“El candidato”

“El candidato”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 2,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Narra la campaña presidencial del senador estadounidense Gary Hart, que tuvo lugar en 1988, momento en el que los medios de comunicación difundieron un escandaloso romance extramatrimonial del político. Tras perder la candidatura demócrata contra Walter Mondale en 1984, Gary Hart hizo un regreso triunfal a la candidatura a Presidente en 1987, en un momento en que su partido estaba desesperado por arrebatarle el poder a los republicanos después de dos mandatos de Reagan. Hart tenía todo para él: inteligencia, carisma y experiencia como abogado, director de campaña y senador, sin mencionar a una Primera Dama ideal en su adorable esposa Lee. Pero todo comienza a desmoronarse cuando corre la voz de que Hart es un mujeriego, un rumor seguido rápidamente por informes de que ha tenido una aventura con Donna Rice.

No conviene ver: Parecía que hace unos meses Jason Reitman había recuperado el tino con “Tully” pero la verdad es que no ha sido más que un espejismo y el director sigue muy por debajo de lo que prometía en su momento con sus dos primeras películas (“Gracias por fumar”, “Juno”). Con “El candidato” vuelve a morder el polvo, al igual que el protagonista de la cinta en sus aspiraciones políticas, con una premisa mucho más interesante de lo que se ha traslucido en su torpe desarrollo centrándose en Gary Hart, un popular senador estadounidense, símbolo de ese concepto del “buen americano” con el que se vende a los líderes del país, que se presentó a la presidencia para ser elegido por los demócratas pero que vio que su campaña para 1988 se fue al traste en sólo una semana tras unas revelaciones de relaciones extramatrimoniales que le llevaron de la cresta de la ola a desaparecer de la vida política por una sociedad ávida de regodearse en escándalos ajenos. Era un momento en el que el pacto de no agresión entre prensa y políticos a la hora de separar la vida profesional y la personal, como se vio a la hora de tapar los escarceos de JFK o LBJ, tuvo un punto de inflexión que llega a nuestros días favorecido por los medios de comunicación de masas en los que todos pasan un juicio sumarísimo sobre pensamientos, opiniones y hechos del presente y pasado. Lo que se esperaba como un ingenioso thriller político, con sorna y radiografía de los intríngulis de las relaciones entre políticos y periodistas, con caravanas en campaña que les lleva de estado en estado y que son como pequeños microcosmos de la sociedad de la época, lleva a que una vez más Jason Reitman se pase de sobrio y presente una cinta que ni tiene alma ni engancha como debiera. Hugh Jackman está correcto pero el personaje está definido de forma muy pobre en el guión y en ningún momento llegamos a conocer de verdad al personaje y, ni mucho menos, resultarnos interesante aunque intentó ser el proyecto de un nuevo JFK para la USA de finales de los 80. En el reparto también vemos a Vera Farmiga (la mujer de Hart), J.K. Simmons (su jefe de campaña) y Alfred Molina (como el mítico director de The Washington Post Ben Bradlee).

Conviene saber: Jason Reitman dirige y escribe esta cinta adaptando el libro de Matt Bai y la cinta pudo verse en el Festival de Toronto 2018.

La crítica le da un CUATRO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario