Conexión Oscar 2020: ¿Es realmente “1917” una opción de consenso para el Oscar?

Conexión Oscar 2020: ¿Es realmente “1917” una opción de consenso para el Oscar?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

La celeridad de la carrera al Oscar promueve que a veces las opiniones que se vierten sobre la misma pequen de absolutistas pero no de panorámicas al haber mucho ruido y ganas de destacar más que el analizar en su justa medida. Sólo la decisión de menos de un centenar de votantes de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) ha provocado que “1917” sea vista desde ya como la nueva favorita de la temporada de premios. Y es que no sólo es por hacerse con el Globo de Oro a la mejor película de drama y a la mejor dirección sino también por el hecho de que se considere (erróneamente) que la rama de drama es la que lleva finalmente al Oscar cuando en el apartado de comedia salieron fortalecidas cintas como “Chicago”, “The artist” o “Green book” antes de alzarse con la estatuilla. Incluso “La la land” se convirtió en la película con más Globos de Oro de la Historia (7) como precursor de ese Oscar a la mejor película que sólo duró dos minutos. Y es que “Érase una vez en… Hollywood”, en verdad, se ha hecho con 3 premios en los Globos de Oro de este año y también podría ser la oportunidad de Tarantino para tener una noche de gloria que todavía los Oscar no le han brindado.

Nos estamos acostumbrando a que todos los años el cuarteto actoral no arroje sorpresas y que todas ellas se trasladen a la categoría de mejor película. Estos Globos de Oro no dejan a “1917” como favorita pero sí que abren una nueva vía que pueden representar títulos como la película de Mendes y la de Tarantino. Y es que ambos representan en sus nuevos trabajos la depuración de su oficio y, en definitiva, el amor por un estilo de hacer cine, algo que cala en una industria que todavía ve a Netflix con recelo ante el indudable ninguneo que sufrió la pasada madrugada cuando ninguna de sus series ganó el premio gordo (HBO hizo pleno) y cuando de sus 17 nominaciones en la categoría de cine (“El irlandés”, “Historia de un matrimonio”, “Los dos Papas”, “Yo soy Dolemite”) sólo sumara el premio a Laura Dern como mejor actriz de reparto.

No tenemos que olvidar que el sistema de votación del Oscar a la mejor película es el mismo que el del Gremio de Productores (PGA) por lo que será clave la luz que arroje esta institución un año más. Un voto preferencial y por consenso que destaca a la película que más ha gustado atendiendo al orden con el que se posiciona a las películas en cada papeleta y no la que más votos ha recibido. Es por eso por lo que “1917” logró sacar cabeza en los Globos de Oro frente a las apuestas de Netflix y ante el grupo tan reducido de periodistas del que, en definitiva, estamos hablando. Lo que pasó anoche seguramente da más vida a las opciones de Sam Mendes como mejor director (como vía de en medio entre Martin Scorsese y Bong Joon-ho), al encajar más en ese tipo de direcciones arriesgadas y de gran esfuerzo técnico que han sido reconocidas en los últimos años, que en mejor película donde seguramente tendrá más difícil encontrar un voto de consenso al ser una cinta a la que se alaba en forma pero que, por otro lado, también es acusada de fría en su parte emocional.

Con Sam Mendes como una alternativa a tener en cuenta en mejor director, lo que sí que se puede afirmar es que “El irlandés” tiene ahora muy difícil recuperar el terreno perdido. Hay sensación de que el “momentum” de notoriedad y reverencia alcanzado por la cinta de Scorsese  ya es cosa del pasado y que sus opciones se han difuminado tan rápido como cualquier título del catálogo de Netflix que a los pocos días se queda en el fondo de armario engullido por las novedades de turno. Una carrera, un año más, apasionantemente incierta que sigue demostrando que lo peor que le puede ocurrir a una película es recibir la vitola de favorita alejándose la Academia de todo ello pretendiendo encontrar su propia voz y, a la postre, sorprender y que no se le acuse de previsibilidad.

Es por ello por lo que una cinta como “Parásitos”, que se ha convertido en todo un fenómeno universal, traspasando fronteras, subtítulos y temáticas, y con un mensaje pertinente y global sobre la lucha de clases, salpicada de agradables toques de humor negro, sigue siendo la que puede salir más favorecida del voto preferencial. Tarantino mediante ya que éste también ha logrado que las divergencias de opiniones con las que empezó su carrera en Cannes hayan ido confluyendo en una opción de peso y de consenso en esta temporada de premios permaneciendo en el candelero estos meses y con dos categorías cada vez más de su lado como son las de guión original y las de actor de reparto. Por otro lado, apartados en los que el cine del director ha encontrado siempre un filón y que pueden ser una base sobre la que partir de cara al desembarco para poder hacerse con el premio más codiciado de la noche el próximo 9 de Febrero.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario