Conexión Oscar 2015: Las categorías musicales

Conexión Oscar 2015: Las categorías musicales

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Un nombre marca las categorías musicales y ese no es otro que Alexandre Desplat que consigue un doblete en candidaturas que le hace, en teoría y si no entra en juego la temida división de votos, favorito para alzarse con su primer Oscar. 114 partituras y 79 canciones competían en los Oscar de este año y finalmente, entre las clásicas descalifaciones y omisiones inexplicables (especialmente el caso de “Birdman”), estas son las supervivientes que tienen el difícil reto (casi imposible) de intentar superar el listón de las ganadoras del año, la magistral partitura de “Gravity” y la exitosa canción de “Frozen, el reino del hielo”.

Música

Los candidatos

Alexandre Desplat (El Gran Hotel Budapest)

Es la segunda nominación que consigue Alexandre Desplat por su trabajo con Wes Anderson. El compositor francés se ha trabajado una partitura multicultural y con la que se permite juguetear aprovechando que la película también lo permite, por eso escuchamos desde cánticos tiroleses hasta gaitas, acordeones y percusión que haría las delicias de Emir Kusturica y su banda. La música juega un papel muy importante en la cinta y contribuye a esa sucesión de escenas y personajes que le dan un tono burlesco, pero no caricaturesco, al conjunto. Composición meritoria y original que, no obstante, carece del poder de una melodía característica que haga que la música se sitúe en primer plano de la historia, quedando aquí como un elemento más del conjunto (siempre presente pero nunca excesivo o chirriante) pero no como protagonista con algo que sea perdurable.

Vídeo

Alexandre Desplat (The imitation game)

Con las dos nominaciones de este año Alexandre Desplat llega a las 8 candidaturas, un registro que ha conseguido en menos de una década. Y es que Desplat es, sin duda, el mejor compositor de la actualidad y, si esto parece demasiado categórico, sí que es el más prolífico y eficaz ya que nunca se puede decir que haya patinado en una competición ofreciendo, incluso en sus trabajos más rutinarios, un gran nivel. La causa por la que Desplat no tiene todavía un Oscar es precisamente por el hecho de que siempre hayan tendido a nominarlo por el título con más presencia en la carrera más que por su mejor partitura del año. Fue candidato por “The Queen” el año que ganó el Globo de Oro por “El velo pintado”, por “El discurso del rey” en vez de por la hermanniana “El escritor” o por “Argo” el año de “El origen de los guardianes”. Este año parece ir a por todas de una vez y su baza más académica y efectiva es la de “The imitation game”, una partitura que (al igual que la película) sorprende por su calidad y eficacia a pesar de que todo proyecto de este tipo tenga que superar la etiqueta de “telefilmero”. Funciona en la fusión imagen/música y eso es muy importante ya que potencia las mejores escenas de la película y logra subyugar al espectador captando la compleja y atormentada psicología de Turing, un nombre clave del siglo XX víctima de la represión y la intolerancia. Un gran trabajo que es una de las mejores opciones de premio para una de las, todavía, favoritas en la carrera.

Vídeo

Hans Zimmer (Interstellar)

Es uno de los compositores más destacados en el campo cinematográfico pero ya suena a muy lejano su único Oscar, el conseguido en 1995 por “El rey león”. “Interstellar” otorga al músico alemán su 10ª nominación, la segunda gracias a Nolan al ser candidato también por “Origen”. Sin duda, a Zimmer, sin el que se entiende la música de cine durante la década de los 90, le ha perjudicado mucho en su carrera esa sensación de señor de una marca, de un estilo de hacer música como si fuera una fábrica industrial, con un sinfín de alumnos aventajados que han intentado copiar el estilo de papá Zimmer, rayando en más de una ocasión el autoplagio o la saturación invasiva. Zimmer parece haber espabilado un poco tras una primera década del siglo XXI en la que estuvo viviendo de las rentas y en la que volvió a demostrar lo que fue con “Sherlock Holmes”, volviendo a los Oscar nueve años después de “Gladiator”, para muchos una de las derrotas más injustas que se recuerdan en la categoría. En esta candidatura Zimmer sabe guardar silencio cuando debe, reservándose la grandilocuencia para el momento justo, apostando por un retrato íntimo que deriva en la utilización del órgano que se revela como el gran acierto de una banda sonora que termina siendo una eclosión imparable que no decepciona. Una gran partitura, pero Zimmer ha tenido ocasiones mucho más de cara para alzarse con el triunfo.

Vídeo

Jóhann Jóhannsson (La teoría del todo)

El compositor islandés consigue su primera nominación al Oscar pero ya viene de ganar un Globo de Oro por su composición para “La teoría del todo”, siendo un especialista en combinar música clásica y electrónica. En esta ocasión apuesta por lo melódico añadiendo una gran emoción a la película dirigida por James Marsh y siendo cómplice del tierno y sacrificado romance entre Stephen y Jane Hawking. Una pena para él que el momento más climático de la película no sea suyo, el tema Arrival of the birds, siendo utilizado en un documental previo. Vemos como eso al final terminó minando la candidatura de Desplat por “El discurso del rey” al utilizar música de Beethoven en el momento de mayor épica emocional de la cinta. En todo caso, Jóhannsson podría beneficiarse de la división de votos por hacer una banda sonora muy bonita para una película que, indudablemente, ha gustado mucho este año.

Vídeo

Gary Yershon (Mr. Turner)

La nominación sorpresa de este año es la de Gary Yershon por “Mr. Turner”, habitual del cine más reciente de Mike Leigh. Su música llega a ser tan hosca como el propio personaje, pero tiene su punto clásico y tierno que ayuda a que sea una de las joyas de la temporada. Tiene su gran acierto en como perturba al espectador, construyendo un juego psicológico que encaja muy bien con esas imágenes tan plásticas y fascinantes, obra de una personalidad asocial y compleja cuyos silencios se ven interrumpidos por la música como valor añadido a sus cuadros, casi como si fuera la propia alma del artista la que se expresara de esa manera. Una partitura tan preciosista como sus paisajes pero algo dura en la escucha aislada, descaradamente atonal con el fin de molestar y crear cierta angustia en el escuchante. Una banda sonora más atípica y compleja de lo que podría mostrar la película y que es un acierto que haya sido tenido en cuenta por una Academia que debe de abrazar en esta categoría diferentes estilos. Todo sea por alejarse un poco de los rutinarios nombres de todos los años que, una vez más, podían haber tenido candidatura este año tal es el caso de Danny Elfman por “Big eyes” o el sempiterno Thomas Newman por “El juez”.

Vídeo

El dictamen

Ganará: Alexandre Desplat (The imitation game)
Alternativa: Jóhann Jóhannsson (La teoría del todo)
Quiero que gane: Alexandre Desplat (The imitation game)
Echo de menos: Mica Levi (Under the skin)

Canción

Los candidatos

Lost stars (Begin again)

Una de las favoritas al Oscar este verano dándose por hecho que seguiría el caso de “Once”. Finalmente, la cinta y la canción han ido perdiendo fuelle. Una balada pop de manual que se ve lastrada por la particular voz de Adam Levine que no termina de explotar, a pesar de sus agudos krausianos, un tema que aspiraba a convertirse en un hit. Y es que las canciones de la película, algunas bastante meritorias, no llegan ni a la suela del zapato de los maravillosos temas de la anterior cinta musical de John Carney. Además, casi preferimos la versión sutil y dulce de Keira Knightley.

Vídeo

Grateful (Beyond the lights)

Séptima nominación al Oscar para la compositora Diane Warren, especialista en baladas románticas efectivas pero tópicas. Eso sí, es uno de los nombres de la industria que mejor han funcionado en las listas de éxito. No obstante, no es el caso de esta canción que, como la película, ha pasado bastante desapercibida y que está interpretada por Rita Ora intentando emular a las divas pop, de Whitney Houston a Beyoncé pasando por Alicia Keys. Tiene su punto, es pegadiza pero suena a ya escuchada antes.

Vídeo

I´m not gonna miss you (Glen Campbell… I´ll be me)

Ganador de un Grammy a su trayectoria y miembro del Country Music Hall of Fame, Glen Campbell fue el primer músico country que alcanzó lo más alto de las listas de éxito, abriendo un nuevo mundo de oportunidades para las siguientes generaciones de músicos country. Después de que se le diagnostique la enfermedad de Alzheimer en 2011, Campbell reúne fuerzas junto con su familia para emprender la lucha más grande de su vida. Documental que tira del factor emocional de la enfermedad a la hora de homenajear a una figura clave del country. Un tema folk sencillito y corriente, pero que llega en forma de lobo con piel de cordero en esta categoría por la figura que está detrás del tema.

Vídeo

Everything is awesome (La Lego película)

No veíamos algo tan loco en esta categoría desde el Blame Canada de “South Park” que, al menos, dejó uno de los mejores números representados en la ceremonia de los Oscar. Extraña nominación teniendo en cuenta que la película ni siquiera ha logrado colarse entre las nominadas a pesar de ser teórica favorita en la categoría de mejor película de animación. Oligofrénica, epiléptica y con un mensaje simple y vacío propio de un capitalista hinchado a setas. Eso sí, logró que a todos se les pegara el estribillo cuando la vieron.

Vídeo

Glory (Selma)

Palabras mayores las de la unión entre John Legend y Common. Es la única nominación conseguida por “Selma” más allá de la categoría de mejor película en uno de los “postureos” más evidentes que se recuerdan de la Historia de los Oscar. Tanto por calidad, mensaje y estilo sería una más que justa ganadora. Rap, orquesta, coros y mensajes sobre la pelea histórica de la raza negra luchando a brazo partido contra la discriminación añaden a la canción de un halo de reivindicación universal que también fomenta el voto académico, especialmente tras las críticas racistas a la institución por no incluir a ningún afroamericano entre los nominados. Además, ya gana puntos cuando tenemos a John Legend, una de las irrupciones musicales más rutilantes de los últimos tiempos.

Vídeo

El dictamen

Ganará: “Glory” (Selma)
Alternativa: “I´m not gonna miss you” (Glen Campbell… I´ll be me)
Quiero que gane: “Glory” (Selma)
Echo de menos: “Mercy is” (Noé)

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

César - 17.02.2015 a las 03:50

La categoría que siempre me toca más las narices por la sordera de los académicos. Conste que no soy precisamente un enamorado de Zimmer, de hecho creo que llevaba bastantes años instalado en el autoplagio (lo que hizo con Superman no tiene perdón de Dios) pero toda esta mediocridad suya no quita para reconocer que Interstellar sea la mejor partitura que ha visto en el cine en los últimos años. No ganará porque la película no ha gustado (a mí tampoco), de hecho Steven Price se llevó la estatuilla merecidamente el año pasado por un trabajo claramente inferior, pero sus rivales, en mi opinión, no le llegan a la suela de los zapatos. Si tenéis tiempo, y no la habéis escuchado, hacedlo, de verdad, es un lujo https://www.youtube.com/watch?v=pR_5QRO6kPM

Conste que Desplat, junto con Giachinno, me parece el mejor compositor de la actualidad, pero aún le queda por firmar una ópera prima a la que solo se ha acercado con la sublime ‘La noche más oscura’, que es la obra por la que ahora mismo debería tener un premio en su casillero.

Teclado Celtico - 17.02.2015 a las 13:13

Yo también me sumo a lo de la sordera académica. Aquí parece a veces que se valora de todo menos la música (¿Babel?): compensar a las que no van a tener premios mayores, etc, etc.

Respecto a la utilización de un tema anterior de Jóhann Jóhannsson (La teoría del todo), recuerdo que no fue un impedimento que Ludovic Bource utilizara un tema de Vértigo (para mí innecesariamente) para que ganase el Óscar por “The artist”.

Rodri - 17.02.2015 a las 18:08

Pues a mí me encantó la partitura de Desplat para “The Monuments Men”, una pena que el excaso peso de la película y su pronta exhibición nos la hayan descartado de antemano.

Thiago - 18.02.2015 a las 05:39

Mas claro no canta un gallo y la mejor banda sonora será para Jóhann Jóhannsson por La teoría del todo, pero defiendo mucho Hans Zimmer por Interstellar, En cansion original me gusta Glory por no decir ninguna, este año esta categoría parece un placebo para un candidata que se quedo con el honor de estar en película y como obvio no va ganar pues que se lleve un recuerdo de la noche del domingo.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario