“Fausto”

“Fausto”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

No tiene web. Nos quedamos con el trailer para conocer el estilo de la propuesta.

El argumento: Esta no es una adaptación cinematográfica de la obra de Goethe en el sentido habitual de la palabra, sino una lectura de lo que queda entre líneas. ¿De qué color es un mundo que da a luz ideas tan colosales?. ¿A qué huele?. El universo de Fausto es sofocante: ideas que harán temblar el mundo nacen en el espacio reducido en el que se mueve. Es un pensador, un portavoz de ideas, un transmisor de palabras, un maquinador, un soñador. Un hombre anónimo empujado por instintos básicos: el hambre, la codicia, la lujuria. Una criatura infeliz y perseguida que plantea un reto al Fausto de Goethe. ¿Por qué contentarse con el momento si se puede ir más allá?. Cada vez más allá, siempre hacia delante, sin darse cuenta de que el tiempo se ha detenido. Tú también desaparecerás.

Conviene ver: “Fausto” es una mirada pictórica y elevada a la obra de Goethe que ha llevado a cabo el veterano realizador ruso Alexander Sokurov. Es necesario conocer un poco la obra para apreciar todos los detalles de una película monumental en su propuesta estética. Cine retórico y filosófico en un viaje elegiaco. Más que una adaptación clásica (como la de Murnau en 1926) es una reinterpretación de la obra original con el ritmo en el montaje y la referencia del cine de Orson Welles o las adaptaciones clásicas de Shakespeare. Con una narración lenta, pero bastante rítmica para lo acostumbrado en el cine del realizador, lo importante no es tanto lo narrativo como lo visual, a pesar de que existe un equilibrio entre ambos elementos sobre todo a partir del segundo acto (tras una escena en un cementerio), donde la película empieza a subir y no baja hasta su final. Con una dirección sólida y una fotografía superlativa de Bruno Delbonnel, se crea una estética entre la realidad y la fantasía digna de un cuadro de Goya y se crea un vínculo con el espectador que rara vez se rompe llegado al punto citado, a pesar de que su primer acto se dilata más de lo necesario y deja algún momento un poco anodino. Y es que la película trata sobre las pasiones, los sentimientos, el deseo, el sufrimiento, el bien, el mal, e incluso la necesidad humana de llegar a ser como Dios. En este sentido, la película hace serias reflexiones, mostrándonos como un hombre racional de ciencia (Fausto) puede llegar a sucumbir ante los instintos que le ofrece el torpe y manipulador usurero (Mefistófeles). Sin duda, una película compleja y poética que deberá verse más de una vez para disfrutarla en todo su esplendor. Cine de autor filosófico y denso que provocará el sopor al espectador medio, pero que puede suponer una experiencia sensorial para aquellos que disfrutan con un cine más elevado, reposado y cercano a lo experimental.

Conviene saber: León de Oro a la mejor película en el Festival de Venecia 2011.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario