Cannes 2012: El universo de Wes Anderson, la chaqueta de Bill Murray y Sacha Baron Cohen en dromedario

Cannes 2012: El universo de Wes Anderson, la chaqueta de Bill Murray y Sacha Baron Cohen en dromedario

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

El equipo de “Moonrise kingdom” encabezado por Wes Anderson ha llegado a Cannes abriendo la 65ª edición de Cannes. Un Festival que, a pesar de la crisis, sigue mostrando todo su poderío tanto a nivel presupuestario como de programación. Más de 4.000 enviados especiales están siguiendo una edición que, si bien tiene difícil volver a sacar al mundo a una “The artist”, tiene en la sección oficial el paradigma de todo lo que supone este certamen para la cinefilia mundial. Wes Anderson llega por primera vez a la sección oficial con su séptimo largometraje. Durante todo este tipo, el personal director ha sabido marcar un sello propio que ya ha pasado de ser apreciado sólo por reducidas corrientes de opinión a ser reconocido a un nivel más global. Esa madurez artística se ha demostrado recibiendo el honor de abrir el certamen de este año.

Las primeras críticas no han dudado en aplaudir lo nuevo de Anderson. Eso si, sin excesivas emociones. Es un paso más dentro de una carrera, siempre interesante y personal, pero no es su gran obra. Lo que si que logra ser, según estas opiniones, es una nueva radiografía de las relaciones familiares y personales, algo siempre presente en su cine con repartos habitualmente corales, así como el amor como motor de todo. Algo que ya hemos visto en “Los Tenenbaums. Una familia de genios”, “Life aquatic”, “Viaje a Darjeeling” y “Fantástico Sr. Fox”. Una vez más, utilizando para ello una estética muy cuidada, vistosa, preciosista y reconocible, para reflejar la historia de dos preadolescentes de 12 años que quieren vivir su amor alejado de los demás escapando del campamento en el que se encuentran durante un verano de 1965. Todo el pueblo iniciará su búsqueda lo que supondrá el desencadenante para hablar, con ternura y acierto, de esa pulsión sentimental, además de para caracterizar (e incluso caricaturizar) a cada uno de los personajes del mundo adulto que van apareciendo por la película. Desde el monitor boy scout interpretado por Edward Norton hasta el sheriff de Bruce Willis. Una fábula, que ha escrito junto a Roman Coppola, que se ve con una sonrisa pero que sufre ser víctima de su propio estilo y de un guión algo efectista. Y es que ya se sabe que un envoltorio demasiado cuidado tiende a descuidar algunos otros aspectos de la cinta y que, además, ese toque naif la convierta en demasiado ligera para un público festivalero ávido de grandes dramas y torturas personales. Lo que está claro es que Anderson no encuentra con esta película nuevos seguidores y tu opinión del director no cambiará tras verla.

Dentro del amplio reparto hay que destacar a Bruce Willis y Edward Norton (que ha alabado como Anderson ha logrado crear con el tiempo un grupo de actores propio de compañía teatral ambulante), los más solicitados en sala de prensa, pero ha sido Bill Murray con una comentadísima chaqueta tapizada a cuadros (sobre un pijama también a cuadros) el que ha sido el gran protagonista de los primeros flashes. También se ha podido ver a otros actores de la cinta como Tilda Swinton, Jason Schwartzman y Bob Balaban. Puedes ver algunos clips de la película aquí.

Mención aparte merece Sacha Baron Cohen que está en Cannes promocionando “El dictador” caracterizado como el General Aladeen acompañado por un séquito de bellas mujeres y fieles sirvientes. Bajo un paraguas y unas gafas de sol que le protegía del sol y un uniforme de jugador de polo lleno de condecoraciones, el actor (o el personal) ha terminado eclipsando todo lo demás recibiendo todas las miradas de la prensa y los curiosos. Tras atracar su yate en el puerto (con fiesta y baile con la modelo ex de Clooney Elisabetta Canalis), el actor, que tuvo que abandonar el proyecto de “Django desencadenado” para atender a esa parte comercial del cine en la que está en su salsa, ha conseguido que el Hotel Carlton se haya customizado como réplica de su mansión y que a lomos de un dromedario haya estado a punto de caerse de culo siendo una de las primeras grandes instantáneas de este Festival. Y es que Cannes muestra las múltiples dimensiones de las que consta el cine.

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario