“La excepción a la regla”

“La excepción a la regla”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Hollywood, año 1958. La joven baptista Marla Mabrey llega desde una pequeña población del medio oeste a Los Angeles para trabajar para el magnate y millonario Howard Hughes. En el aeropuerto conoce al chófer de su jefe, el joven Frank Forbes, que apenas lleva dos semanas trabajando y resulta ser una persona también muy religiosa. Su inmediata atracción mutua pondrá sus convicciones a prueba además de romper la regla número 1 del Sr. Hughes; está prohibido que sus empleados intimen con sus actrices.

Conviene ver: “La excepción a la regla” pretende ser una heredera de las comedias clásicas en un romance muy de “screwball comedy” pero su tono ligero y naif termina sabiendo a caduco por esa puesta en escena algo meliflua y tontorrona. Sigue el estilo de cintas como “¡Avé, César!” o “Café Society” que, con cierta nostalgia, indaga en los entresijos del sistema de Estudios de Hollywood, aquí representado por el magnate Howard Hughes. La película pretende ser crítica, ingeniosa y cínica, así como divertida y juguetona, pero ni es una comedia especialmente divertida ni funciona por lo simplón del romance así como por indagar superficialmente en los sinsabores y crueldades de un Hollywood acaparador y crápula. Al final termina siendo una elegía melancólica y triste de un tiempo que el director parece añorar pero que sabe que nunca volverá y es que, viéndolo en pantalla, más allá de darle un aire mítico tampoco implica que se necesite o se ruegue su vuelta. Lo mejor es ver a Warren Beatty dando vida al megalómano Hughes, puritano y de ambigüedad moral como la propia América de la que es hijo, pero que al final queda como un sueño cumplido para él ya que se evidencia que Beatty ya es muy mayor para el papel lo que provoca que aborde al personaje deambulando en una fina línea entre la excentricidad y el ridículo siendo un personaje siempre presente en esencia, aunque sea secundario, lo que provoca que no se indague como debiera en su compleja personalidad eclipsado por el romance de estos pipiolos enamorados y devotos. Es esa pasión por el personaje y por el cine lo que provoca que se termine viendo dignamente sin más al ser un barullo que no termina clarificando muy bien que quiere ser y en el que un entusiasmo algo infantil de Beatty, a la hora de encarar el proyecto, la termina dañando siendo más que un biopic al uso la mirada dulcificada a la moral de una época.

Conviene saber: Nominada al Globo de Oro 2017 a la mejor actriz de comedia o musical (Lily Collins), es el quinto trabajo como director de Warren Beatty que vuelve a ponerse detrás de las cámaras 18 años después.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario