Hollywood canalla: Theda Bara, la primera estrella sintética

Hollywood canalla: Theda Bara, la primera estrella sintética

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Los espectadores de hoy adoran a Jennifer Lawrence, porque además de aunar atractivo y talento es tan espontánea que nos da la sensación de que en cualquier momento nos podemos cruzar con ella en un McDonald’s. Ahí reside la clave de su éxito y es lo que ha sabido explotar gracias al asesoramiento de su equipo de publicistas. Su caso es paradigmático ya que muchos han seguido su ejemplo y ya se valora más a un intérprete por la gracia que pueda tener en sus apariciones públicas, o en su defecto por su rendimiento en las redes sociales, que por su talento. Hollywood es una fábrica de estrellas. Algunas funcionan, otras no, y otras por las que nadie daba un centavo llegan a la cima, como por ejemplo Julia Roberts o George Clooney.

Hace 100 años el público quedó hipnotizado por una actriz llamada Theda Bara, la primera vampiresa y sex symbol de la Historia del cine. La Bara no poseía una gran belleza, de hecho no era nada guapa, pero sabía muy bien qué explotar para cautivar al espectador. Su reinado duró casi un lustro y cobraba 4.000 dólares a la semana. Llevó a la Fox a lo más alto y competía en la taquilla con Mary Pickford y Charles Chaplin. Lamentablemente la mayoría de sus películas se perdieron en el incendio que en el año 1937 destruyó el almacén que el Estudio tenía en New Jersey, ni siquiera se conserva “Cleopatra” que fue el mayor éxito de su carrera.

Theda Bara fue presentada como una egipcia nacida del romance entre un escultor italiano y una actriz francesa que se había convertido en la concubina de un príncipe egipcio. Sus primeros años los pasó en el desierto del Sahara en donde se inició en el mundo del ocultismo y había comenzado a trabajar en los teatros de París. Para sus apariciones ante la prensa Bara se vestía de negro, se hacía acompañar de una serpiente y encendía unas varas de incienso. Y los cronistas comenzaron a decir que Thera Bara era la reencarnación de la Condesa Bathory, es decir que era una verdadera vampiresa. El público, que estaba deseando conocer un poco más a sus actores favoritos, enloqueció con la fascinante historia de la Bara.

Todo cambió en el año 1919, la imagen de la actriz ya estaba pasando de moda y la Fox se la quitó de encima y antes de que pudiese emprender el vuelo en solitario el Estudio tiró de la manta y desveló que todo había sido un fraude. Aquella estrella de cabello de color azabache y de origen exótico era en realidad una rubia de Ohio, procedente de una familia judía polaca y su verdadero nombre era Theodosia Burr Goodman, de hecho a su familia se le obligó cambiarse el apellido. Theda Bara fue la primera estrella sintética de la Historia y con ella nacieron las campañas de marketing que tan útiles son para el lanzamiento de un producto. El público no supo perdonar que aquella vampiresa era de mentira y, en lugar de condenar a los publicistas y los agentes de la Fox, que fueron los que decidieron fabricar a la estrella, decidieron que la única culpable era Theda Bara y su carrera acabó en ese momento.

Se retiró en el año 1921, tras casarse con el director Charles Brabin, aunque de vez en cuando a espaldas de su esposo rodaba alguna que otra película. Y lo suyo fue mala suerte. Intentó trabajar en el teatro, en donde había comenzado su carrera como actriz, pero no lo consiguió, escribió sus memorias pero no se llegaron a publicar y tampoco llegó a ver la luz su biopic que iba a estar protagonizado por la actriz Betty Hutton. Theda Bara murió en el año 1955 a la edad de 69 años y totalmente olvidada por el público.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario