Cannes 2010: Un Bardem inmenso y la espantada de Godard

Cannes 2010: Un Bardem inmenso y la espantada de Godard

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Ganó en San Sebastián y en Venecia en dos ocasiones y desde hoy a Javier Bardem se le ha puesto muy de cara para repetir triunfo como actor en otro gran Festival. Desde ya encabeza las quinielas al premio a mejor actor por su personaje en “Biutiful”, un papel en el que Bardem defiende las interpretaciones comedidas. Y es que sólo con ver su rostro ya se está viendo a su personaje. Sorprende el poco diálogo que tiene en la película y como clava su papel. La crítica y la prensa se ha volcado con su interpretación y el actor español ya ha tenido que quitarse encima la presión de un posible premio diciendo que más que nunca el premio ha sido participar en una película que deja poso al espectador y que fomenta la reflexión. Bardem da vida a un delincuente enfermo que pulula por los bajos fondos de Barcelona. Algunos comparan a Bardem con el talento de Marlon Brando y otros no se cortan en decir que es la mejor interpretación de su carrera, cosa que a estas alturas ya es decir mucho. Por suerte o por desgracia, Bardem se come la película que sin él podría haberse ido de Cannes con el rabo entre las piernas.

Por primera vez en su carrera, Iñarritu apuesta por una narrativa lineal. En ella Bardem con el peso de la historia de Uxbal, un bala perdida, un tipo con mil trapicheos que bordea la ilegalidad y que tan pronto colabora con inmigrantes chinos como con manteros africanos mientras intenta sacar a flote a dos hijos y llevar por el buen camino a su mujer. Cannes2010JavierBardemBiutifulTodo mientras habla con los muertos y deja patente una personalidad bipolar. Una película sucia y que se centra en la Barcelona marginal no en la de postal por la que Bardem paseó en “Vicky Cristina Barcelona”. A Iñarritu parece que le ha sentado mal no contar con Guillermo Arriaga, con el que formó un gran tandem en “Amores perros”, “21 gramos” y “Babel”, porque el guión de la cinta tiene muchas lagunas e importantes problemas de ritmo que provocan que la película tenga un arranque lento y dificultoso en los primeros 45 minutos de la cinta. El guión navega en demasiados frentes que no terminan de llegar a nada: familias desestructuradas, marginación, la explotación en el sector inmobiliario, corrupción policial, emigración… La cámara pasea superficialmente porque todo gira a través de los ojos del personaje de Bardem que tiene que echarse la película a sus espaldas.

La revista de prensa lo deja claro: “Bardem es una apuesta segura. Como un partido de la selección española de baloncesto o un concierto de Franz Ferdinand” (20 minutos), “Javier Bardem lleva a cabo la mejor interpretación de su carrera” (RTVE), “Biutiful tiene en Javier Bardem su principio y su final, la chispa que abre el círculo y el colapso que lo cierra, el todo y la nada y su absoluta razón de ser” (El País), “Soberbia actuación de Bardem” (ADN), “Él solo, física y volcánicamente transformado en uno y ciento. Bardem se apodera de la pantalla con una avidez de lobo hambriento. Explosivo, ‘brandoniano’ (de Marlon) y voraz. Inmensamente inmenso (…) Bardem no actúa, se come cada uno de los personajes en un desmesurado ejercicio de poder. Se nota porque si uno se fija bien, las horas se cansan y, desmayadas, se caen. Prodigioso” (El Mundo).

Cannes2010JeanLucGodardAusenciaEl que se ha lucido es Jean-Luc Godard que presentaba película fuera de concurso y al que todavía están esperando. “Queridos Thierry Frémaux, Wild Bunch, Vega Films, Alain Sarde; debido a problemas de tipo griego, no podré ser su invitado en Cannes. Amistosamente, Jean-Luc Godard”. Uno de los venerados del cine de autor y de Cannes, aquel que hace 50 años presentó “Al final de la escapada”, ha preferido quedarse en su casa de Suiza después de jugar al despiste y tener a la organización pendiente de si finalmente asistía o no. Iba a presentar la experimental “Film socialisme”, capricho del director que de no ser de él seguramente no estaría por el Festival. Godard sigue teniendo a sus acólitos y Libération ha señalado que casi mejor que no haya existido. Total, Godard está por encima de todo Festival para la gafapastería de autor.

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario