Las listas de Moriarty: Repartos de campanillas de los últimos años

Las listas de Moriarty: Repartos de campanillas de los últimos años

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (7 votos, media: 4,29 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Pongámonos por un momento en la piel de Jamal, el protagonista de la oscarizada “Slumdog millionaire”. Estamos en el concurso “¿Quién quiere ser millonario?” y nos queda un única pregunta para ganar 10.000.000 rupias (que para los no acostumbrados a manejar este tipo de cantidades, te diré que son aproximadamente 150.000 €). La pregunta es sobre física, y como es lógico no tenemos ni puñetera idea, pero podemos hacer uso del último comodín que nos queda: “La llamada”. ¿A quién llamarías tú? ¿A tu hermana que está en segundo bachillerato y ya sabemos que en este país el pilar fundamental de la educación no es precisamente las ciencias? ¿O por el contrario llamarías a Stephen Hawking o a Albert Einstein? Pues ese mismo dilema se les presenta película tras película a los directores de cine (con la ayuda de los directores de casting) a la hora de elegir el reparto para su nuevo proyecto.

A todos les gustaría contar con los últimos ganadores del Oscar a mejor interpretación masculina y femenina, además de con el director de fotografía que suele trabajar con Spielberg, el compositor habitual de Tim Burton, o con el guionista de las últimas películas de Clint Eastwood. Pero son pocos los que pueden elegir con quién quieren trabajar.

Sin embargo, hay una pequeña secta de directores de Hollywood a los que nadie les dice que no a nada. Cualquier profesional daría una mano por trabajar con ellos, hicieran una película basada en una multipremiada obra de Broadway o un remake de una película de serie Z japonesa. Y es por esa razón por la que hay proyectos que consiguen repartos imposibles, tanto desde el punto de vista económico (logrando que algunos actores se bajen su caché habitual, algo tan difícil de conseguir como que no aparezca un travesti en una película de Almodóvar) como desde el punto de vista de los egos de las estrellas. Son lo que yo llamo “Los all star de Hollywood”.

El último caso probablemente sea el de “August: Osage County”, pero no ha sido el único, anteriormente ha habido muchos otros.

La primera baza para este tipo de películas son los directores involucrados. Hay realizadores que con solamente interesarse por un guión, ya consiguen que las grandes estrellas salgan corriendo a llamar a sus representantes para que le consigan un papel (aunque sea pequeño) en esa película. En esta liga juegan el Scorsese de los últimos años (con su pléyade de estrellas participando en “Casino”, “Uno de los nuestros”, “El aviador”, “Gangs of New York”, “Infiltrados”), el Clint Eastwood director (“Sin perdón”, “Mystic River”, “Million dollar baby”), el últimamente de moda David O. Russell (“The fighter”, “El lado bueno de las cosas”, “American hustle”), el nuevo niño mimado Christopher Nolan (“Insomnio”, “El truco final (El prestigio)”, “Origen”) e incluso el muy marciano Wes Anderson (“Los Tenenbaums”, “Moonrise kingdom”, “The Grand Budapest Hotel”).

Otra vía para conseguir aunar a la “creme de la creme” hollywoodiense es contar con una historia potente, que a ser posible esté basada en algún best seller o que al menos haya pasado por las manos de algún guionista top. Aquí podríamos incluir al clásico entre los clásicos, “El padrino”, basado en el magnífico libro de Mario Puzo (sin olvidar la magistral dirección de Coppola); “Algunos hombres buenos” escrito por el magnífico Aaron Sorkin y con las actuaciones de Tom Cruise, Demi Moore, Kevin Bacon y Jack Nicholson; o “Vidas cruzadas” de Robert Altman, basada en varios relatos del escritor Raymond Carver.

Y el último camino, pero no por ello menos efectivo, es lo que yo denomino el “Cara a cara”. ¿Que qué es esto? Pues muy fácil. Consigue que dos actores de gran renombre se unan al reparto, y deja que el marketing haga el resto. ¿Acaso no irías a ver una película donde se enfrenten nada más y nada menos que De Niro y Al Pacino? Pues ahí tienes “Heat” de Michael Mann (que además, es un peliculón). ¿Y si los rivales son De Niro y Dustin Hoffman, rodeados de jóvenes (en aquel momento) estrellas como Kevin Bacon, Jason Patric, Brad Pitt o Minnie Driver? Prepárate a recaudar millones de dólares con “Sleepers”.

Lo bueno del cine es que, como en el deporte, rodearte de grandes estrellas no te asegura el éxito (ni artístico ni de taquilla), y si no, que se lo pregunten a Mourinho y su Real Madrid…

Vídeo

“Nine” (Rob Marshall, 2009)

Daniel Day-Lewis, ganador de 3 Oscar a mejor actor.
Nicole Kidman, ganadora de 1 Oscar a mejor actriz.
Marion Cotillard, ganadora de 1 Oscar a mejor actriz.
Penélope Cruz, ganadora de 1 Oscar a mejor actriz de reparto.
Judi Dench, ganadora de 1 Oscar a mejor actriz de reparto.
Sophia Loren, ganadora de 1 Oscar a mejor actriz.

Si a todo este despliegue de premiados le añadimos que la película es un remake de “8 ½” de Fellini (premiada con el Oscar a mejor película extranjera en 1964) y está basada en el musical de Broadway del mismo nombre, ganador de 5 premios Tony, tendríamos que estar ante un obra maestra del cine moderno y debería haber arrasado en todos los festivales. Sin embargo, la película fue uno de los mayores fracasos de los últimos años. Jugar con buenas cartas, no te asegura siempre la victoria…

Vídeo

“Ocean´s 13” (Steven Soderbergh, 2007)

Steven Soderbergh es un caso curioso. Su debut con “Sexo, mentiras y cintas de vídeo” le supuso la Palma de Oro de 1989 de Cannes pero, sin embargo, lo que parecía que iba a ser una carrera meteórica se estancó hasta principio de los años 2000, cuando coincidió con George Clooney. Desde entonces ha sido un no parar. Ganó un Oscar por “Traffic”, le proporcionó a Julia Robert otro por “Erin Brockovich”, y cuando parecía que iba lanzado, decidió cambiar el cine de arte y ensayo, por una de las mayores gamberradas del cine de los últimos años. Sí, sí, gamberrada, porque si no explícame cómo se puede llamar a rodar el remake de una película de los años 60 interpretada por el Rat Pack, con nada más y nada menos que el mencionado George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts, entre otros muchos actores.
Tal fue el éxito de “Ocean´s eleven”, que rodaron dos secuelas, añadiendo a la lista de estrellas a Catherine Zeta-Jones, Vincent Cassel, Bruce Willis, Al Pacino, Ellen Barkin,…

Desde entonces, no hay proyecto de Soderbergh que no vaya acompañado de las mejores estrellas del momento (“Contagio”, “Efectos secundarios”).

Vídeo

“Love actually” (Richard Curtis, 2003)

Probablemente esta película, junto al conjunto de la saga de Harry Potter, es el mejor escaparate de la cinematografía británica. No hay actor o actriz inglés destacable que no forme parte de esta comedia romántica (quizás sólo se eche en falta a Kenneth Branagh, Helena Bonham Carter, Jude Law y Ewan McGregor), que, en mi opinión, tiene uno de los mejores guiones de las últimas décadas. En ella, todo funciona como un reloj de precisión: Un poco de comedia, un poco de lagrimilla, un poco de humor absurdo, un poco de tensión sexual no resuelta…

A destacar por encima de todo el conjunto el momento baile del primer ministro británico bajo los acordes del Jump de los Pointer Sisters y la declaración de amor de un Andrew Lincoln pre-“The walking dead”. Siguiendo su estela, intentaron realizar diferentes versiones americanas con el mismo estilo (“Historias de San Valentín”, “Noche de fin de año”), pero no consiguieron alcanzar la maestría de ésta.

Guste o no guste, hay que reconocer que con el paso de los años, “Love actually”, se ha convertido en un clásico navideño que debería emitirse simultáneamente en todas las cadenas de TV cada 25 de Diciembre, bajo pena de cárcel para aquéllos que no la vieran…

Vídeo

“Pulp fiction” (Quentin Tarantino, 1994)

Quentin Tarantino ya se había ganado el prestigio del gremio con su debut en “Reservoir dogs”. Su novedoso estilo de mostrar la violencia junto con sus ágiles diálogos llenos de referencias pop, encandilaron a la crítica y a los sectores más liberales del establishment americano.

Para su segunda película en 1994 no dudó en rodearse de uno de los mejores y más acertados repartos de toda la década. No hay actor o actriz en “Pulp fiction” que desentone. De hecho, para la gran mayoría, ha supuesto el mejor papel de sus carreras.

Desde actores ya consagrados o al menos con una posición importante en Hollywood, como Bruce Willis; pasando por estrellas en decadencia y olvidadas por la gran mayoría de productores, como John Travolta; hasta grandes intérpretes de la escena indie americana, como Christopher Walken y Harvey Keitel; incluso grandes descubrimientos para el gran público como Samuel L. Jackson o Uma Thurman.

Sin duda alguna, la mejor película de la década de los 90.

Vídeo

“Los mercenarios 2” (Simon West, 2012)

Probablemente no entrará en los libros de Historia del cine, pero no podemos negarles que tienen su mérito. Juntar en una misma película a prácticamente todos los héroes de acción de los últimos 30 años no parecía posible hasta ese momento (siempre se ha comentado que muchos de ellos, no podían ni mirarse a la cara). Evidentemente no podemos esperar que ninguno se ponga a recitar el “Hamlet” de Shakespeare, pero, sin embargo, hacen lo que mejor saben hacer, es decir, repartir hostias como panes desde el minuto 1.

A los Stallone, Schwarzenegger, Willis, Li, Lundgren, Statham, Rourke,… se les unió en la segunda parte el gran Chuck Norris y Jean-Claude Van Damme, y se rumorea que para la tercera parte en 2014 se subirán al carro Jackie Chan, Wesley Snipes e incluso Nicolas Cage. Mientras tanto, se está trabajando en una versión femenina, para la que se quiere contar con Sigourney Weaver, Linda Hamilton, Michelle Rodriguez y Carrie-Anne Moss, entre otras.

Si hubiera estado vivo Bruce Lee, lo que hubiera disfrutado en esta película…

Vídeo

James Moriarty

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario