In Memoriam: Álex Angulo, prestigio actoral

In Memoriam: Álex Angulo, prestigio actoral

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Te despiertas un domingo por la mañana y te enteras de que ha fallecido James Garner. Pésima forma de empezar una jornada, sí… Pero cuando un actor se va con 86 años y una larga carrera a su espalda, aunque tristes, no nos queda más que celebrar su carrera y sus momentos. Cuando horas más tarde, circula por las redes sociales que Álex Angulo ha tenido un accidente de tráfico fatal y que ha perdido la vida se te encoge el corazón. Cuando se va alguien como Angulo, tan antes de tiempo, es muy duro plantarse ante el ordenador y recordar sus mejores películas, sus momentos personales más importantes. Es justo homenaje, sin duda, pero uno que debería haber tardado mucho en darse.

Álex Angulo era un rostro reconocido y reconocible tanto en la televisión como en el cine. Nació en Erandio, Vizcaya, el 12 de Abril de 1953, y sus primeros pasos artísticos fueron en el teatro, con el grupo bilbaíno Karraka, que dirigía Ramón Barea. En 1981, y de la mano de Imanol Uribe, comienza su carrera en la gran pantalla, era en “La fuga de Segovia”. A partir de ese momento, comienza a alternar trabajos en la televisión autonómica vasca con el teatro, y no será hasta 1987 que vuelva al cine (“El amor de ahora”). En 1990, su participación en la película de Enrique Urbizu “Todo por la pasta” le pondría en contacto con un director importantísimo en su carrera: Álex de la Iglesia.

Álex de la Iglesia le ofreció protagonizar su primer cortometraje, “Mirindas asesinas”, y con ello se iniciaría una relación artística muy fructífera, entre las que destacan “El día de la bestia” (1995) y “Muertos de risa” (1999). Ambas le valieron a Angulo sendas nominaciones a los Goya, en las categorías de mejor actor y mejor actor de reparto, respectivamente. Su tercera nominación le llegaría en 2010, por su papel en “El gran Vázquez”. En los años que transcurrieron entre la primera y la última candidatura a los Goya, al actor le pudimos ver en “A mi madre le gustan las mujeres” (2002), “No somos nadie” (2002), “El coche de pedales” (2004), “El laberinto del fauno” (2006), “Casual day” (2007), “Fuga de cerebros” (2009) o “La casa de mi padre” (2009), entre otras.

Para quienes no frecuentaran las salas de cine, Angulo más será recordado por Blas Castellote, su personaje en la serie “Periodistas”, en la que participaría en cuatro temporadas, interviniendo en casi un centenar de episodios. También le vimos en “Hermanos y detectives”, o en pequeñas apariciones en “Aquí no hay quien viva” o “Cuéntame cómo pasó”.

En los últimos años, le hemos podido ver en la serie “14 de abril. La República”, en películas como “De tu ventana a la mía” y “Los muertos no se tocan, nene”, o en ficciones sonoras “Drácula”, “La vida de Brian” o “Blade Runner” (para Radio Nacional de España). Finalmente, el año que viene se estrenará la película “Bendita calamidad” de Gaizka Urresti. Película que, desgraciadamente, pone punto y final a su carrera.

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Vídeo

Tu prima.
Rodasons

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Javier - 22.07.2014 a las 15:27

Inolvidable, con esa calva de españolito, con esa voz inconfudible y esa bondad que rezumaba en cada palabra y gesto. Han coincidido conmigo quienes le conocieron personalmente, yo como fan del cine ya tuve esa impresión en sus entrevistas y apariciones. Se nos va un gran actor, con un físico, una voz y una prestancia en las películas con la que el español medio siempre se podrá identificar. Quizás era esa una de las claves del cariño que se le tenía y de su éxito, aparte de un talento natural para ser creíble en la pantalla, un talento raro en nuestro país.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario