Musical forever: Los Beatles… “Yellow submarine”

Musical forever: Los Beatles… “Yellow submarine”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Después de tres películas, los Beatles no tenían la menor intención de rodar ninguna más. Sobre todo tras las malas críticas recibidas por “Magical Mistery Tour”. Pero los contratos mandaban y aún tenían una película pendiente para cumplir su contrato con la United Artists.

Historia

Para trazar el origen de esta producción hay que volver al año 1965, en pleno auge de la Beatlemania. El manager Brian Epstein es contactado por Al Brodax, responsable de la productora de animación King Features. Brodax quería producir una serie de animación con el grupo como protagonista para la televisión estadounidense. Sin mucho entusiasmo, cierran el trato con el compromiso de parte de Epstein de producir un largometraje animado si la serie era un éxito. La animación seguía la temática de la película “Help!”, dónde los Beatles eran perseguidos al ritmo de sus canciones en disparatadas situaciones por fans y estrafalarios personajes. Como prácticamente todo lo que tocaban en aquella época, la serie fue un éxito internacional y Brodax volvió a llamar a la puerta de Epstein en 1966 esperando cumplir su acuerdo. Ni Epstein, ni el grupo mostraron mucho entusiasmo por el proyecto. El grupo odiaba la serie animada pero vieron una oportunidad de proveer a la United Artists con la tercera película que exigía su contrato sin tener que hacer nada más que componer un par de canciones para la banda sonora.

La idea original fue desarrollada por Lee Minoff que se inspiró en la canción Yellow submarine, composición de Lennon/McCartney incluida en el aclamado álbum Revolver. Con un primer guión en 1966 que contó con la aprobación de McCartney, la aspiración de la película era llevar la animación a terrenos no explorados hasta ese momento. Al estilo de lo realizado por Walt Disney con su película “Fantasía”, se pretendía tomar inspiración en la música que estaban realizando en ese momento para desarrollar un estilo novedoso de animación. El guión final fue escrito por el propio Minoff con ayuda de Brodax, Jack Meldensohn y Erich Segal. La película desarrolla una trama fantástica donde la colorida tierra de Pepperland es atacada por los “blue meanies”, malvados personajes que odian todo lo relacionado con el color y la música. Para salvar su patria, el submarino amarillo parte en busca de ayuda, encontrando por el camino a los Beatles.

La producción contó con un presupuesto de cinco millones de dólares, recayendo la dirección de la misma en el animador canadiense George Dunning que supervisó la labor de doscientos animadores durante once meses de trabajo. Para diseñar a los personajes de los Beatles, se tomó como referencia la apariencia que tenían en el vídeo promocional de la canción Strawberry fields forever. La técnica de animación utilizada en la película fue de lo más variada. Desde animación convencional a rotoscopia, técnica que simula dibujos animados sobre secuencias reales. Para los diseños de animación se sirvieron de diferentes estilos pop de los sesenta. Especialmente influencias del trabajo de Peter Blake y Andy Warhol, el Op-art, el surrealismo y el expresionismo. Aunque la influencia más clara es la estética psicodélica cuyo máximo exponente en esa época eran los pósters usados por la prensa alternativa de la costa oeste de Estados Unidos donde surgía el germen del movimiento hippie. La psicodelia también inspiraría la narrativa de la película aunque por suerte en una manera más sutil que en “Magical Mystery Tour”. Algunos ven en el titulo una referencia a un tipo de droga (yellow sub) aunque la versión oficial refiere a una simple canción de temática infantil, la misma que se podría interpretar para el argumento de la película. En cambio hay gente que piensa que el viaje que el submarino amarillo realiza se puede interpretar como un simulado viaje alucinógeno.

El grupo se desentendió bastante de la película desde un principio. Ni siquiera consideraron prestar sus voces a la película. Los encargados fueron John Clive como Lennon, Geoffrey Hughes como McCartney, Peter Batten como Harrison y Paul Angelis en la voz de Ringo. Hicieron un bastante buen trabajo imitando las voces del grupo. Como anécdota, Batten era un desertor del ejército británico y fue arrestado a mitad de la grabación por lo que Angelis tuvo que completar la contribución que le correspondía.

Aunque habían prometido que aportarían cuatro canciones originales para la banda sonora, no se exprimieron mucho para cumplir con lo pactado. De las cuatro canciones, dos eran material de Harrison ya grabado. Una de ellas un descarte del disco Sgt. Peppers lonely hearts club band. Pero toda la indiferencia mostrada cambió cuando vieron una de las versiones más avanzadas de la producción. Aunque no hubieran participado en su realización activamente, la película capturaba las ideas que el grupo no supo transmitir en “Magical Mystery Tour”. Al final accedieron gustosamente a grabar una pequeña secuencia para los créditos finales. Fue rodada el 25 de Enero de 1968, justo antes del famoso retiro espiritual del grupo en la India. Se quería usar un fondo psicodélico para la escena pero por falta de tiempo y presupuesto se dejó un fondo negro.

Una vez más, el London Pavillion fue el recinto escogido para el estreno. El 17 de Julio de 1968 fue el día elegido por el grupo para ponerse sus mejores galas y presentar la película. De nuevo se llenaron los alrededores con miles de seguidores que no se querían perder una nueva aparición de los cuatro de Liverpool, ni de los numerosos famosos que acudieron. Todos ellos con al menos una prenda amarilla como indicaba la invitación.

Esta vez, la película fue bien acogida por la crítica. Aunque todas las cuchillas estaban bien afiladas después del fiasco de “Magical Mystery Tour”, prácticamente todo el mundo la recibió con entusiasmo, ensalzando principalmente la estética de las animaciones. Las pocas críticas vinieron por parte de algunas publicaciones más conservadoras debido a que consideraban la película una alegoría de las drogas alucinógenas.

La banda sonora, que completaría su cara B con composiciones instrumentales del productor George Martin, vendió menos copias que sus anteriores discos y por primera vez en Gran Bretaña no alcanzó el número uno. Se tuvo que conformar con el tercer puesto. El retraso de su publicación, seis meses después del estreno para que no coincidiera con el disco The Beatles (el famoso álbum blanco) y la menor calidad de las nuevas composiciones se consideran las posibles causas del fracaso del disco. En lo que todo el mundo se puso de acuerdo fue en alabar la labor de George Martin para completar la banda sonora.

Posiblemente de las cinco películas que realizaron, “Yellow submarine” es la que aún esta vigente en la memoria de mucha gente. El propio Ringo Starr cuenta que hay muchos niños que todavía se le acercan preguntándole por ella. No es de extrañar que durante los últimos años haya habido planes para hacer un remake de la película por Disney, con Robert Zemeckis al frente. Desafortunadamente, la película que iba a ser rodada con la técnica de captura de movimiento similar a la utilizada en “Polar express” e iba a ser estrenada en 3D en el año 2012, se ha cancelado debido al descontento de Disney con el resultado de “Marte necesita madres”, la última película animada producida por Zemeckis. Parece que la única esperanza de ver este remake es que otra compañía se interese por el proyecto.

Escenas musicales que no te puedes perder

Yellow submarine

Como es costumbre en sus películas, en los títulos de crédito suena la canción que sirve de promoción. De temática infantil solo podía ser cantada por Ringo. Pese a su simpleza, una de las canciones más recordadas.

Vídeo

Eleanor Rigby

El submarino amarillo llega al gris Liverpool mientras suena esta canción del disco Revolver. Parece ser que la temática y el título se le ocurrió a McCartney al ver el nombre de una lápida.

Vídeo

All together now

Descarte del disco Magical Mistery Tour. Muestra el lado más infantil de McCartney. Se hizo muy popular en los estadios de fútbol ingleses donde aún hoy se corea el pegadizo estribillo.

Vídeo

When I’m sixty-four

Canción del disco Sgt. Peppers lonely hearts club band, compuesta por McCartney en su juventud. El tiempo va hacia detrás y hacia adelante cuando se encuentran navegando el mar del tiempo.

Vídeo

Only a northern song

Primera composición de Harrison que aparece en la película. Suena mientras surcan el mar de la ciencia. Se cree que es una canción cargada de crítica hacia la editora de canciones de la banda, propiedad de Lennon y McCartney, cuyo nombre era Northern songs.

Vídeo

Nowhere man

Tras pasar por el mar de los monstruos, el monstruo aspiradora, insaciable, se come todo lo que encuentra a su paso y los deja navegando en el mar de la nada donde conocen a Jeremy Hillary Boob Ph.D, bautizado por ellos como Nowhere man. Esto da pie a que canten la canción de preciosas armonías contenida en el disco Rubber soul.

Vídeo

Lucy in the sky with diamonds

En el mar de la cabezas, separados del submarino amarillo, John canta esta canción. Canción del álbum Sgt. Peppers, cuyas iniciales L.S.D. delatan la temática de la canción aunque Lennon se empeñara en explicar que se había inspirado en un dibujo hecho por una amiga de su hijo. Perfecta comunión entre animación y música en una escena que muchos críticos describían como si la hubiera hecho Kandinsky puesto con ácido.

Vídeo

Sgt. Peppers lonely hearts club band

Disfrazados de la banda Sgt. Peppers, solo tienen que tocar esta canción para liberar a los habitantes de Pepperland.

Vídeo

All you need is love

El mensaje de la composición de Lennon sirve para derrotar a los “blue meanies” y devolver el orden en Pepperland. La buscada revolución la encuentran sin empuñar un arma, solo cambiando las conciencias de sus enemigos con sus actos.

Vídeo

Hey bulldog

Otra de las canciones que se lanzaron por primera vez con la banda sonora de la película fue grabada el mismo día que el famoso single Lady Madonna.

Vídeo

It’s all too much

La otra de Harrison. Canción psicodélica compuesta bajo los influjos del L.S.D. En esta escena por fin se derrota a los malvados haciendo un guiño a una de las iconos de la cultura hippie: la flor dentro de la pistola.

Vídeo

Créditos

Por fin aparece la banda en carne y hueso. Para ese tiempo tanto Harrison como Lennon tenían una apariencia diferente a sus personajes animados. John divisa blue meanies con su catalejo y los combaten cantando de nuevo All together now.

Vídeo

Jorge Rivero

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Badtaste - 01.06.2011 a las 07:59

Me ha encantado!!!

pablo almorin - 11.04.2013 a las 07:14

Que recuerdos… gracias

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario