Hollywood canalla: La indomable Frances Farmer

Hollywood canalla: La indomable Frances Farmer

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

El caso de Frances Farmer forma parte de la galería más vergonzosa de Hollywood. Su dolorosa historia fue llevada a la gran pantalla por Graeme Clifford (un realizador televisivo que alcanzó con esta película el punto culminante de su carrera) y con la que Jessica Lange estuvo acariciando el Oscar a la mejor actriz de no ser porque se enfrentaba a Meryl Streep en la que es probablemente la mejor interpretación de su carrera, la realizada en “La decisión de Sophie”. Frances Farmer lo tenía todo para convertirse en una gran estrella, era una sabia conjunción de talento, belleza y elegancia también era una persona emocionalmente inestable, alcohólica e indomable y esto último es imperdonable en Hollywood.

Era una talentosa actriz de teatro formada en Moscú que fue descubierta por un cazatalentos que le ofreció presentarse a un concurso patrocinado por una revista que terminó ganando. Con su figura y su halo de misterio estaba llamada a ser la nueva Greta Garbo y la Paramount le ofreció en el año 1935 un contrato de siete años de duración. Pero la Farmer comenzó a ganarse la fama de tipa complicada cuando dio muestras de desencanto con la carrera planificada por la compañía. Ella era una intelectual atraída por Chejov y Nietzsche y no un florero destinado a acompañar a Bing Crosby en “Rhythm on the range” o a Cary Grant en “El ídolo de Nueva York”, tampoco soportaba las fiestas de la siempre pacífica comunidad de Tinseltown, se negó a que le fabricasen romances con otras estrellas y lo que es peor no dudaba en decirle a la prensa lo molesta que estaba con la industria, así que no es de extrañar que algunos tuviesen la paciencia de esperar a que tuviese un desliz para deshacerse de alguien tan molesto.

La pesadilla de Frances comenzó en la noche del 19 de Octubre de 1942 cuando fue detenida por conducir sin licencia y en estado de embriaguez. Su matrimonio con el también actor Leif Erickson fue un absoluto desastre y ella completamente devastada terminó refugiándose en la botella. La actriz fue condenada a una multa de 500 dólares y a 180 días de libertad condicional y quedó en libertad después de pagar la mitad. La prensa del higadillo, con la inefable Louella Parsons a la cabeza, se ensañó con Farmer y sacó a la luz todo tipo de detalles sobre su vida destacando su posible vinculación al comunismo.

Frances Farmer liándola pardísima

En Enero de 1943 la actriz había dejado de pagar la multa y fue buscada por la policía. Curiosamente al mismo tiempo una peluquera de la Paramount le había denunciado por haberle dislocado la mandíbula de un golpe y también tuvo una pelea en club nocturno en donde perdió su jersey y salió corriendo en “topless” por Sunset Strip. Fue detenida en un hotel siendo condenada a tres meses de prisión. Durante la vista, Farmer le arrojó un tintero al juez y trató de derribar a un agente y terminó siendo enviada a una institución mental. Nadie le ayudó. Ni la Paramount que ya se la había quitado de encima enviándola a una compañía mucho menor, la Monogram, ni Jerry Giesler (el abogado de las luminarias de Hollywood), ni siquiera su familia. Su madre, con la que siempre mantuvo una relación muy complicada, antes de declararla mentalmente incapaz comentó a la prensa que todo ese ruido era en realidad una maniobra publicitaria orquestada por su hija y una productora que planeaba rodar una película ambientada en una cárcel.

Frances Farmer vivió un verdadero infierno durante los próximos diez años. Fue sometida a un severo tratamiento a base de insulina y electroshock, y también sufrió todo tipo de vejaciones y agresiones, más de una vez llegó a ser violada por enfermeros y otros internos y supuestamente se le practicó una lobotomía, pero eso nunca se pudo confirmar. Y en esa década tan sólo un periodista fue capaz de decir que lo que le había sucedido a la actriz era realmente intolerable, para el resto no existía.

Tras su internamiento Frances Farmer llevó una vida anónima y tuvo varios empleos. En 1957 fue descubierta por un productor de Indianápolis, Leland C. Mikelsell, que se convertiría en su tercer y último marido y que le puso en contacto con un periodista. Después de aparecer en el show de Ed Sullivan, y de protagonizar un especial de “This is your Life”, volvió a trabajar en el teatro y se le ofreció un programa en la televisión local. Farmer, que había sido conocida por su ateísmo, de hecho siendo una adolescente armó un escándalo en su Seattle natal al escribir un ensayo titulado “Dios ha muerto”, se unió al catolicismo durante sus últimos años. El alcoholismo y el tabaco le provocaron un cáncer de esófago y falleció el 1 de Agosto de 1970 a la edad de 56 años.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario