Biblioteca de Londres, la Nacional de Australia, la de Alejandría, la de la Universidad de Harvard, la Nacional de la India, de la Universidad de Cambridge, la Vaticana…

El prólogo (Prologo.txt) lo firma un bibliotecario de renombre en el mundo anglosajón, donde el autor pone más veces el foco. La editorial española se encarga de llenar el hueco que el autor deja en nuestro país la Biblioteca Nacional de España que se remonta al año 1711 cuando el futuro Felipe V ordenó la creación de una Librería de Palacio a sugerencia de Melchor Rafael de Macanaz, catedrático de la Universidad de Salamanca. Esta primera biblioteca contó con los 8.000 volúmenes (impresos y manuscritos) traídos de Francia por el nieto de Luis XIV, sumados a los de la colección del arzobispo de Valencia y los 2.234 volúmenes de la llamada Librería de la Reina Madre, ya existente en 1637 en la Torre Alta del Alcázar de los Austrias.

Un año después se autorizó al público el uso de esta colección, que para entonces ya contaba con 28.242 libros impresos, 1.282 manuscritos y 20.000 medallas; y donde hoy se conservan más de 28 millones de objetos, de los cuales 15 millones son libros. Cuenta asimismo con 143.000 periódicos y revistas, 4´5 millones de fotografías, carteles, etc…, 510.000 partituras musicales, 500.000 mapas, 600.000 registros sonoros, 90.000 registros audiovisuales y más de 500.000 microformas. A esto se unen más de 3.000 incunables, 2.000 códices medievales, 600 manuscritos iluminados, 10.000 piezas de teatro e innumerables autógrafos. Es muy importante también su colección de más de 23.000 manuscritos, entre los que se cuentan ejemplares griegos y latinos, dos cuadernos de Leonardo Da Vinci, el Códice Daza escrito por Lope de Vega, el manuscrito del Cantar del Cid, etcétera.

A partir del 2008 la BNE puso a disposición del público la Biblioteca Digital Hispánica, donde se pueden consultar y descargar de forma gratuita todo tipo de materiales, desde libros hasta incunables, pasando por fotos y mapas. Existe asimismo la Hemeroteca Digital, creada un año antes y donde igualmente se pueden consultar cerca de un millar de cabeceras de periódicos y revistas.

Stuart A. P. Murray, especialista en Historia de Estados Unidos, lleva casi 40 años editando y escribiendo historia y también ha trabajado como reportero y director de revistas y periódicos. El recorrido que propone es atractivo, trufando bien la historia y las bibliotecas que la conservan.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario