Conexión Oscar 2021: Los guiones

Conexión Oscar 2021: Los guiones

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Las categorías de mejor guión son un buen trampolín para terminar posicionándose como ganadora de la noche. La prueba es que en lo que llevamos de siglo sólo “Gladiator” (2001), “Chicago” (2003), “Million dollar baby” (2005), “The artist” (2012) y “La forma del agua” (2018) han ganado el Oscar a mejor película sin hacerlo también en el apartado respectivo de guión. La favorita de la noche, “Nomadland”, podría hacerse con el premio al mejor guión adaptado pero es verdad que en las últimas fechas le han surgido alternativas serias más teniendo en cuenta que el Gremio de Guionistas (WGA) nunca ayuda a dar mucha luz al respecto.

Guión original

Will Berson y Shaka King (Judas y el mesías negro)
Lee Isaac Chung (Minari. Historia de mi familia)
Emerald Fennell (Una joven prometedora)
Darius Marder y Abraham Marder (Sound of metal)
Aaron Sorkin (El juicio de los 7 de Chicago)

Todos son debutantes en la categoría salvo un Aaron Sorkin que podría conseguir su segundo Oscar, una década después de ganar (en adaptado) por “La red social”. Eso sí, el Critics’Choice, el Gremio de Guionistas (WGA) y el Bafta le han quitado la vitola de favorito tras hacerse con el Globo de Oro. Emerald Fennell se ha hecho con los tres y es la categoría donde más posibilidades tiene de triunfo “Una joven prometedora”, una de las revelaciones de la temporada gracias ser una sátira feroz que pervierte géneros y que es muy pertinente en unos tiempos en los que la sociedad, en aspectos como el #MeToo, ha dicho que basta ya y que no está dispuesta a seguir soportando los desmanes y abusos de un sistema patriarcal. Fennell plasma en su guión su inteligencia y pertinencia a la hora de hablar de la cultura del silencio en una sociedad que, conscientemente o no, ha sido cómplice de muchos de sus actos de abusos, violaciones o, simplemente, desdenes y prejuicios por el hecho de ser mujer en lo referente al consentimiento sexual. Es verdad que es una cinta extrema y que, en ocasiones, cae en su propia trampa queriendo ser tan transgresora que deja a su personaje con unas motivaciones difusas que no se saben si son justicieras o propias de una psicópata que aprovecha su cruzada contra el acoso en demoler todo lo que tiene a su alrededor, incapaz incluso de abrirse al amor y confiar en los demás a pesar del trauma que arrastra. No obstante, eso no es más que muestra de una complejidad propia de estos tiempos está muy bien retratada y que termina siendo el alma de la película sosteniéndose como uno de los ejercicios más estimulantes, valientes e inclasificables de la temporada.

Aaron Sorkin sería el ganador academicista apoyado por la industria pero ni siquiera sus compañeros de Gremio consideraron que este año fuera merecedor del premio. Sólo para unos Globos de Oro que le han nominado 9 veces y premiado en tres ocasiones. Un amor que no se traduce en una Academia que lo ignoró por “Algunos hombres buenos” en 1993, “La mujer del presidente” en 1996 o “La guerra de Charlie Wilson” en 2008 y que no ha tenido reparos en dejarle fuera del quinteto de mejor dirección a pesar de que, guste más o menos, “El juicio de los 7 de Chicago” es una de las apuestas más sólidas, entretenidas y efectivas de este año. La apuesta de la plataforma Netflix corre el riesgo de seguir los pasos de “El irlandés” e irse de vacío este año a no ser que o bien este apartado o el de montaje caigan de su lado. Una vez más Sorkin se apoya en la riqueza de unos diálogos rápidos, directos e inspiradores abandonando la palabrería y la soflama tan patriotera y dogmática de otros proyectos suyos para sustituirlo por la viveza y el ritmo que se imprime en la recreación de uno de los juicios más mediáticos de la Historia. Sorkin merecería la victoria con creces pero no cuenta con la inercia ganadora de que éste sea su año.

La tercera vía podría ser Lee Isaac Chung por “Minari. Historia de mi familia” pero la película no parece llegar con tanta fuerza como para terminar desbancando a las favoritas en apartados como éste y el de mejor película. “Sound of metal” y “Judas y el mesías negro” han completado el quinteto confirmando lo fuertes que llegaron al momento de las nominaciones siendo la primera vez que las cinco nominadas a mejor guión original también están presentes en mejor película.

El dictamen

Ganará: Emerald Fennell (Una joven prometedora)
Alternativa: Aaron Sorkin (El juicio de los 7 de Chicago)
Quiero que gane: Aaron Sorkin (El juicio de los 7 de Chicago)
Echo de menos: Tobias Lindholm y Thomas Vinterberg (Otra ronda)

Guión adaptado

Sacha Baron Cohen, Anthony Hines, Dan Swimer, Peter Baynham, Erica Rivinoja, Dan Mazer, Jena Friedman y Lee Kern (Borat, película film secuela)
Christopher Hampton y Florian Zeller (El padre)
Chloé Zhao (Nomadland)
Kemp Powers (Una noche en Miami...)
Ramin Bahrani (Tigre blanco)

“Nomadland” parecía campar a sus anchas en este apartado pero el Bafta para “El padre” ha hecho que la categoría se iguale aunque, teniendo en cuenta que la cinta de Chloé Zhao llega como favorita, lo lógico es que este premio recayera de su lado. Zhao se apoya en el trabajo de la periodista Jessica Bruder transformando en la pantalla el que era un reportaje llevado a un libro y para el cual Bruder pasó más de tres años recorriendo miles de kilómetros para contarnos esta historia acompañando a algunos nómadas en su búsqueda, a una mujer en particular que, superados los 60, recorre miles de kilómetros con un remolque diminuto, su casa. Es de aquí de donde parte la inspiración para "Nomadland", logrando crear una historia conmovedora y que garantiza más la reflexión interna que el debate a la hora de comprobar como el tan publicitado estado de bienestar, si en algún momento existió, se ha venido abajo como un azucarillo poco consistente entre promesas vacías y muchos impulsos de sálvese quien pueda teniendo siempre ventaja a favor para ello los que tienen una situación más desahogada. Un trabajo profundamente anclado en las raíces de un país como Estados Unidos pero también con una vertiente emocional en su interior con las incertidumbres del presente.

Christopher Hampton y Florian Zeller son el tándem que da lustre a la adaptación cinematográfica de “El padre”, primero porque es un texto que conocen a la perfección al ser los responsables de su origen teatral, sino también por no contentarse con replicar el mismo o hacer poco más que una representación filmada (algo en lo que sí que han incurrido “La madre del blues” y “Una noche en Miami…” siendo en parte penalizadas en las nominaciones por ello) sino en aprovecharse de los recursos fílmicos para dar nuevos bríos a una historia bien armada y nada complaciente que nos introduce en la mente de un anciano transmitiendo al espectador esa confusión que tiene en la cabeza, entre lo que es realidad y ficción, las caras que ya no recuerda, o las puras ensoñaciones y los miedos más intrínsecos, todo sin salir de su apartamento y favoreciendo la intriga dentro del drama. Una historia sólida, contundente y universal que toca al espectador de cualquier lugar al conectar con el terror de sentirse incapacitado, el no valerse por sí mismo, ser un lastre para los demás o ver como la persona querida ya no es más que un pálido reflejo de lo que fue. Un rompecabezas sobre las complejidades de la mente y el sufrimiento provocado por una demencia que arrasa sin compasión con todo lo que pilla a su paso. Zeller ya prepara la adaptación de otra de sus obras, “El hijo”, de nuevo con un Christopher Hampton que fue merecedor del Oscar por “Las amistades peligrosas” en 1989 y nominado de nuevo por “Expiación” en 2008.

Kemp Powers (también coguionista de “Soul”) es el artífice de llevar también al cine su propio texto teatral aunque sin permitirse el alarde que sí que logra “El padre” al respecto. Un trabajo digno y cumplidor que lo deja todo en la fuerza y compromiso que encierran los diálogos en una época convulsa y de confusión a la hora de que cada uno estableciera el papel que quería jugar en la partida. Por su parte la sátira tan pertinente como inteligente de “Borat, película film secuela” en plena psicosis preelectoral en Estados Unidos y la despiadada lucha de clases de “Tigre blanco” también encontraron acomodo en la categoría aunque partan sin opciones.

El dictamen

Ganará: Chloé Zhao (Nomadland)
Alternativa: Christopher Hampton y Florian Zeller (El padre)
Quiero que gane: Christopher Hampton y Florian Zeller (El padre)
Echo de menos: Paul Greengrass y Luke Davies (Noticias del gran mundo)

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario