"Nuevo orden"

"Nuevo orden"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Una fastuosa boda de alta alcurnia se convierte inesperadamente en una lucha entre clases que deriva en un violento golpe de estado. Visto a través de los ojos de una joven prometida y de los sirvientes que trabajan para su pudiente familia, “Nuevo orden” sigue las huellas del derrumbe de un sistema político y del nacimiento de un desgarrador nuevo reemplazo.

Conviene ver: Estamos en tiempos inciertos y de gran inseguridad personal y laboral lo que ha fomentado todavía más esa sensación de que la sociedad se sustenta en un polvorín que no estalla ante por lo anestesiada que está una ciudadanía que no quiere más que vivir tranquila y lo mejor posible dentro de lo que cabe, aletargamiento del que se aprovechan los poderosos para ser más ricos y los políticos para seguir en su bronca partidista. “Nuevo orden” parece seguir la senda de esos retratos de rabia indignada que con mucha sorna y humor negro llevó a cabo el cine argentino con “Relatos salvajes” (2014) o “La odisea de los giles” (2019) y que, en parte, también inundaba el desbarrado acto final de “Parásitos” (2019). Franco abandona trabajos más crípticos y filosóficos y ahora ofrece una cinta ágil, rápida y con brío que parte en unas revueltas en un hospital, obligados los médicos a paralizar las operaciones previstas, y una boda en un gran caserón que, al menos al principio, vive en su habitual burbuja de confort hasta que los dos mundos colisionan, el del privilegiado que está pensando en comprarse un nuevo yate y el del obrero insatisfecho que a través de la desesperación avivada por el fanatismo cae del lado de la violencia. Un fenómeno que es reflejado en la película sin cortapisas y de manera descarnada, subversiva y profundamente incómoda.

La celebración de una boda idílica, que representa a la clase alta y corrupta del país, acaba en tragedia después de que un ex trabajador de la casa vuelva a allí siete años después para pedir dinero ya que su mujer necesita una operación urgente de corazón y para ello necesita un préstamo. A partir de ahí se produce el anunciado derrumbe de un modelo de convivencia a golpe casi de guillotina irrumpiendo una nueva fuerza que, aprovechándose de un deterioro que nadie se ha preocupado de arreglar, da el paso a un populismo incendiario digno del Joker que se hace con el control de las calles y del país de manera reaccionaria, salvaje y desaforada. Y es que, subestimados siempre como inmigrantes, obreros o mera servidumbre, un México de contrastes empieza a cambiar de cara y de color, tiñéndose de verde, blanco y rojo después de que los que han mandado desde hace tanto tiempo no han estado más que manteniendo el motor del sistema con meros parches, en vez de preocuparse por solucionar el problema de raíz, haciéndose caso a las necesidades de los ciudadanos y no escudándose en casos de corrupción, intereses económicos y el intento de sacar tajada pese a quien pese.

Una alegoría siniestra y retorcida con altas dosis de crueldad entre desapariciones, rescates, sangre, persecuciones en coche, secuestros, fuerzas de la ley que se suman al golpe y chantajes en una sociedad tan separada entre sí, distante y dispar, en la que las clases bajas, obreros e indígenas en su mayoría, no han encontrado otra manera más que entrar por la puerta a la fuerza arramblando con todo, dando por perdida la capacidad de entenderse y optando por un punto de vista darwinista en el que las convergencias no casan en un momento en el que lo que se disputa es el trono demostrándose que la violencia no hace más que generar violencia y que todo cambio no significa que vaya a ser a mejor, cuando la fuerza impulsora se toma desde el discurso del odio, demostrando que los errores de la Historia tienden a repetirse. Un estado del bienestar que demuestra su fragilidad en el que la falta de oportunidades para muchos lleva a la perversión de un sistema que intenta perpetuarse a pesar de demostrar que no funciona.

Ruido extremo, violento y febril en una sociedad rota y sorda que no ha escuchado al otro y en la que mientras unos se han llenado los bolsillos, los demás han vivido en un sentimiento de rencor acumulado que se propaga como un virus en el que sin dinero, formación ni medios han optado por lo más primario y guerracivilista para salir a flote y vengarse tras siglos poniendo la otra mejilla. Una mirada audaz y rompedora sobre lo peor de la condición humana en una época en la que las desigualdades se han acrecentado siendo caldo de cultivo para la brutalidad de los instintos primarios y las consecuencias de enervar unos tiempos ya de por sí complicados y en los que debe primar más la solidaridad que el "sálvese quien pueda". Siguiendo la estela estética y cruda de "La batalla de Argel" (1966) o "Missing (Desaparecido)" (1982) es una apuesta contundente y efectista, más cínica y sórdida que constructiva, resuelta en apenas hora y media, ágil y dinámica, pero aun así desoladora y discutible por un mensaje que puede entrar en el peligro de justificar los hechos violentos de uno frente a los desmanes capitalistas de otros y la legitimación del estado a través de estos medios. Una pena que una segunda parte dispersa y excesivamente subrayada termine dilapidando el potente arranque prefiriendo forzar las tornas y que la violencia entre por los ojos de manera provocadora y pretenciosa. Una cinta que garantiza el debate, en México ha levantado ampollas, y que pretende ser más de lo que es abrazando la vacuidad grotesca con una distopía que se antoja como un aviso para navegantes para contribuir en lo que se pueda a enderezar el rumbo ante un futuro mucho más reconocible en pantalla de lo que nos gustaría.

Conviene saber: La película de Michel Franco ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Venecia 2020 y pudo verse en el Festival de Toronto 2020 y en la sección Perlas del Festival de San Sebastián 2020.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario