Desmontando a Sigmund: Psicología básica I: La memoria

Desmontando a Sigmund: Psicología básica I: La memoria

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Ya sé, empezamos un poco tarde el curso este año, pero estamos que es lo que cuenta y vengo con algunas novedades. Esta temporada, ahora que ya te he introducido en el mundillo, creo que estás preparado para profundizar en esto de estudiar las cabecitas así que sin más vamos a hacer un repaso por el proceso psicológico básico más explotado por el celuloide.

Como ya te digo, o como habrás deducido, eso de los procesos básicos es muy importante en psicología. Bueno, a grosso modo, la disciplina se divide en una parte “básica” y otra “aplicada”. La primera tiene que ver con los estudios que se hacen en el laboratorio de los procesos cerebrales elementales, memoria, aprendizaje, motivación, emoción, razonamiento, lenguaje. La segunda con la aplicación de esos recursos teóricos que aporta la investigación al mundo real.

A medio camino de ambas perspectivas tenemos subdisciplinas como la neuropsicología, que se nutre de lo teórico y de lo práctico al tiempo, apoyándose sobre todo en los recursos que el área de la psicobiología, la medicina en general, y la medicina neurológica en particular, aportan. Sí, mucha división de opiniones o mucha interdisciplinaridad, pros y contras, mejor no abro el debate…

También debes saber que, bueno, a lo largo de la Historia han existido varios paradigmas (estilos, filosofías, métodos de trabajo, llámalo X…), que se han ido alternando a la hora de desarrollar las distintas teorías. Así, tenemos el psicoanálisis, el humanismo, el conductismo, el cognitivismo, etc…

En lo que a este primer capítulo concierne, y en mi parecer, dos de las grandes aportaciones son la preocupación del subconsciente por parte del psicoanálisis y los diferentes tipos de condicionamiento por parte del conductismo (aunque esto último suele utilizarse más para el estudio del aprendizaje). La corriente cognitivista ha intentado recoger todo lo anterior y darle un carácter más cientificista, y bueno, ya digo que es una opinión personal, pero creo que se ha limitado a desarrollar teorías muy complejas metafóricamente, aún con una base metodológica bastante robusta de aspectos de la vida cotidiana bastante simples, que ya tenían explicaciones metafóricas aún más sencillas incluso en la literatura.

Así pues, en la actualidad, aunque el cognitivismo “lo sigue petando”, lo hace gracias al impulso tecnológico, por otra parte desde una perspectiva más neuropsicológica, y neurocientificista en general.

Con todo, a día de hoy, prácticamente sólo puedo contarte que tenemos una memoria a largo plazo, una memoria a corto plazo (bastante relacionada con la memoria de trabajo, más o menos automática, no del todo consciente, equivalente a la RAM del cacharro desde donde estás leyendo esto), una protomemoria (generadora de nuevos recuerdos) y que existe una estructura anatómica importantísima relacionada con tus recuerdos, en el cerebro, denominada hipocampo. También debes anotar que esta estructura forma parte del sistema límbico (la parte más primitiva de nuestro sistema nervioso evolutivamente hablando), que existe un nivel de memoria conocido como “registros sensoriales”, previo a la memoria a corto plazo, y que en general el lóbulo temporal parece participar en procesos memorísticos.

Bueno, respira, ya llega la parte aplicada. Como te contaba el cine y la televisión han explotado este recurso por doquier, sobre todo desde el aspecto patológico. ¿Cuántas películas sobre amnesia recuerdas? Sí, cientos. Muchas veces cometiendo errores garrafales, presentando al afectado como alguien que no recordaba absolutamente nada. Esto es difícil que ocurra, aunque entiendo que no imposible. En cualquier caso, parece que los recuerdos más longevos son los que tardan más en desaparecer, pues las conexiones que los provocan deben ser más profundas y establecidas, tal y como demuestran la mayor parte de los afectados de demencias tipo alzheimer, por ejemplo.

Para no ocupar el post con una decena de videos, citaré dos de las películas que más me han satisfecho en el tratamiento de este tema, o al menos de las que guardo un mejor recuerdo. “Recuerda” de Alfred Hitchcock y “Memento” de Christopher Nolan. Ni qué decir tiene que puedes comentarme las que quieras, y las debatiremos. Series también valen…

Vídeo

Vídeo

Adrián Ramos Domínguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario