Conexión Oscar 2014: Las categorías técnicas (I)

Conexión Oscar 2014: Las categorías técnicas (I)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Nos metemos en las categorías técnicas centrándonos en este post en los apartados en los que las grandes propuestas hollywoodienses buscan tener aparición testimonial en la ceremonia. Quizás muchos de los títulos den cierto déjà vu pero una película (también candidata a los máximos galardones) promete arrasar y no dejan títere con cabeza en estos apartados. La gran odisea espacial de Alfonso Cuarón tiene en efectos visuales, sonido y montaje de sonido un coto cerrado en el que imponer su ley y encontrar un trampolín que la impulse para premios mayores. Y es que… ¿alguien duda que pase lo que pase “Gravity” saldrá como la película más premiada de la edición de este año?

Efectos visuales

Los candidatos

Tim Webber, Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould (Gravity)

El equipo de “Gravity” llega con la vítola de favorito incontestable en una categoría que se pone muy a favor para la película de Alfonso Cuarón. La recreación de la inmensidad espacial en la que se mueven los dos protagonistas ha hecho Historia con un 3D más que nunca al servicio del argumento que, siendo consciente de su potencial, lleva a cabo más de una virguería, pero totalmente justificada y sin regodearse. Y es que el lograr hacer tan auténtica y real esta historia hace que el calificativo de película de ciencia ficción no le haga justicia ya que lo que vemos se nos antoja como muy probable ante la complejidad de cualquier misión espacial. La postproducción de la película fue ardua y complicada y eso propició que el estreno fijado para Noviembre de 2012 se retrasara casi un año a Octubre de 2013. Durante este tiempo, y al ser una película concebida para ser revolucionaria, el equipo tuvo que estar muy pendiente de los cambios tecnológicos marchando un paso más allá de lo concebido actualmente. Ir por delante de todo avance técnico ha contribuido a crear algo deslumbrante en un uso del 3D hipnótico, fascinante y nunca tan justificado. Todo sin obviar un CGI impresionante. Responsables de ellos son Tim Webber (nominado en 2009 por “El caballero oscuro”), Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould (ganador del Oscar por “Gladiator” en 2001 y nominado por “Superman returns” en 2007 y “Blancanieves y la leyenda del cazador” en 2013). Con el aval y la admiración de James Cameron, que ya sabe lo que es ganar en esta categoría más de una vez, este Oscar ya lleva de manera oficiosa en el saco de la película desde hace muchos meses.

Joe Letteri, Eric Saindon, David Clayton y Eric Reynolds (El hobbit: La desolación de Smaug)

El gran rival de la película es “El hobbit: La desolación de Smaug” que repite la candidatura cosechada por su predecesora el año pasado. Si en esa ocasión la película no tenía ninguna opción en este apartado, al ofrecer más de lo mismo de lo que ya habíamos visto en “El señor de los anillos”, el gran aliciente de esta entrega es la creación del dragón Smaug, valor añadido para esta trilogía y que crea uno de los personajes más espectaculares y esperados del universo Tolkien. Un dragón enorme e hiperbólico que, junto a la voz de Benedict Cumberbatch, crea un efecto realmente apabullante. A pesar de contar con algunas escenas llamativas y meritorias, como la del descenso por el río, es Smaug la joya de la corona del trabajo de Joe Letteri (ganador del Oscar por “Las dos torres” en 2003, “El retorno del rey” en 2004, “King Kong” en 2006 y “Avatar” en 2010 y nominado por “Yo, robot” en 2005, “El origen del planeta de los simios” en 2012 y “El hobbit: Un viaje inesperado” en 2013), Eric Saindon, David Clayton (estos dos últimos nominados el año pasado por “El hobbit: Un viaje inesperado”) y Eric Reynolds. Si hubiera sorpresa, está claro que caería en la película de Peter Jackson pero tras inflarle a Oscar en la anterior trilogía parece que en esta ocasión le van a reconocer lo mínimo posible.

Christopher Townsend, Guy Williams, Erik Nash y Dan Sudick (Iron Man 3)

“Iron Man 3” consigue su única nominación continuando el mismo camino que las dos anteriores películas de Marvel. La película de Shane Black ha ganado en espectacularidad e interés, respecto a la criticada anterior entrega, pero eso no ha provocado que esté presente en más apartados, propio de una saga que ya ha llegado a su madurez y que encara su declive ya que, posiblemente, no tengamos más películas individuales de Iron Man (por lo menos con Robert Downey Jr.). Unas batallas muy estilísticas y potentes y la creación del Air Force One presidencial no parecen suficientes para ofrecer algo novedoso y distinto que merezca un premio como éste, más cuando las películas de superhéroes suelen conseguir la nominación pero no alzarse con el galardón. Un reconocimiento a una de esas películas que hacen sacar músculo a la industria a nivel de recaudación pero que quedan fuera de toda opción de premio. El equipo responsable es Christopher Townsend, Guy Williams (nominado por “Los vengadores” en 2013), Erik Nash (nominado por “Yo, robot” en 2005 y “Acero puro” en 2012) y Dan Sudick (nominado por “Master and Commander” en 2004, “La guerra de los mundos” en 2006, “Iron Man” en 2009, “Iron Man 2” en 2011 y “Los vengadores” en 2013).

Tim Alexander, Gary Brozenich, Edson Williams y John Frazier (El llanero solitario)

Pues sí, “El llanero solitario” ha tenido más nominaciones al Oscar que “Al encuentro de Mr. Banks” para perplejidad de una Disney que ha visto como su fiasco del año ha tenido más presencia que la película nostálgica presentada casi como un making of de “Mary Poppins”. La película de Gore Verbinski podrá ser lo que se quiera, pero lo que no se puede negar es que ese despelote luce técnicamente de manera espectacular. Y es que sólo por las espectaculares escenas en tren, la película ya merece esta candidatura. Los responsables de todo ello son Tim Alexander, Gary Brozenich, Edson Williams y John Frazier (ganador del Oscar por “Spider-Man” en 2005 y nominado por “Twister” en 1997, “Armageddon” en 1999, “La tormenta perfecta” en 2001, “Pearl Harbor” en 2002, “Spider-Man” en 2003, “Poseidón” en 2007, “Transformers” en 2008, “Piratas del Caribe: En el fin del mundo” en 2008 y “Transformers: El lado oscuro de la luna” en 2012.

Roger Guyett, Patrick Tubach, Ben Grossmann y Burt Dalton (Star Trek: En la oscuridad)

“Star Trek: En la oscuridad” gana en profundidad y empaque respecto a la anterior película pero, si aquella incluso estuvo a punto de colarse entre las nominadas a mejor película del año, ésta ha quedado olvidada en el tiempo (siendo recordada básicamente porque en ella aparece Benedict Cumberbatch como Khan) y sufriendo que “Gravity” le haya comido el terreno en el campo de ciencia ficción. Méritos tiene, sin duda, y todo lo que rodea a la nave Enterprise merece comentario pero esta nominación es tan intrascendente como la propia película ha quedado a la hora de repasar el año 2013. Efectivo pero nada memorable. Los responsables de todo esto son Roger Guyett (nominado por “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” en 2005 y “Star Trek” en 2010), Patrick Tubach, Ben Grossmann (ganador por “La invención de Hugo” en 2012) y Burt Dalton (ganador por “El curioso caso de Benjamin Button” en 2009 y nominado por “Star Trek” en 2010).

El dictamen

Ganará: Tim Webber, Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould (Gravity)
Alternativa: Joe Letteri, Eric Saindon, David Clayton y Eric Reynolds (El hobbit: La desolación de Smaug)
Quiero que gane: Tim Webber, Chris Lawrence, David Shirk y Neil Corbould (Gravity)
Echo de menos: Pacific Rim

Sonido

El Oscar al mejor sonido premia la captación del mismo durante el rodaje y la mezcla de los mismos con los diálogos y la música.

Los candidatos

Chris Burdon, Mark Taylor, Mike Prestwood Smith y Chris Munro (Capitán Phillips)

Aunque “Capitán Phillips” se haya despeñado en las nominaciones (con la ausencia de Paul Greengrass y Tom Hanks) desde que se presentó la película el sonido ha sido lo más destacado de la cinta por lo que la película ha conseguido doblete en estas categorías. Y es que si la película tiene ese ritmo de thriller trepidante e intenso (aunque más irregular de lo que nos tiene acostumbrados Greengrass) es gracias también a haber sabido combinar el sonido de las olas, la desesperación y las señales del Maersk Alabama y las interacciones entre los piratas asaltantes en escenas tan potentes como la del abordaje. Un buen trabajo de Chris Burdon, Mark Taylor, Mike Prestwood Smith y Chris Munro (nominado este año también por “Gravity”, ganador del Oscar por “Black Hawk derribado” en 2002 y nominado por “La momia” en 2000).

Skip Lievsay, Niv Adiri, Christopher Benstead y Chris Munro (Gravity)

Nunca el espacio ha tenido tanto sonido y éste ha envuelto al espectador de una manera tan evidente como con “Gravity”, lo que convierte a la cinta en esa experiencia visual (pero también sonora) que tanto se ha cacareado desde que se estrenó la película. Un trabajo impecable llevado a cabo con determinación y en el que escuchamos desde la respiración de Bullock, la conversación con un esquimal como hilo del que tirar para la épica definitiva hacia la supervivencia, la amenaza de la basura espacial o, el silencio, el silencio más sonoro de toda la Historia del cine. Maravilloso trabajo de Skip Lievsay, Niv Adiri, Christopher Benstead (nominado en las categorías de sonido y montaje de sonido por “No es país para viejos” en 2008 y “Valor de ley” en 2011, así como por el sonido de “Gravity” y “A propósito de Llewyn Davis” este año) y Chris Munro (nominado este año también por “Capitán Phillips”, ganador del Oscar por “Black Hawk derribado” en 2002 y nominado por “La momia” en 2000).

Christopher Boyes, Michael Hedges, Michael Semanick y Tony Johnson (El hobbit: La desolación de Smaug)

Unos viejos conocidos en la categoría que imprimen el sonido habitual en las adaptaciones de Tolkien con la presencia de ese dragón que también es todo un reto desde el punto de vista sonoro. Christopher Boyes (ganador por “Titanic” en 1998, “Pearl Harbor” en 2002, “El retorno del rey” en 2004 y “King Kong” en 2006, así como 9 nominaciones más), Michael Hedges (ganador por “El retorno del rey” en 2004 y “King Kong” en 2006, más nominación por “Las dos torres” en 2003), Michael Semanick (ganador por “El retorno del rey” en 2004 y “King Kong” en 2006 y receptor de 7 nominaciones más) y Tony Johnson (nominado por “Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario” en 2006 y “Avatar” en 2009).

Skip Lievsay, Greg Orloff y Peter F. Kurland (A propósito de Llewyn Davis)

A pesar del rechazo general de la Academia a “A propósito de Llewyn Davis”, no se ha podido negar la presencia de la película de los Coen en este apartado, y es que las cintas de este tipo suelen encontrar cariño a la hora de destacar el sonido al ser muy agradecidas para el oído a la hora de votar y valorar el aspecto auditivo de la propuesta. No hay que olvidar que “Chicago”, “Dreamgirls” o “Los miserables” ganaron aquí. Ese ambiente del Greenwich Village sesentero, melancólico y humeante se da cita en esta letanía musical que no hubiera sido lo mismo sin la labor del productor T-Bone Burnett. Los responsables de este aspecto han sido Skip Lievsay (nominado en las categorías de sonido y montaje de sonido por “No es país para viejos” en 2008 y “Valor de ley” en 2011, así como por el sonido de “Gravity” y “A propósito de Llewyn Davis” este año), Greg Orloff (ganador por “Ray” en 2005 y nominado por “No es país para viejos” en 2008 y “Valor de ley” en 2011) y Peter F. Kurland (nominado por “En la cuerda floja” en 2006, “No es país para viejos” en 2008 y “Valor de ley” en 2011).

Andy Koyama, Beau Borders y David Brownlow (El único superviviente)

Este trío logra su primera nominación al Oscar por una película en la que la acción pasa a ser primordial y que se ha colado finalmente a pesar de que se intentó promocionar a la película de Peter Berg para más categorías. Sin grandes opciones no ofrece nada que no hayamos visto en cualquier película bélica o comercial ambientada en un batallón del ejército.

El dictamen

Ganará: Skip Lievsay, Niv Adiri, Christopher Benstead y Chris Munro (Gravity)
Alternativa: Skip Lievsay, Greg Orloff y Peter F. Kurland (A propósito de Llewyn Davis)
Quiero que gane: Skip Lievsay, Niv Adiri, Christopher Benstead y Chris Munro (Gravity)
Echo de menos: 12 años de esclavitud

Montaje de sonido

Montaje de sonido se encarga de crear o añadir sonidos posteriormente al rodaje de la película.

Los candidatos

Steve Boeddeker y Richard Hymns (Cuando todo está perdido)

Es la única película que difiere de las nominadas en mejor sonido y es la única candidatura para la película protagonizada por Robert Redford sufriendo las inclemencias en alta mar. Y es que en una cinta con un solo personaje y sin apenas frases la creación del aspecto sonoro se antoja primordial. Para Steve Boeddeker es su primera candidatura pero para Richard Hymms es la novena, habiendo ganado por “Indiana Jones y la última cruzada” en 1990, “Parque Jurásico” en 1994 y “Salvar al soldado Ryan” en 1999.

Oliver Tarney (Capitán Phillips)

Primera nominación para Oliver Tarney en una película que, como la anterior, precisa mucho de elementos sonoros externos para aumentar la tensión de la trama. Parece que las historias en alta mar suelen funcionar bien en esta categoría (igual que los musicales en la de sonido) ya que, además de estas dos películas, no hay que olvidar que “La vida de Pi” también consiguió nominación en esta categoría el año pasado.

Glenn Freemantle (Gravity)

Glenn Freemantle consigue su segunda nominación al Oscar, tras la de 2009 por “Slumdog millionaire” y aquí basa en la respiración de la doctora Ryan Stone todo su trabajo. Una respiración de angustia, de miedo, de incertidumbre, de resignación, pero también de determinación y fuerza. Desde luego realizar ese aspecto es lo que engrandece la interpretación de Bullock y también la propia película. La inmensidad del espacio nunca ha tenido un mejor retrato sonoro.

Brent Burge y Chris Ward (El hobbit: La desolación de Smaug)

Primera nominación para Burge y Ward logrando una candidatura que la película de Peter Jackson no consiguió el año pasado y es que, en esta ocasión, se ha destacado más el aspecto más puramente técnico que el artístico de esta entrega de la saga de la Tierra Media. Todo gira en torno al dragón Smaug, y eso les hace convertirse en opción al premio, pero tampoco parece suficiente para terminar inclinando la balanza a su favor.

Wylie Stateman (El único superviviente)

Si “En tierra hostil” y “La noche más oscura” ganaron en este apartado, ¿tiene opciones “El único superviviente? Sería toda una alegría para Stateman que suma su séptima nominación sin premio (“Nacido el cuatro de Julio” en 1990, “Cliffhanger” en 1994, “Memorias de una geisha” en 2006, “Wanted” en 2009, “Malditos bastardos” en 2010 y “Django desencadenado” en 2013). No obstante, por mucho sonido de helicópteros, explosiones y caos reinante no parece que esta cinta vaya a tener fortuna en esta ocasión en ninguna de las dos categorías de sonido.

El dictamen

Ganará: Glenn Freemantle (Gravity)
Alternativa: Oliver Tarney (Capitán Phillips)
Quiero que gane: Glenn Freemantle (Gravity)
Echo de menos: Rush

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario