Conexión Oscar 2012: Los guiones

Conexión Oscar 2012: Los guiones

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Toca repasar los guiones nominados. Habitualmente la categoría de guión original ha sido terreno para el cine independiente en los últimos años pero los nominados de este año confirman el poco éxito del cine indie USA este año ya que incluso han tenido que recurrir al cine de habla no inglesa para completar un buen quinteto. En cambio, la categoría de mejor guión adaptado llega con un gran nivel este año aunque sólo dos trabajos parten con opciones reales de victoria. El apartado de guión siempre sirve para impulsar a una película al premio final pero quizás este año no sea tan determinante.

Los candidatos

Guión original

Asghar Farhadi (Nader y Simin, una separación)
Puedes leer o descargar el dossier de prensa con detalles del guión
Michel Hazanavicius (The artist)
Puedes leer o descargar este guión
Kristen Wiig y Annie Mumolo (La boda de mi mejor amiga)
Puedes leer o descargar este guión
J.C. Chandor (Margin call)
Puedes leer o descargar este guión
Woody Allen (Midnight in Paris)
Puedes leer o descargar el dossier de prensa con detalles del guión

Que reconfortante sería ver a Woody Allen con el cuarto Oscar de su carrera (después del de dirección y guión por “Annie Hall” y el de guión por “Hannah y sus hermanas”). Con su nominación al mejor guión original por “Midnight in Paris”, Woody Allen sigue superando a Billy Wilder en esa categoría. Es su 15º nominación como guionista mientras que Wilder obtuvo 12. En total Woody Allen suma ya 23 candidaturas por las 21 conseguidas por Wilder. El éxito crítico y económico de “Midnight in Paris” ha propiciado que la categoría reina se abriera nuevamente para Woody Allen 25 años después. Desde luego sería muy tentador premiar a Woody Allen en la que puede ser la última gran oportunidad para hacerlo. Teniendo en cuenta que no tiene posibilidades en las otras tres categorías en las que compite, sería un buen premio para “Midnight in Paris” el reconocimiento por ese guión lleno de encanto y nostalgia. Un trabajo en el que, al igual que en “La rosa púrpura del Cairo”, Woody Allen juega con la fantasía pero lo hace tan bien que hace que no chirríe que un tipo viaje en el tiempo al París esplendoroso de los años 20. Allen se toma licencias y retrata con pinceladas algo caricaturescas a los protagonistas de esa época, pero el recorrido por este realismo mágico funciona sin que el espectador pida explicaciones. En caso de ganar el Oscar, será con 76 años el guionista más veterano en ganar esa estatuilla tras David Seidler que ganó el año pasado por “El discurso del rey” con 73 años.

El único problema para Woody Allen es competir con el caballo ganador de la noche. ¿Es posible que “The artist” gane mejor película y pierda el de guión?. A pesar del hechizo que provoca “The artist” en muchos espectadores, no es que el guión sea precisamente lo más alabado de la película de Michel Hazanavicius. Son sus referencias, el montaje, la música y el carisma de sus actores (además de la intensa campaña de los Weinstein) lo que ha logrado el milagro. El guión se limita a coger varios clichés del cine mudo desarrollando una historia de ascenso y caída, romance y nostalgia del tiempo pasado y miedo a los cambios, que el cine ha tratado en cientos de ocasiones. La última película que ganó el Oscar de película y perdió el de guión fue “Million dollar baby” en 2005 por lo que no necesariamente tendría Hazanavicius que ganar este premio para ganar el de mejor película. No obstante, el efecto arrastre del caballo ganador de la noche es el principal hándicap para Woody Allen.

Se limitan a completar el quinteto tres trabajos muy distintos que dan a sus autores sus primeras nominaciones en estos premios. “La boda de mi mejor amiga” ha demostrado que las chicas también pueden ser gamberras y la película ha sido el gran éxito del género este año incluso consiguiendo una nominación al Oscar para una de sus actrices. Kristen Wiig y Annie Mumolo (sobre todo la primera) son habituales del Saturday Nigth Live y Wiig se ha convertido en una de las grandes cómicas del momento. A la Academia le gusta premiar a los actores que lo intentan en el guión (Emma Thompson, Billy Bob Thornton, Ben Affleck y Matt Damon) y la comedia suele ser premiada en este apartado pero habitualmente siempre suele ser una comedia de autor más cercana al drama (“Casi famosos”, “Lost in translation”, “¡Olvídate de mí!”, “Pequeña Miss Sunshine”, “Juno”). La cinta logra hacer reír y su principal revolución es acercar el modelo de la nueva comedia USA de Judd Apatow al género femenino.

J.C. Chandor ha conseguido la nominación por “Margin call” apoyado en las primeras menciones que recibió por parte de las asociaciones de críticos al principio de la carrera. Una película sólida que, a pesar de su jerga económica que hace que el espectador medio no capte todos los detalles, se plantea como una tragedia griega metiendo el miedo en el cuerpo en el desencadenante en 2008 de la crisis económica que actualmente padecemos. Una crítica al sistema capitalista que refleja a estos personajes como seres causantes pero impotentes ante el fin de una era y el inicio de un mundo como nunca se había vivido.

Asghar Farhadi completa el quinteto con “Nader y Simin, una separación”. Una nominación que ya se daba por hecho días antes de las candidaturas ante la campaña intensa de la distribuidora ante las pocas apuestas de peso con guión original. Cintas como “Martha Marcy May Marlene”, “Like crazy”, “Beginners”, “50/50”, “Win win (Ganamos todos)” o “Young adult” finalmente no han entrado en esta categoría. La última película nominada como mejor película de habla no inglesa y también en la categoría de guión original fue “El laberinto del fauno” en 2007. Curiosamente, esa condición no facilitó que ganara el Oscar. En cambio, en 2004 si que fue un refuerzo para “Las invasiones bárbaras” que ganó el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. En 2002 “Amélie” también fue candidata en el apartado de guión original pero no pudo hacerse con el Oscar extranjero. La cinta iraní se concibe como un drama personal y como un thriller judicial lo que le dota de ese carácter universal que va más allá de la sociedad iraní en la que se enmarca la historia. Un trabajo sobrio y sólido que, si no fuera por su carácter foráneo, pelearía directamente por el premio.

El dictamen

La apuesta: Woody Allen (Midnight in Paris)
La alternativa: Michel Hazanavicius (The artist)

Guión adaptado

Alexander Payne, Nat Faxon y Jim Rash (Los descendientes)
Puedes leer o descargar este guión
John Logan (La invención de Hugo)
Puedes leer o descargar este guión
George Clooney, Grant Heslov y Beau Willimon (Los idus de Marzo)
Puedes leer o descargar este guión
Steven Zaillian y Aaron Sorkin (Moneyball)
Puedes leer o descargar este guión
Bridget O´Connor y Peter Straughan (El topo)
Puedes leer o descargar este guión

Guión adaptado se ha convertido en posiblemente la única categoría a la que puede aspirar “Los descendientes” si no quiere irse de vacío. A pesar de las esperanzas que se tenía en la película de Alexander Payne, se sigue demostrando que este tipo de cine independiente, o mejor dicho este estilo de hacer cine, tiene muy difícil triunfar en los Oscar, siempre más receptivos ante películas más accesibles y universales que las que pequeños dramas personales sin excesivos alardes técnicos que permitan ampliar su botín en las nominaciones. Alexander Payne, Nat Faxon y Jim Rash firman este guión que adapta la novela de Kaui Hart Hemmings. Un drama personal que desencadena un viaje de autodescubrimiento que George Clooney representa con su rostro en la pantalla. Es la tercera nominación en este apartado para Alexander Payne tras la candidatura por “Election” en 2000 y el premio por “Entre copas” en 2005. Para Nat Faxon y Jim Rash son sus primeras nominaciones. “Los descendientes” parte como favorita en este apartado que, como decimos, queda como el único reducto para que este tipo de cine sea premiado. El cine de Alexander Payne todavía no ha calado tanto en la Academia como para aspirar a película y director en igualdad de condiciones con otras apuestas.

Aaron Sorkin y Steven Zaillian consiguen la nominación por “Moneyball”. Los dos han salvado un proyecto lleno de problemas en la preproducción y que se convirtió en una patata caliente para Sony. Sin renunciar a la épica del deporte y a las historias de superación personal, Sorkin y Zaillian utilizan esta premisa para tratar sobre dos personas a contracorriente en un deporte en el que ya parece estar todo preestablecido y que intentan maximizar esfuerzos a través de la estadística. La película termina siendo anecdótica y esa falta de emoción hace que su mensaje pierda efectividad. A pesar de ello, el retrato de sus dos personajes principales y el desarrollo de la historia tiene el lustre del sello de estos dos autores. Es la cuarta nominación para Steven Zaillian, ganador en 1994 por “La lista de Schindler”, y la segunda para Sorkin tras su triunfo el año pasado con “La red social”. En el caso de que ganara Sorkin sería el tercer guionista en ganar el Oscar dos años seguidos después de Joseph L. Mankiewicz con “Carta a tres esposas” 1950 y “Eva al desnudo” 1951 y Robert Bolt por “Doctor Zhivago” en 1966 y “Un hombre para la eternidad” en 1967.

El matrimonio de guionistas Peter Straughan y Bridget O´Connor vienen de ganar el Bafta y tienen como principal aval el hecho de que para John Le Carré su trabajo para “El topo” suponga la mejor adaptación del autor en el cine. “Una vez en la vida, si un novelista es muy afortunado, puedes conseguir que una película hecha a partir de un libro tuyo tenga vida propia y verdad. Este es el logro de Tomas Alfredson y su equipo. Sin embargo, me han preguntado si el público norteamericano, acostumbrado a un guión y montajes rápidos, tendrá la concentración necesaria para seguir un ritmo narrativo inteligente de cierta complejidad. Yo creo que el público es mucho más inteligente de lo que nosotros pensamos. Esta es una película que entretiene magníficamente y emociona dentro de su propio ritmo, una película hipnótica que te lleva por completo. Ningún espectador podrá apartar su mirada de la pantalla. (…) Se trata de una obra de arte que se queda dentro de ti, como logran las buenas obras de arte”. Sus palabras ya lo dicen todo. El guión es sobrio y reposado pero rico, sutil y lleno de detalles propiciando ese juego de muñecas rusas que propone el texto original y que lo convierte en cine de espías de altura. Desgraciadamente, Bridget O´Connor no podría recoger el hipotético premio ya que falleció en Septiembre de 2010 a causa de un cáncer.

John Logan obtiene su tercera candidatura al Oscar por su trabajo para “La invención de Hugo” tras las conseguidas por “Gladiator” en 2001 y “El aviador” en 2005. Logan tampoco parece que vaya a correr mejor suerte este año por su adaptación del libro infantil de Brian Selznick. Su principal logro ha sido dotar de vida cinematográfica a una obra que se apoya sobre todo en las ilustraciones de la historia y que está a medio camino entre el álbum y el relato gráfico. Un trabajo ambicioso el de dar forma a esta historia encajando, además, el sello divulgativo con el que Scorsese ha querido hacer su particular lección magistral sobre los orígenes del cinematógrafo. Sólo un triunfo incontestable de “La invención de Hugo” en las principales categorías posibilitaría que este premio cayera a favor de la película más nominada de la noche.

George Clooney y su socio Grant Heslov obtienen su segunda nominación como guionistas tras la conseguida en 2005 por “Buenas noches y buena suerte” en el apartado de mejor guión original. Junto a Beau Willimon se encargan de adaptar la obra teatral de este último, “Farragut North”. Una mirada a las cloacas de las campañas electorales a través de la mirada de un joven e influenciable idealista jefe de campaña. Es la única nominación de una película que se queda algo coja en su crítica y que funcionando como thriller político no aporta un mensaje tan valiente y revelador como el de “Buenas noches y buena suerte”.

El dictamen

La apuesta: Alexander Payne, Nat Faxon y Jim Rash (Los descendientes)
La alternativa: Steven Zaillian y Aaron Sorkin (Moneyball)

Nacho Gonzalo (Coronado)

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario