“La muerte y la dolce vita”

“La muerte y la dolce vita”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Este es un viaje al mundo que inspiró “La dolce vita” de Fellini, más emocionante que la ficción, repleto de personajes y acontecimientos reales que llegaron al cine. Es una historia que supera la capacidad de cualquier guionista.

Título: “La muerte y la dolce vita”

Autor: Stephen Gundle

Editorial: Seix Barral. Biblioteca Los tres mundos

Nota de la Redacción: Como si se tratara de un thriller, todo comienza con la aparición de un cadáver en una playa cercana a Roma. Era una joven romana aparentemente corriente, de un barrio popular, pero que desencadenaría el escándalo más duradero de la década de 1950 en Italia, y que reveló la existencia de la Roma que Fellini intentaría reflejar en su película.

Elinteresporlachicamuerta.txt

Stephen Gundle es un historiador y divulgador británico que da clases de cine y televisión en la universidad de Warwick. Su relación con Italia, donde ha vivido varios años, le convierte en miembro del gran grupo de ingleses enamorados de todo lo italiano, encabezados por Byron y Keats. Colabora con la revista History Today y con el programa de la BBC 4 “Night waves”. Es un habitual de los medios de comunicación italianos donde publica y es consultado con frecuencia. Paseando por el rastro romano de Porta Portese tropezó con un paquete de viejos diarios y revistas que hablaban del caso que conmocionó a Italia en los cincuenta, y sobre todo a una ciudad donde el cine significaba tanto como en España.

EnRomaelcinenoerasolounpasatiempo.txt

Pocas son las personas más asociadas a la dolce vita romana de los años cincuenta que el fotógrafo Tazio Secchiaroli. Con la cámara colgada al hombro y su traje normalmente arrugado, Secchiaroli frecuentaba cualquier lugar en el que se pudiese obtener alguna foto lucrativa, ya fuesen comisarías, hospitales, la redacción de algún periódico, Vía Veneto o clubes nocturnos. Se le podía ver montado en su lambretta y encontrarlo merodeando por los cafés. Su trabajo se reconoce hoy en libros y exposiciones. Cuando Federico Fellini decidió convertirlo en paparazzo, se transformó en la encarnación del fotógrafo como héroe moderno. Pero fue el caso de la joven Montesi el que le dio la fama en Italia cinco años antes del rodaje de “La dolce vita”.

El libro está lleno de personajes que definen magistralmente una época que no deja de tener herederos en la actualidad. La mezcla de investigador, profesor de cine e historiador acostumbrado a divulgar queda muy bien reflejada en su estilo. Un caso judicial escandaloso, una ciudad en crecimiento y mucho cine. Manera amena y bien informada de emplear la única máquina del tiempo a nuestro alcance: el libro. Si te atrae Roma, Italia, el cine de entonces y una buena historia real, garantiza satisfacción y buena relación calidad/precio.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Isabel - 29.05.2012 a las 19:57

Coincido contigo Carlos. Lo terminé hace tres días, y resulta un viaje fantástico a la roma más cinematográfica y corrupta.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario