El Batman de Christopher Nolan: Antecedentes (II)

El Batman de Christopher Nolan: Antecedentes (II)

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Continuamos con el repaso por los antecedentes del Batman cinematográfico antes de que Christopher Nolan pusiera de nuevo al personaje en lo más alto.

Luces de neón y pezones, el desastroso Batman de Schumacher

La Warner quería un Batman más luminoso, y por ello apartó a Burton (que siguió como productor) y contrató a Joel Schumacher, y el director de “Jóvenes ocultos”, “Un día de furia” o “El cliente”, se apartó del tono oscuro que había tenido la saga en sus dos anteriores películas, y se inspiro para su versión de personaje en el Batman de Adam West, de ahí salió “Batman forever”.

Así Gotham pasó de ser un lugar sombrío y gótico a convertirse en una discoteca, iluminada por luces de neón de distintos colores, además Schumacher contrataría a Akiva Goldsman que escribiría un guión flojo, ligero, infantil, y lleno de chascarrillos tontos. La historia que planteaba presentaba también a dos villanos, por una parte el fiscal Harvey Dent que se ha transformado en Dos caras después de que en medio de un juicio contra un mafioso le echaran ácido en la cara, por otro Edward Nigma “Enigma”, un científico de Industrias Wayne que desarrolla un invento para controlar las ondas cerebrales, y que clama venganza contra Bruce Wayne cuando este lo rechaza por peligroso. Ambos villanos se alían contra Batman pero esta vez no estará sólo, ya que aparece Robin “el chico maravilla”, un joven llamado Dick Grayson al que Wayne acoge después de que Dos caras matara a sus padres.

Tras la marcha de Burton, Michael Keaton rechazó seguir interpretando al personaje, así que se empezó a buscar a un nuevo actor para interpretarlo, en un principio se pensó en Kurt Russell, pero finalmente se acabó contratando a Val Kilmer que venía de interpretar a Jim Morrison en “The Doors”, el actor californiano aceptó el papel sin ni siquiera leerse el guión (quizá debería haberlo hecho).

Para Dos caras, Billy Dee Williams que ya había interpretado al fiscal Dent en la primera película de Burton estaba contratado para la secuela, pero finalmente el Estudio decidió rescindir su contrato y contratar a un actor mucho más contrastado como Tommy Lee Jones, mientras que para Enigma se acabó contratando a Jim Carrey que en aquellos momentos ya había destacado con “La máscara” y “Ace Ventura”. Ambos personajes intentaron parecerse al Joker de Nicholson, pero únicamente se quedaron con su parte bufonesca, así tenemos a dos villanos que se pasan la mayor parte de la película entre gritos, carcajadas forzadas, guiños y muecas.

En cuanto a Robin, Marlon Wayans seguía contratado pero con el cambio de director fue sustituido por el prometedor Chris O’Donnell, quien fue seleccionado para el papel por encima de actores como Jude Law y Leonardo DiCaprio (que suerte tuvieron de no ser los elegidos). Además Nicole Kidman sería la chica de la película y se le concedió un pequeño papel como una de las chicas de Dos caras a Drew Barrymore.

Además de la luminosidad, Schumacher nos devolvería los trajes horteras y chillones del Batman de los 60 (el mayor ejemplo es el look de Enigma), y además le daría un toque gay a la saga (que los más acérrimos fans del personaje nunca le perdonarán), añadiéndole pezones al traje, marcando más ciertas partes de este, y haciendo primeros planos a los pectorales desnudos de Kilmer o los pectorales y nalgas del traje de Batman.

La crítica no fue muy positiva con ella (un 51% en Metacritic y un 44% en Rotten tomatoes), sin embargo “Batman forever” fue la más taquillera del año recaudando 336’5 millones de dólares en EEUU con un presupuesto de 100 millones, por lo que la Warner no se lo pensó dos veces y contrató a Schumacher para otra película dos meses después del estreno.

Tras dirigir “Tiempo de matar”, Shumacher tomo las riendas de “Batman y Robin”, y comenzó a buscar el casting. Val Kilmer rechazó salir en esta nueva película, por diferencias con Shumacher y los productores, además de que prefirió realizar “El santo” (con lo que quedó claro que no sabía escoger guiones), así que hubo que buscar un nuevo Batman. Uno de los candidatos fue David Duchovny, muy conocido en aquella época por “Expediente X”, pero al que escogieron fue a otro actor televisivo, George Clooney, el actor que en esos momentos ya enamoraba en “Urgencias”, y que acababa de estrenar “Abierto hasta el amanecer”. Este debería ser el papel que lo lanzara definitivamente al estrellato.

Sr. Frío y Hiedra Venenosa serían los villanos de la película, para el primero se contrató a Arnold Schwarzenegger que le disputó el papel a su amigo y rival Sylvester Stallone, y para la segunda a Uma Thurman. Chris O’Donnell seguiría siendo Robin pero aquí tendría competencia como acompañante de superhéroe al unirse Alicia Silverstone para interpretar a Batgirl, y se contrató también a la modelo australiana Elle Macpherson para que interpretara a la novia de Bruce Wayne.

La historia llevaría de nuevo el sello de Akiva Goldsman, y nos cuenta como Batman tiene que hacer frente al Sr. Frío que está robando diamantes por la ciudad, y como una joven investigadora de las plantas tras un fallido experimento adquiere poderes y pretende luchar por la supervivencia de las plantas, aunque eso signifique eliminar a la humanidad.

El rodaje de la película fue como la seda, terminó antes de lo esperado y no se consumió todo el presupuesto, la campaña publicitaria se puso en marcha, y los actores hablaban maravillas de la película, mientras que la Warner se mostraba encantada con Schumacher. Bob Daly co-presidente de la compañía llegó a declarar que Schumacher era “un miembro de la familia. En lo que a nosotros nos concierne, esperamos que esté con nosotros para siempre”, pero todo se torció cuando se les presentó un problema nuevo al que afrontar, los blogs e internet, tras un primer pase de la cinta antes del estreno, Ain’t it cool publicaba una crítica despiadada hacia la película, y las críticas hacia esta se fueron propagando a través de la red, lo que provocaron que la taquilla de su inminente estreno se mermara. Aun así la película no llegó a ser un fracaso comercial pero recaudó 238 millones de dólares, menos de lo que recaudó la segunda película de Burton habiendo costado más que esta (125 millones aproximadamente), y de los cuales la gran mayoría fueron recaudados durante los primeros días de proyección.

Tras el estreno la crítica la vapuleó (28% en Metacritic y un 13% en Rotten tomatoes), y el público, especialmente los fans del personaje, la odió, y con motivos de sobra. La película era todavía más hortera y luminosa todavía, lo personajes eran demasiados y estaban fatalmente definidos, se incorporaron multitud de gadgets absurdos pensando en las ventas de merchandising, destrozaron el personaje de Bane, convirtiéndole en algo así como un sadomasoquista hipervitaminado sin sesera que emite sonidos guturales y que hacía las funciones de guardaespaldas de Hiedra Venenosa, y se tomaron licencias como la de que Bruce Wayne dejará de obsesionarse con la muerte de sus padres (“Hemos progresado desde Batman forever, hemos dado de lado la angustia emocional. En las tres primeras películas Batman estaba obsesionado por la muerte de sus padres. George tiene 36 años, si con esa edad no lo has superado es para chillarle ¡Vamos! ¡Anímate!”, afirmaba Shumacher).

Si en “Batman forever” habían escenas muy malas, aquí no se quedaron cortos, como muestra la del inicio de la película con el robo de Mr. Frío, la aparición de Hiedra Venenosa disfrazada de gorila rosa, las escenas de Batman y Robin peleándose como niños de cinco años por el amor de la villana o la bat-creditcard; si en la anterior habían chascarrillos malos aquí eran peores aún, como ese “ocurrente” “Ice to see you” que suelta el personaje de Schwarzenegger, entre otros más del estilo. Los trajes seguían siendo horteras y cutres, en especial destaca el de Sr. Frío que bien podría haberse llamado Sr. Tubo de neón o Sr. Purpurina; Y por si las críticas por la carga gay de la anterior película no habían sido suficientes, pues aquí los pezones en los trajes se notaban más, además se remarcaron los abdominales y los bajos, se realizaron más primeros planos traseros y frontales de los trajes, y hasta los vehículos parecían carrozas salidas de algún desfile.

Si el Batman de Burton era excesivo en su oscuridad, el de Schumacher lo fue por todo lo contrario, quería parecerse al de West, el problema es que lo que podría ser válido en los 60 no lo era en los 90, y además el Batman de West nunca llegó a esos excesos, era un Batman que sabía a quién se dirigía y tampoco se tomaba demasiado en serio, y en el que su cutrez era parte de su encanto, la cutrez en las de Schumacher es uno de los múltiples defectos de sus dos películas. Así que sí, “Batman y Robin” se merecía sin duda todas las críticas que recibió, pero lo que más me extraña es que todo esto no hubiera pasado ya con “Batman forever”, porque si bien esta es mejor, no es que sea notablemente mejor, simplemente es un poco menos mala, la segunda acentúa algo más los problemas que ya tenía la primera.

El único que pareció salir bien parado de este proyecto, pese a su floja interpretación fue Clooney, todavía era un desconocido y el desastre de la película podría haber significado su fin pero su aparición en esta le sirvió para conseguir antes del estreno su papel en “Un romance muy peligroso”, papel que si le daría reconocimiento, y que le permitió conocer a Steven Soderbergh, director con el que haría tándem, y con el que fundaría la productora Section eight.

Todas las críticas provocaron que la Warner, que tenía pensada más secuelas del personaje, aparcara indefinidamente cualquier nuevo proyecto, y tuvieron que pasar ocho años para que la saga pudiera resurgir de sus cenizas, pero esa ya es otra historia que contaremos en otro capítulo.

Tu primo.
Petro

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

kunboy - 02.07.2012 a las 12:58

Pues no es por nada, pero la escena de Batman y Robin que has remarcado en rojo es lo mejor de la película (dentro de lo mala que es) y la música en esa escena es genial. Yo reconozco que es una de esas películas que he visto unas cuantas veces y siempre me ha entretenido mucho. Y, para qué negarlo, ver a Uma Thurman de villana me encanta.

MANUEL - 02.07.2012 a las 22:51

Olvidaron mencionar que el papel de Hiedra Venenosa le fue ofrecido a Julia Roberts pero ella, muy sabiamente, lo rechazó.

Petro - 03.07.2012 a las 01:14

Muchas gracias por los comentarios, y muchas gracias Manuel por el apunte, sí Julia Roberts fue inteligente al rechazar esto.

ismael - 25.09.2012 a las 23:38

buenos comentarios y muy buen articulo mi estimado. honestamente tengo que confesar que yo vi BATMAN ETERNAMENTE 4 vecez..pero mas bien por el tono que le puso JIM CARREY como el ACERTIJO.la verdad el famoso ROBIN ni lo disfrute y mucho menos goze…insisto era mas chavo y el papel de CARREY me parecia notable. los BATMAN de BURTON honestamente no me gustaron asunque alabo la fotografia y una Ciudad Gotica muy oscura. la de BATMAN&ROBIN la verdad asi fue cuando ya reaccione y ademas ya tenia en mi poder mas comics y pude de una vez por todas mostrar mi enojo al ver el personaje de BANE destrozado en toda la extension por el productort( ponerlo de guardaespaldas e inflado a mas no poder jaja) que bueno que la Warner dejo que las aguas se tranquilizaran y sobretodo dieran la oportunidad a Nolan y respetar la vision que hoy se tiene de BATMAN. gracias

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario