Conexión Oscar 2021: Actriz

Conexión Oscar 2021: Actriz

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

La cara del desarraigo, un icono cultural perseguido por su inconformismo, una madre que lucha para recomponerse, una mujer que busca justicia y una diva caprichosa y silenciada son las encarnaciones que han llevado a la nominación a Frances McDormand, Andra Day, Vanessa Kirby, Carey Mulligan y Viola Davis. No niego que estamos ante la carrera al Oscar a la mejor actriz más apasionante de los últimos años porque a pocos días de la ceremonia no sabemos quién se va a hacer con la estatuilla. En un año en el que hemos sufrido las consecuencias de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus (COVID-19) la industria ha seguido peleando gracias a las producciones independientes y especialmente a las historias impulsadas por las mujeres. Hemos seguido encontrándonos con grandes personajes femeninos y muchos de ellos se han quedado fuera como los de Sidney Flanigan ("Nunca, casi nunca, a veces, siempre"), Elisabeth Moss ("El hombre invisible"), Kate Winslet ("Ammonite") o Sophia Loren ("La vida por delante"). 

Viola Davis (La madre del blues)

Viola Davis es a sus 55 años una de las actrices más poderosas de la industria no solamente por un talento que le ha llevado a ser reconocida con dos premios Tony, un Emmy y un Oscar a la mejor actriz de reparto por “Fences” (2017), sino por su compromiso para empoderar a la comunidad afroamericana, y para ello fue determinante que protagonizase la serie “Cómo defender a un asesino” en donde el color de su piel no era el condicionante de la historia. Con “La madre del blues” ha conseguido su cuarta candidatura al Oscar, sumando las logradas por “La duda” como mejor actriz de reparto en 2009 y “Criadas y señoras” en el apartado de mejor actriz en 2012.

En “La madre del blues” de George C. Wolfe vuelve al universo del dramaturgo August Wilson, el autor de “Fences” por la que Davis ganó el Tony y el Oscar. Davis interpreta Gertrude “Ma” Rainey, una de las pioneras del blues siendo una de las primeras artistas que llegaron a grabar discos. Su mezcla del vodevil con los cánticos del sur le llevaron a influenciar a cantantes de su generación pero su carácter conflictivo y que fuera una mujer de raza negra y lesbiana fueron determinantes a la hora de ser culturalmente ninguneada, su legado fue reivindicado décadas después de su muerte en 1939. Viola Davis no es realmente la gran protagonista de “La madre del blues” pero tiene tanta presencia que los votantes se han olvidado de ello.

Ma Rainey es una diva caprichosa y conflictiva a la hora de trabajar en un estudio de grabación que no es consciente de que son los productores blancos los que realmente son capaces de mandar. A los miembros del Gremio de Actores (SAG) no les ha costado reconocerla por su interpretación de Ma Rainey pero en una categoría tan abierta como la de este año eso no le hace jugar con ventaja y más teniendo en cuenta que el corazón de “La madre del blues” radica en la interpretación de Chadwick Boseman.  

Andra Day (Los Estados Unidos contra Billie Holiday)

Con 36 años Andra Day se ha convertido en la gran revelación de la categoría de mejor actriz con su encarnación de la legendaria Billie Holiday en el film de Lee Daniels “Los Estados Unidos contra Billie Holiday”. Éste ha supuesto la puesta de largo de Day en el mundo de la interpretación después de haber desarrollado su carrera en el mundo de la música, destacando en las áreas del soul y el R&B. Fue la cantante del tema principal de “Marshall”, compuesto por Diane Warren y Common, que optó al Oscar en el año 2018.

Andra Day ha asumido el reto de interpretar a Billie Holiday, algo que en su día también hizo Diana Ross a las órdenes de Otto Preminger y que fue recompensado con la candidatura al Oscar. La cinta de Lee Daniels aborda uno de los episodios más oscuros de la ya de por sí turbulenta trayectoria de la gran dama del jazz cuando fue perseguida por el Departamento Federal de Narcóticos de los Estados Unidos por su notoria adicción a las drogas. Holiday era una figura incómoda, alguien que cantando Strange fruit denunciaba el racismo imperante y sonrojaba a la audiencia blanca por lo que había que racializar la lucha contra las drogas. Al igual que sucedió el año pasado con el trabajo de Renée Zellweger en “Judy”, que fue galardonado con el Oscar, estamos ante una mutación. La composición hecha por Day es portentosa, si es sorprendente su transformación física lo es más a nivel vocal en donde se amolda perfectamente a la difícil tesitura de la Holiday.

Es la interpretación de Day la que salva del descarrilamiento a una película que carece de alma. Andra Day fue galardonada con el Globo de Oro y se ha quedado fuera de las candidaturas al Bafta y el premio del Gremio de Actores (SAG) pero su campaña es de las más potentes de esta edición, y estamos en la categoría más mediatizada porque hacía años que no teníamos tanta incertidumbre pudiendo beneficiar a Day en la posible pugna entre Frances McDormand y Carey Mulligan. 

Vanessa Kirby (Fragmentos de una mujer)

Esta actriz británica de 33 años ha conseguido su primera candidatura al Oscar por “Fragmentos de una mujer”. Conocimos a Vanessa Kirby gracias a la serie “The crown”, en donde encarnó a la versión más joven de la princesa Margarita de Inglaterra, y por la que fue galardonada con el Bafta de la televisión y nominada al Emmy. Kirby se ha confirmado como un valor emergente de la nueva generación de estrellas, alguien que puede aunar el clasicismo de la edad dorada de Hollywood con la modernidad del siglo XXI. 

En “Fragmentos de una mujer” del húngaro Kornél Mundruzcó interpreta a Martha una joven que se enfrenta a la peor de las pérdidas que puede sufrir una mujer, la muerte de su hijo en pleno parto, y que es incapaz de lidiar con el dolor y también con el sentimiento de culpa porque fue ella quien tomó la decisión de dar a luz en su casa. Kirby hace un monumental trabajo que la emparenta directamente con las grandes damas del drama. Su personaje desciende a los infiernos y trata de buscar su propia redención sin caer en ningún momento en el exceso, ni siquiera en las escenas más dramáticas.

Kirby fue galardonada con la Copa Volpi en el Festival de Venecia 2020 y ante la calidad de esta interpretación esperábamos muchísimo más de ella en la carrera de premios porque ha quedado muy deslucida ante algunas de sus rivales. La candidatura sabe a premio y también como una palmadita en la espalda de la industria. 

Frances McDormand (Nomadland)

Frances McDormand podría ganar su tercer Oscar a la mejor actriz principal por su trabajo en “Nomadland”. La actriz de 63 años ya tiene en su estantería dos eunucos dorados por “Fargo” en 1996 y “Tres anuncios a las afueras” en 2018 y es una de las intérpretes más respetadas de la industria, no solamente por su talento sino también por su carácter combativo. Aunque sean muchas las voces que se pronuncian en Hollywood la suya suena como auténtica porque jamás ha hablado desde el postureo.

Frances McDormand ha sido como productora la impulsora de “Nomadland” de Chloé Zhao, la película de esta carrera. La actriz se enamoró del libro escrito por Jessica Bruder en donde se habla de los desahuciados de la crisis del 2008 quienes se vieron obligados a comenzar de cero en otro lugar o simplemente sobrevivir en tierra de nadie. Fern es una mujer que acaba de quedarse viuda y que ha perdido su trabajo después de que la planta en la que trabajaba cerró y su ciudad está al borde de la desaparición. Vende lo poco que tiene y se echa a la carretera con una caravana para buscar trabajo en otra parte y aunque le surjan oportunidades por parte de allegados y algunos conocidos ella se reafirma en un nuevo modo de vida, en buscar su propio destino.

“Nomadland” se ha impuesto en Venecia, Toronto y en esta temporada de premios por ser tremendamente oportuna, aunque no lo haya pretendido, porque conecta perfectamente con lo que la situación que estamos atravesando debido a la crisis sanitaria. Nos sentimos reflejados en esa mujer que va hacia la deriva, que no pierde jamás la dignidad y que quiere ser autosuficiente y McDormand se ha llevado buena parte de los premios cinematográficos de este año aunque de los notorios tan solamente ha conseguido el Bafta, probablemente la idea de que ya se ha llevado tantos galardones y su último Oscar sea tan reciente sea el freno a la hora de votarla. 

Carey Mulligan (Una joven prometedora)

La crítica se enamoró de Carey Mulligan en el 2009 gracias a su interpretación de adolescente enamorada de un hombre que le doblaba la edad en “An education” por la que logró su primera candidatura al Oscar y se hizo con el Bafta. Desde entonces la actriz británica se ha ido forjando como una de las más notables de su generación, dándole una pátina de eficiencia a cada una de sus actuaciones tanto en el cine, el teatro y la televisión. A sus 35 años logra su segunda nominación por una de las películas más rompedoras del 2020, “Una joven prometedora”.

“Una joven prometedora” supone el debut en la dirección de la también actriz y guionista Emerald Fennell. En él interpreta a Cassie, una mujer que arrastra un trauma desde los años de universidad, algo que se pasó por alto y que le llevó a tener una vida desgraciada. Ella trata de encontrar una redención y una manera de hacer justicia vengándose de los responsables de tal acto. Carey Mulligan, que también forma parte del equipo de productores del film, ha asumido un desafío con una interpretación tan compleja y en un personaje que está tan al límite, demostrando que es una actriz que no tiene reparos a la hora de asumir riesgos. Ha roto con su imagen, que es bastante formal, y no se ha librado de los comentarios sexistas por no ajustarse físicamente a un personaje que juega a potenciar al máximo la sexualidad, no se critica cuando se realizan grandes composiciones físicas o hay un elaborado trabajo de caracterización.

Carey Mulligan nos ha ofrecido la interpretación más apabullante del año, mostrándonos sin ningún tipo de tapujos al animal interpretativo que lleva dentro. Se ha llevado la mayoría de los premios de la crítica de este año y se alzó con el Critics'Choice y lo único que puede frenarla en su camino al Oscar es que “Una joven prometedora”, que es tan oportuna por estar pegada a las reivindicaciones feministas, sea considerada demasiado irritante. 

El dictamen

Ganará: Andra Day (Los Estados Unidos contra Billie Holiday)
Alternativa: Frances McDormand (Nomadland)
Quiero que gane: Carey Mulligan (Una joven prometedora)
Echo de menos: Sidney Flanigan (Nunca, casi nunca, a veces, siempre)

Mary Carmen Rodríguez 

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario