"Madres paralelas"

"Madres paralelas"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Dos mujeres coinciden en una habitación de hospital donde van a dar a luz. Ambas están solteras y se quedaron embarazadas por accidente. Janis, de mediana edad, no se arrepiente y está exultante. La otra, Ana, una adolescente, está asustada, arrepentida y traumatizada. Janis intenta animarla mientras pasean por los pasillos del hospital. Las pocas palabras que intercambien en esas horas crearán un vínculo muy estrecho entre las dos, que por casualidad se desarrolla y se complica, cambiando sus vidas de forma decisiva.

Conviene ver: "Madres paralelas" es la nueva película de Pedro Almodóvar que se encuentra en una época de creatividad febril puliendo el melodrama con un empaque característico pero también provocando una profunda hondura emocional. Alejado de la comedia que le hizo característico a finales de los 80 y los 90, y también de un tridente que le hizo conseguir grandes reverencias a nivel internacional (“Todo sobre mi madre”, “Hable con ella” y “Volver”), “Dolor y gloria” fue la cinta que asentó las bases de un Almodóvar maduro, melancólico, reflexivo y vistoso en forma. Esa es la senda que sigue en su nuevo trabajo, un retrato caleidoscópico sobre la amplitud de las sensaciones y vivencias que rodean a la maternidad rodeándolo de algo de humor negro y también de reivindicación histórica que deja a esta cinta como una de las más políticas de su carrera desempolvando el recuerdo a las víctimas de la Guerra Civil y el legado que han dejado para los que han venido después y el peso de una memoria que deja heridas y la necesidad de verbalizarlas y depurarlas con el fin de que no se hagan crónicas aunque, sin duda, sean perdurables en el alma. Almodóvar se siente cómodo y da la impresión que realiza con suma facilidad una película compleja, pulida y desenfadada que no quiere casarse con nadie y que marca su estilo sin necesidad de querer contentar sabiendo lo que quiere contar y cómo. Es por ello que su habilidad visual no acompaña a una cinta en parte irregular que más que un nuevo techo es sobre todo la definición de un momento de una carrera a la hora de ver la vida, explorarla, hacerla llegar a los demás y echar la vista atrás. La historia de unas madres dolientes, con sus miedos y pesares, que se tienen que reparar (y luchar) como una España que lucha con sus circunstancias y su pasado como losa enfrentándose a la fosa de sus muertos y la de sus miedos. Una historia de destinos que se cruzan, el de dos mujeres más que paralelo en espiral abordando el director con maestría un intimismo puro que desde la feminidad y la maternidad explora los infortunios de estas mujeres y la posibilidad de sanación tanto en la vida como en una vertiente política necesaria de reivindicar pero algo forzada sobre la historia. Un reparto más entonado que una película que deja muchas ideas, líneas y ejercicios de estilo pero sin hilar de manera compacta y rotunda dejando destellos de frases, personajes y situaciones que son puro Almodóvar (el rol de Aitana Sánchez-Gijón definiéndose como apolítico para gustar a todo el mundo), sin dejar esta vez escenas memorables, pero sí emergiendo la Janis de Penélope Cruz que vuelve a crear uno de los mejores personajes de su carrera, el cual sin la iconografía de Raimunda de “Volver” llena de luz, empatía, delicadeza y contundencia un trabajo rico en el reflejo de sus contradicciones que permite que la película tenga sentido y que, sobre todo, suponga la depuración del estilo de un director (tan barroco y colorido como minimalista y puro contando de nuevo con la fotografía de José Luis Alcaine y la música de Alberto Iglesias) y la contundencia del talento y la fotogenia ante la cámara de una Cruz, que manteniendo en este caso una gran química con Milena Smit, siguen creando una galería de personajes inolvidables que con su fuerza y entereza devuelven los golpes que la vida les pone en el camino manteniendo la cabeza alta y buscando la reparación a base de justicia y dignidad prefiriendo optar por el optimismo liberador más que por la rabia y el resentimiento sectario.

Conviene saber: Penélope Cruz ganó por esta película la Copa Volpi a la mejor actriz en el Festival de Venecia 2021 y la cinta ha sido la encargada de cerrar el Festival de Nueva York 2021.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario