Conexión Oscar 2014: Película de animación

Conexión Oscar 2014: Película de animación

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La categoría de mejor película de animación este año viene marcada por tres titulares. El primero es que Pixar ha vuelto a quedarse fuera (como ocurrió hace dos años con “Cars 2) ya que “Monstruos University” no ha terminado de convencer ni a crítica ni a público. El segundo es que, nuevamente, esta categoría demuestra ser muy global y estar abierta a distintos tipos de animación y a propuestas que vienen de todo el mundo. Este año la artesanía francesa de “Ernest & Célestine” y el nuevo trabajo siempre lirista de Hayao Miyazaki en “The wind rises” están representados. Y el tercer argumento es que Disney intentará, de una vez por todas, ganar el Oscar en una categoría inaugurada en 2002 pero que nunca ha podido premiar a las películas puramente Disney (más allá de las alianzas con Pixar) al haber quedado atrás los años dorados de la compañía. Con “Frozen, el reino del hielo” puede romperse la racha y llevarse por fin una alegría. Completan el quinteto dos apuestas comerciales de estudios potentes USA como “Los Croods: Una aventura prehistórica” y “Gru 2, mi villano favorito”.

Las candidatas

“Los Croods: Una aventura prehistórica”

Llegó en la primavera pasada y “Los Croods: Una aventura prehistórica” aseguró su nominación al Oscar gracias a las buenas críticas y al buen rendimiento en taquilla. Dreamworks sigue avanzando en el terreno animado con una película divertida y vistosa que presenta un conjunto de personajes empáticos al ritmo de la sitcom familiar de toda la vida. Una cinta que enseña a afrontar tus miedos y que tiene ese toque costumbrista en sus personajes (atención al padre y a la abuela) que la hace reconocible en sus roles y en su choque generacional a pesar de ambientarse en la Prehistoria, retratada técnicamente de manera más que notable. Criaturas fantásticas y una amplia galería de personajes hacen el resto y esa es su principal arma ya que son divertidos y se les coge cariño. 187 millones de dólares han justificado la idea de hacer una secuela. Kirk De Micco y Chris Sanders, éste último director de “Lilo & Stitch” (2002) y “Cómo entrenar a tu dragón” (2010), han sorprendido con una película, fresca, dinámica y entretenida que ha supuesto un soplo de aire fresco en un panorama en el que parece que los Estudios (incluido la tan alabada Pixar) se encuentran en una crisis de ideas que provoca que tiren de personajes ya conocidos en secuelas poco apreciadas por la crítica. No va a ganar pero que se estrenará hace un año, y que haya terminado siendo una de las mejores cintas animadas para estos Oscar, demuestra que, efectivamente, estamos ante uno de los trabajos más meritorios del año y en un punto álgido de la compañía junto a “Cómo entrenar a tu dragón”, reivindicable película que sufrió competir por el Oscar el mismo año que “Toy Story 3”.

“Gru 2, mi villano favorito”

A pesar de que la primera no consiguió la nominación al Oscar (en la edición de 2011 sólo hubo tres nominadas y nada pudo hacer frente a “Toy Story 3”, “Cómo entrenar a tu dragón” y “El ilusionista”), ésta sí que ha conseguido la candidatura viniendo respaldada por un mayor éxito en taquilla y por una mayor profundidad en los personajes que ha provocado que las críticas también hayan aupado a la película de Illumination Entertainment, filial animada de Universal que consigue su primera nominación tras estar detrás de cintas como “Gru, mi villano favorito”, “Hop” y “Lorax, en busca de la trúfula perdida”. 368 millones de dólares frente a los 251 de la anterior no pueden hablar más que de rotundo éxito convirtiéndose, junto a la candidata de Disney, en la apuesta más industrial de todas las candidatas este año. “Gru 2, mi villano favorito” quizás no tenga el encanto de la anterior, que planteaba a un villano en el interesante proceso de hacerse bueno, pero cumple como un gran divertimento familiar. El protagonista se ha ablandado y ha perdido el carisma y la sustancia (cosas de haber abandonado el mal) pero se sostiene gracias al trabajo de Steve Carell en la versión original y a los gags físicos que protagoniza junto a esos robaescenas que son las tres niñas y los Minions. Sin llegar al nivel de otras compañías, la cinta cumple como entretenimiento familiar de toda la vida y el éxito económico la ha impulsado para amarrar esta nominación frente a otras apuestas.

“Ernest & Célestine”

Teniendo en cuenta la tendencia de la Academia en reconocer a la animación artesanal hablada en francés prácticamente nadie podía apostar en contra de esta propuesta, teniendo en cuenta que este año volvían a ser cinco nominadas y que la Academia siempre ha tenido querencia por tener apertura de miras en esta categoría abriéndose al mundo y apoyando películas modestas europeas que todavía enarbolan la bandera de la animación más tradicional. Esta tierna historia de amistad de un oso y una ratoncita sigue el camino de “Bienvenidos a Belleville” (2004), “Persépolis” (2008), “The secret of Kells” (2010), “El ilusionista” (2011) y “Un gato en París” (2012) como propuestas francófonas y artesanales. Benjamin Renner, Stéphane Aubier y Vincent Patar dirigen una película que ganó el premio César 2013 a la mejor película de animación, además de conseguir 6 nominaciones a los premios Annie. Esta película busca entretener con su fábula a los más pequeños y enternecer a los adultos ante la belleza del trazo de la acuarela y ese toque naif que también le hace tener mucho encanto. Una historia ágil y satisfactoria que se sostiene en unos valores que nunca deberían parecer anacrónicos y en el que la emoción, la amistad y el sentimiento están a flor de piel llegando a ser necesario incluso llevar el clínex. Algunos pensarán que estas nominaciones son puro postureo por parte de la Academia pero desde luego que se agradece que una película como ésta, que dignifica todo lo que es el proceso y la magia de la animación desde sus inicios, esté representada en esta categoría con todo merecimiento y justicia. Un nuevo tanto para GKIDS, distribuidora que se encarga de mover este tipo de producciones foráneas para esta categoría y que ya ha impulsado las candidaturas de películas de Miyazaki o la española “Chico & Rita”.

“Frozen, el reino del hielo”

Y llegamos a todo este fenómeno musical que Disney se ha topado casi por sorpresa. Tras el éxito de “Encantada” (cogiendo todos los tópicos de las historias de princesas de Disney y dándoles un centrifugado muy satisfactorio), la compañía volvió a apostar por la animación tradicional intentando, eso sí, actualizarla un poco a los nuevos tiempos. El resultado fueron “Tiana y el sapo” en 2009 y “Enredados” en 2010. La primera sí que consiguió la nominación al Oscar y la segunda casi le dobló la cifra de recaudación con 200 millones de dólares. Ese era el camino a seguir aunque ninguna de las dos películas llegó a tener el impacto que esperaba la compañía a nivel audiovisual y cultural. Esto sí que lo ha conseguido “Frozen, el reino del hielo”, una libre versión del cuento de “La reina de las nieves” de Hans Christian Andersen que, tras varios cambios de guión, finalmente terminó superando el clásico arco argumental de princesa enamorada para reflejar con gran madurez y brillantez una historia de hermanas como pocas veces se ha visto en el cine. La música tenía que volver a ser un valor y la cinta es todo un espectáculo de Broadway gracias al trabajo de Christophe Beck y, sobre todo, la pareja formada por Robert Lopez y Kristen Anderson-Lopez, autores de los premiados musicales “Avenue Q” y “The book of mormon”. La cinta ha conquistado a la crítica por ser todo un disfrute tanto visual como argumental y musical y la taquilla se ha rendido con 370 millones de dólares recaudados (y subiendo) y siendo el mayor éxito de la compañía (a todos los niveles) desde “El rey león” ya que, seguramente desde esa película, Disney no conseguía que las canciones de una de sus cintas animadas tuvieran tal efecto lleno de versiones de las mismas por toda la red. Sólo le queda el Oscar (ya ganó el Globo de Oro y triunfó en los Annie) para rubricar todo un éxito (que claramente ha superado las expectativas que tenía la propia Disney) y que por fin haría que la mítica compañía (acostumbrado a llevarse premios musicales) engrose sus vitrinas por fin con el Oscar a la mejor película de animación.

“The wind rises”

El que sí que tiene un Oscar en esta categoría es Hayao Miyazaki que ganó en 2003 con “El viaje de Chihiro”. Y no es por quitarle méritos pero es que ese año las nominadas fueron bastante cuestionables y una de las obras maestras del nipón, que daba sopas con ondas a las otras cuatro apuestas USA nominadas, ganó con todo merecimiento y demostrando que la Academia no tenía ningún reparo en reconocer en esta categoría a lo extranjero, mientras daba una colleja a la potente industria animada reconociendo que lo mejor de la cosecha animada no había sido parido en territorio USA. Miyazaki repitió nominación con “El castillo ambulante” en 2007 y ahora consigue su tercera candidatura por un trabajo de Ghibli que narra la vida de Jiro Horikoshi, el hombre que diseño el avión de combate Zero que fue usado en el ataque a Pearl Harbor durante la Guerra del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial. Horikoshi fue piloto e ingeniero aeronáutico que llegó a desarrollar varios aviones militares. La película empieza desde la niñez del piloto hasta su cénit en el mundo de los aviones. Está basada en el manga del propio Miyazaki, a su vez basado en la novela corta “El viento se alza” de Tatsuo Hori escrita entre 1936 y 1937. Una cinta que tiene ese grado de emoción propio de su cine pero que, a la vez, se aleja de lo que es habitual en su obra para llevar a cabo un ejercicio de introspección que acaba siendo el más intenso e importante de su carrera con una gran carga melancólica y elegíaca que, sumado al anuncio de la retirada de Miyazaki, sin duda se antoja como un broche a toda su carrera. ¿Participará la Academia en la fiesta homenaje? Por otro lado, y aunque no se profundiza mucho en ello, no hay que olvidar que la cinta se centra en el creador del avión que atacó contra Pearl Harbor (esa herida todavía latente en la sociedad USA) y que, al no ser tan redonda como otros trabajos suyos, puede ser la excusa perfecta para que Disney tenga vía libre en este apartado. Eso sí, siempre quedará la hermosura visual y la evocación que propone sobre el poder de la imaginación y de ir en busca de los sueños, estando especialmente dirigida a los amantes del mundo de la aviación en el que es uno de los proyectos más personales de Miyazaki pero, quizás también como decimos, menos rotundos.

El dictamen

Ganará: Frozen, el reino del hielo
Alternativa: The wind rises
Quiero que gane: Frozen, el reino del hielo
Echo de menos: O apóstolo

Vota y comenta en el foro quién quieres que gane este Oscar

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Loli - 15.02.2014 a las 16:16

Pues yo creo que estas cinco películas demuestran una vez más que el nombre y la procedencia son lo más importante para conseguir la nominación en esta categoría. Si echamos un vistazo a las preseleccionadas había auténticas maravillas… Y ya es casualidad que con la cantidad que había hayan acabado nominadas tres películas comerciales americanas y otras bastante previsibles (de nuevo una película francesa artesanal y de nuevo Miyazaki). Está claro que los académicos han votado las que conocían sin ni siquiera haberlas visto, porque estoy seguro que alguien que hubiera visto solo la mitad de las preseleccionadas habría dejado fuera a Gru 2 y The Croods con toda seguridad.

bernardopajares - 15.02.2014 a las 18:45

Pues ya lo has dicho todo. Yo también hecho de menos ‘O Apóstolo’… y sigo deseando ver la de Miyazaki, aunque no sea de las que se escriben con mayúsculas.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario