Cannes 2015: La masterpiece llegó con “Inside out” de Pixar

Cannes 2015: La masterpiece llegó con “Inside out” de Pixar

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

No le ha podido sentar mejor a Pixar el año sabático sin estrenar película (2014) ya que, anclado preocupantemente en la secuelitis que es lo más recurrente cuando te acomodas en el éxito, ha vuelto de manera refrescante con uno de sus mejores trabajos, si no el mejor de la compañía. Sí, no se nos caen los anillos en decir que la cinta es igual (o incluso supera) a los grandes tótems de esta marca aliada con Disney y entre las que están la trilogía de “Toy story”, “Los increíbles”, “Buscando a Nemo” o “Up”. Y es que la cinta entretendrá a los más pequeños, ante el dinamismo y energía de sus personajes, y también a los mayores fascinados por ese mensaje que deja sobre la realidad de cuáles son las cosas más importantes de la vida. Y es que, acostumbrados a ver tanto drama social, “Inside out” logra con maestría hablar del cambio de prioridades y del siempre complicado pero apasionante paso de la infancia a la adolescencia. Que se presente fuera de concurso no es óbice para que marque uno de los hitos de esta edición.

“Inside out” ya tiene un arranque más que prometedor cuando, ante el nacimiento de una niña, comienzan a aparecer de manera magistral dentro de su cerebro una serie de emociones que son las que marcan el carácter y psicología humana. Alegria, Miedo, Ira, Asco y Tristeza coexisten y colisionan en su mente cuando es obligada a abandonar su hogar para trasladarse con sus padres a San Francisco y tiene que iniciar una nueva vida conociendo a gente e intentando adaptarse a su nuevo entorno.

Cannes2015Dia6Insideout01

La cinta encierra momentos de gran ternura y verdad cuando vemos los primeros años de una niña que sirven también para presentar a cada uno de esos sentimientos que, por supuesto, también tienen réplica en la mente de sus padres, el resto de persona y hasta animales (como descubriremos en unos descacharrantes e ingeniosos créditos finales). ¿Es “Inside out” una cinta para críos o para el público amplio y exquisito que ha intentado conseguir Pixar a lo largo de estos años? Un espectador que se deja llevar por la emoción y la reflexión de una buena historia con la que todos nos sentimos identificados, en este caso sin excepción y hayamos vivido o no una historia de amor a lo largo del tiempo como la que contaba de manera resumida los minutos iniciales de “Up”.

La cinta, de sólo hora y media de duración, podría haber sido un proyecto menor de la compañía pero se nota que se ha cuidado el aspecto técnico al máximo y se ha pulido al extremo un ingenio desbordante que brota gracias al ritmo que imprime la dirección de Pete Docter (codirector de “Monstruos S.A.” y realizador de “Up”) y el guión de Pete Docter, Meg LeFauve y Josh Cooley acompañados siempre de la música de Michael Giacchino. Un equipo que se conoce y que ha dado un paso más en su colaboración conjunta. Es de una grandeza inusitada como la compañía ha logrado ofrecer, de una manera en apariencia tan sencilla, efectiva, entretenida y emocional, uno de los momentos de la vida que todos pasamos y hacerlo accesible para todos los espectadores. Y es que la cinta incluso bordea el drama social cuando se coloca en el momento exacto en el que la niña protagonista puede “perderse” para siempre tras una infancia feliz o agarrarse en cambio con cabeza, y gracias al cariño de los que le rodean, a una fase crucial en su vida. Pixar se confirma como un oráculo de nuestro tiempo que desde su diván animado nos pone la misma vida pasar, casi sin darnos cuenta, y tratar temas tan importantes como el sacrificio de los padres, las relaciones de pareja, los cambios de prioridades cuando se pasa de la mente infantil a la adulta y las distintas reacciones que se generan en nuestra cabeza ante determinados estímulos que encontramos a lo largo de la vida.

Cannes2015Dia6Insideout02

Sorprende que en un festival con gran presencia de las mujeres, ya que la mayoría de las historias nos presentan a protagonistas femeninas fuertes y decididas que llevan el timón de sus propias vidas, nos encontremos con la primera gran heroína de la factoría. No estamos hablando de la niña, sino de Alegría, uno de los sentimientos que es el que acaba liderando y coordinando a todos los demás para que la niña no pierda esa forma de ver la vida llevada desde que dio sus primeros gateos. Es muy acertado por parte de Pixar mostrar cómo, si en la mente de la niña Alegría es la que lleva la voz cantante, en la de las madres es la versión adulta de Tristeza y en la del padre la bigotuda de Ira. Impagables momentos, por cierto, jugando casi con la guerra de sexos de la comedia clásica. Y es que, conforme vamos creciendo, perdemos esa gracia e inocencia de la infancia para perdernos en sentimientos más oscuros y lúgubres fruto de las frustraciones generadas, el peso de las responsabilidades o de una vida que nos golpea sin posibilidad de desarrollarnos de otra manera. Y es que no es casualidad que al final de la película estrenen los sentimientos de la protagonista un nuevo cuadro de mandos, necesario ante la mayor complejidad que implica la vida adulta. En la cinta, además de Alegría, cobra gran protagonismo el personaje de Tristeza (que a pesar de ello lo que genera es por su aspecto y forma de ser una gran ternura) y esa interacción de ambas será clave para el desarrollo de la cinta y la personalidad futura de la niña. Aun así, y además de los otros tres sentimientos, surgen una serie de personajes secundarios que de manera breve dan los toques necesarios de ternura, humor y también analogía psicológica, destacando ese amigo imaginario de la infancia en forma de elefante rosado que terminará siendo consciente de que su tiempo ha pasado y que será clave en el desenlace.

En definitiva, la experiencia que nos ha ofrecido hoy Pixar en Cannes ha sido una de las más disfrutables que este que escribe recuerda en una sala de cine. Pocas veces una película ha contado cosas tan importantes de manera tan fresca, ingeniosa y dinámica. Todo ayudado por un reparto de voces en su versión original que da vida a los personajes, destacando a Amy Poehler (Alegría), Phyllis Smith (Tristeza) o Mindy Kaling (Asco), todas ellas representantes de la comedia televisiva USA actual.

Cannes2015Dia6InsideoutPhotocall

Mientras nosotros decidimos si volver a verla en algún pase futuro aquí en Cannes, desde estas páginas recomendamos fehacientemente una película que seguramente recordaremos siempre y que supone la vuelta por sus fueros habituales de esa fábrica de sueños contemporáneos y animados que es Pixar. Desde luego, debería de seguir el camino de “Up” y “Toy Story 3” como próxima nominada al Oscar a mejor película y muy buenas películas tendrían que aparecer los meses venideros para que, si fuera un hipotético académico, no le diera el voto.

¡No te la pierdas! Este Cannes ya vale la pena por películas como esta (curiosamente tanto “Inside out” como la nueva de “Mad Max” han revitalizado y dado vida a un festival que siempre languidece con un tono de películas bastante similar) demostrando que la grandeza del cine, al igual que en la vida, reside en esas historias que no renuncian a que el entretenimiento evasivo y disfrutable encierre historias de gran calado casi sin que nos demos cuenta. La masterpiece que hasta ahora no habíamos encontrado en el certamen. La ovación, entre risas y sollozos, no ha podido ser más merecida.

Cannes2015Dia6Insideout03
Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Karltroubles - 20.05.2015 a las 01:51

El guión de “Inside Out” no fue escrito por Michael Arndt, sino por Pete Docter , Meg LeFauve y Josh Cooley. Además está co-dirigida por Ronaldo del Carmen. Por otro lado, es bastante refrescante ver otra buena película de Pixar, habiendo esperado tanto.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario