Conexión Oscar 2021: Festival de Toronto: El año que lo cambió todo

Conexión Oscar 2021: Festival de Toronto: El año que lo cambió todo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Es un año distinto, no hace falta decir lo ya sabido, y la industria, la exhibición y los festivales están en fase de reinvención pero, si bien algunos parecen más proclives a ello, otros intentan seguir con la “vieja normalidad” volviendo hacia ella aunque sea de manera acelerada. Es el caso de un Festival de Venecia que no ha dudado en seguir con el plan previsto sustituyendo a las estrellas de Hollywood de antaño por mascarillas y distancia de seguridad. Todo sea por no quedar inédito como el Festival de Cannes 2020 que sólo pudo acuñar un sello que sirviera en la difusión internacional de las películas. Algo muy distinto, pero meritorio, es lo que ha propuesto un Festival de Toronto optando por un formato virtual para la prensa e industria a través de una plataforma en la que tendrán lugar este año las proyecciones.

Algo que demuestra la distinta sensibilidad con la que se está viendo el tema del coronavirus (COVID-19) entre Europa y Estados Unidos. Si desde aquí se fomenta la cultura segura y la asistencia a salas, desde Estados Unidos (no hay que olvidar que su producción es la que nutre al Festival de Toronto) incluso muchos críticos han reprendido a Christopher Nolan ante sus prisas por estrenar "Tenet" en salas cuando la situación pandémica todavía está lejos de quedar controlada.

“El Cine de LoQueYoTeDiga” cubrirá un año más el Festival de Toronto durante las próximas jornadas en una 45ª edición a todas luces histórica por todo lo que tiene de adaptación a la “nueva normalidad” aunque, desde luego, a nadie se le escapa que esto no es más que una medida para salvar este año los muebles y no un cambio de modelo. Nadie quiere perder el paso en la temporada festivalera ni quedar inédito como el Festival de Cannes por lo que, amparándose en la necesidad de revitalizar la industria y la cultura, gran parte de los certámenes cinematográficos van a llegar a su cita aunque, por ejemplo, el Festival de Telluride (junto a Toronto el más importante en la carrera al Oscar) este año ha quedado cancelado.

Este año no habrá desayunos en la acogedora sala de prensa, ni tampoco mapaches y ardillas paseando por los alrededores del barrio chino, así como ese tiempo variable y templado con el que Toronto recibe a los visitantes la primera quincena de Septiembre. En este caso será en la comodidad del hogar (aunque eso de cubrir un festival desde la pantalla de ordenador no sea lo mismo) desde el que se presente buena parte de la cosecha de la temporada, este año diezmada por las circunstancias y con muchos menos títulos oscarizables de lo que es habitual ya que el retraso de los Oscar al 25 de Abril de 2021 ha provocado que los grandes Estudios o bien retrasen sus estrenos para el año que viene (y competir en 2022) o bien guardarse el as en la manga para futuros meses ante la incertidumbre de lo que puede pasar este otoño.

El Scotiabank, que confluye en un continuo hervidero de actividad y gente durante todo el día con pases que se encadenan en sus más de 15 salas y entre puestos ambulantes para tomarte una pizza o comprar algo de fruta, postre o dulce para matar el gusanillo, notará este año la ausencia de ese movimiento de público así como ocurrirá con el resto de teatros como los más céntricos Princess of Wales y Roy Thomson Hall, el Winter Garden y el Elgin (que comparten edificio), o el más alejado del epicentro del festival, el Ryerson, en plena zona universitaria, que siguen o bien cerrados o con limitaciones de aforo a pesar de que Canadá esté actualmente fuera del top 25 de países con mayor número de casos. Aun así, se ha decidido blindar la ciudad y evitar los visitantes que llegan del resto del mundo siguiendo los cantos del festival, especialmente los procedentes de Estados Unidos que lidera con holgura el número de casos durante toda la pandemia.

Las calles de Toronto se llenan de gente buscando fugazmente rastro de las estrellas de Hollywood, periodistas acelerados entre pase y pase, puestos ambulantes y una sensación de seguridad y camaradería cinéfila que en pocos sitios del mundo se encuentra ante lo bien organizado que está un Festival que se mueve en un timing perfecto y que permite pocas colas, un buen sistema que permite acceder a entradas para los pases de público de la tarde con tu acreditación de prensa, asistencia continua de unos voluntarios siempre dispuestos a ayudas y una sensación de confortabilidad pudiendo ver las películas que están destinadas a marcar la temporada de premios. Una intención que se ha trasladado también a este año con el fin de minimizar al máximo el riesgo de los focos de contagio desviando todas las proyecciones de prensa e industria al formato virtual.

El Festival de Toronto 2020, que se celebra entre el 10 y el 19 de Septiembre, volverá a entregar su habitual Premio del Público pero en esta edición más que nunca se rebaja la presión de encontrar aquí a la futura ganadora del Oscar. La preponderancia del cine de autor y la ausencia del cine de Hollywood hará que las películas hablen por sí mismas en esta ocasión. Además, se reduce de manera notable el número de cintas y se deja en una cincuentena de títulos cuando habitualmente eran más de 300. "El padre" de Florian Zeller, "Ammonite" de Francis Lee, "Falling" de Viggo Mortensen, "Nomadland" de Chloé Zhao y “One night in Miami” de Regina King son, quizás, los títulos que suponen un mayor reclamo pero también se verán los nuevos trabajos Spike Lee, Kornél Mundruczó, Jasmila Žbanić, Gianfranco Rosi, Chaitanya Tamhane, Halle Berry, Michelle Latimer, Nicolás Pereda, Werner Herzog, Tracey Deer, Miwa Nishikawa, Thomas Vinterberg y Sam Pollard.

El Festival de Toronto pone a disposición de la prensa acreditada, de los 1.600 habituales se ha reducido a poco más de 500, una plataforma desde la que poder ir visionando los títulos conforme se van subiendo a la misma y siempre dentro de una ventana de exhibición de 48 horas. Un Toronto atípico, incierto y visual pero siempre apasionante para una cita anual ineludible en el calendario que siempre nos da tantas alegrías y que contaremos en “El Cine de LoQueYoTeDiga” un año más porque, aunque sea en falso, la carrera al Oscar 2021 ya empieza a asomar.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario