Conexión Oscar 2019: Las 10 “sorpresas” que nos podemos encontrar en las nominaciones

Conexión Oscar 2019: Las 10 “sorpresas” que nos podemos encontrar en las nominaciones

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Con tanto premio previo podría parecer que ya está todo dicho de cara a las nominaciones al Oscar del próximo martes. Aun así, es conocido que todos los años el anuncio de candidatos al Oscar logra sorprendernos con algún nombre que se cae a última hora o algún otro que es rescatado con asombro de todos. Estas son algunas de las sorpresas que nos podríamos encontrar mañana.

“El blues de Beale Street” rescatada como mejor película

Muchos dan por hecho de que a pesar de que el recorrido de la película de Barry Jenkins haya sido irregular finalmente estará entre las opciones nominadas al igual que le ocurrió el año pasado a “El hilo invisible”. Una apuesta exquisita de autor reconocida por la crítica y con su toque de denuncia racial. El nuevo trabajo del director de “Moonlight” fue primera finalista al Premio del Público en el Festival de Toronto y la cinta es favorita en apartados como guión adaptado y actriz de reparto así que no dejaría de sorprender que, con más de cinco nominadas, el film no logre su hueco a pesar de su clamorosa ausencia ante el PGA, el BAFTA y el SAG.

Pawel Pawlikowski como mejor director por “Cold war”

La nominación al Bafta como mejor director para Pawel Pawlikowski ha incrementado las opciones para el director polaco a la hora de ser reconocido por una exquisita cinta que, no sólo aspira a ser la alternativa de “Roma” en mejor película de habla no inglesa, sino también en conseguir nominaciones en los apartados de guión original y fotografía. El quinteto de directores nominados del Globo de Oro y el Gremio de Directores (DGA) fue el mismo pero nunca la unanimidad se ha trasladado también a los Oscar así que, en el caso de que la Academia se ponga a jugar, nombres como Peter Farrelly o Adam McKay podrían caer en favor de Yorgos Lanthimos (el más probable), Pawel Pawlikowski (al alza en sus opciones) o Paul Schrader (un nombre tan “destroyer” como infravalorado a nivel de premios).

Ryan Coogler como mejor director por “Black Panther”

Sería la confirmación de la fortaleza del fenómeno de “Black Panther” que, casi un año después de su estreno, ha logrado mantenerse y estar a punto de ser la primera película de superhéroes en ser nominada como mejor cinta del ano. Desde luego la espectacularidad de la cinta es un hecho y a eso debe mucho la figura de un director que ha sabido crear un mundo como el de Wakanda jugando con la analogía de la evolución de la raza negra y sus avances sociales a lo largo del siglo XX. La cinta de Coogler podría o bien superar las 10 nominaciones (siendo un cambio de ciclo importante en lo que habitualmente es la Academia de cara al cine de entretenimiento) o quedarse en meras menciones técnicas. Es una de las grandes incógnitas de las nominaciones de este martes.

Lucas Hedges como mejor actor por “Identidad borrada”

La quinta plaza de mejor actor parece estar en juego entre tres nombres como son los de Ethan Hawke por “El reverendo” (el más mencionado ante la crítica), John David Washington por “Infiltrado en el KKKlan” (nominado al Globo de Oro y al SAG) y Willem Dafoe por “Van Gogh, a las puertas de la eternidad” (un consagrado con menciones de la crítica). Aun así la baraja podría hacerse más grande con la entrada de Lucas Hedges que se ha ido confirmando como uno de los actores jóvenes del momento con posibilidad de hacerse a sus 22 años con su segunda nominación al Oscar. Fue candidato al Globo de Oro, aprovechándose de la división entre drama y comedia, y su conmovedora y sobria interpretación de un joven perteneciente a una familia católica que es enviado a un centro de reformación para “curar” su homosexualidad podría finalmente tener su hueco aunque la cinta de Joel Edgerton haya quedado mucho más diezmada en la temporada de lo que parecía en un primer momento.

Nicole Kidman como mejor actriz por “Destroyer”

Fue una de las mejores interpretaciones vistas en el Festival de Toronto pero, a pesar de ello, no ha sabido solidificarse (sólo ha sido nominada por los Globos de Oro) en la quinta plaza de mejor actriz a la que también aspiran Yalitza Aparicio (“Roma”), Toni Collette (“Hereditary”), Emily Blunt (“El regreso de Mary Poppins”) o Viola Davis (“Viudas”). En “Destroyer” se vuelve a demostrar el talento de una actriz que tira su característico glamour por el sumidero dando vida a una mujer rota física y psicológicamente que, sabiendo que no puede salir a flote, intenta con su último aliento repartir e impartir justicia con unos recuerdos que, al igual que se agolpan en su cabeza de manera, pueblan la película de manera habitual durante todo el metraje, de manera caótica, lo que hace todavía más impactante la interpretación de Kidman al rescate de la cinta y demostrando así como esos hechos que sufrió la han cambiado para siempre en una encarnación exigente, de tripas para fuera y que lleva a la actriz a un viaje emocional físico y psicológico de altura. Una pena que Nicole Kidman siempre parezca que tenga que esforzarse más que otras para ser valorada.

Timothée Chalamet (“Beautiful boy”) o Sam Elliott (“Ha nacido una estrella”) fuera de la categoría de mejor actor de reparto

Timothée Chalamet ha estado presente en todos los premios de la temporada y ser uno de los actores de moda tendría que ser suficiente para asegurar su segunda nominación consecutiva al Oscar. A pesar de todo ello no hay que darlo por hecho ya que “Beautiful boy”, este drama paternofilial que pretendía ser la nueva versión de “La fuerza del cariño”, ha sido uno de los fiascos de los últimos meses y Chalamet ha tenido que remar a contracorriente siendo la única opción de la película. Precisamente por la debilidad de esa apuesta finalmente podría quedarse fuera, al igual que un Sam Elliott que por su trabajo en “Ha nacido una estrella” es el típico nombre tan fácil de nominar (suyas son algunas de las escenas más emocionales de la cinta) como de dejarlo fuera. La ventaja que tienen es que salvo Sam Rockwell por “El vicio del poder” o Michael B. Jordan por “Black Panther” no parece haber muchas más opciones.

Jonathan Pryce como mejor actor de reparto por “La buena esposa”

Aunque en “La buena esposa” sólo se hable del trabajo de Glenn Close no es raro que los Oscar rescaten a algún nombre de la nada como fue el caso de Maggie Gyllenhaal por “Corazón rebelde” para apoyar en cierta manera las opciones oscarizables de Jeff Bridges o Max Von Sydow cuando la inexplicable candidatura de “Tan fuerte, tan cerca” a mejor película. Jonathan Pryce, uno de esos actores siempre eficaces, está estupendo como ese enigmático y premiado escritor Joe Castleman entre la mezquindad y el desamparo. Con Glenn Close como firme candidata (ahora sí) al Oscar seguro que Jonathan Pryce irá sumando votos ante la visibilidad de la película y el duelo actoral que mantiene con la intérprete.

Emily Blunt como mejor actriz de reparto por “Un lugar tranquilo” en lugar de Amy Adams por “El vicio del poder”

Emily Blunt se ha convertido en la actriz de la temporada gracias a su trabajo en “Un lugar tranquilo” y en “El regreso de Mary Poppins”. Por la película de Rob Marshall, a pesar de respetar y salir airosa del legado de Julie Andrews, sus opciones se han ido diluyendo pero, en cambio, y aupada por la candidatura al SAG, la actriz bien podría ser considerada entre las nominadas a mejor actriz de reparto por su trabajo de madre silente y sufridora ante en entorno en constante amenaza en la película dirigida por su marido John Krasinski. En el quinteto de mejor actriz de reparto la que podría caer es Amy Adams por “El vicio del poder” ya que, quizás, ante la posibilidad de una nueva derrota (al no ser una interpretación incontestable carne de premio) la Academia podría preferir destacar a otra actriz que, por el momento, todavía no sabe lo que es ser candidata a la estatuilla.

“La balada de Buster Scruggs” en diversos apartados

El otro gran título cinematográfico de Netflix de este año (al margen de “Roma”) no es otro que “La balada de Buster Scruggs” de los hermanos Coen. Una de las joyas de los últimos meses y que ganó el premio al mejor guión en el Festival de Venecia por una exquisita y melancólica antología western en forma de relatos breves que los Coen han convertido en largometraje. Una pena que no esté más en la conversación pero merecería hacerse un hueco en los apartados de guión adaptado, fotografía, música y vestuario.

“Burning” fuera de mejor película de habla no inglesa

A pesar de sus muchas menciones ante la crítica (tanto para la cinta como para la interpretación de Steven Yeun), el denso y sombrío relato de Murakami podría quedarse fuera de las nominadas a mejor película de habla no inglesa por apuestas más emocionales (“Cafarnaúm”, “Un asunto de familia”) y academicistas (la alemana “La sombra del pasado”). No obstante, el quinteto parece sólido (con “Roma” y “Cold war” a la cabeza) quedando la única duda de si la plaza que queda va para Alemania o Corea del Sur.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario