"Percibir lo extraordinario"

"Percibir lo extraordinario"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Es poca la gente que se da cuenta al ver una secuencia de cine con varias personas caminando en una calle que, por lo general, tan solo escuchamos los pasos de una. El resto parece desplazarse sobre suelas insonoras. Obsérvalo en la próxima ocasión que puedas y lo confirmarás. Tan solo es un pequeño detalle de las múltiples cosas que ocurren a nuestro alrededor, que tenemos ante la vista y el oído, pero ni vemos ni escuchamos. Leerlas e identificarlas es una experiencia sorprendente que me ha ofrecido esta divulgadora.

Título: "Percibir lo extraordinario"

Autora: Alexandra Horowitz

Editorial: RBA Divulgación

El título debería ser "Percibir lo ordinario", aunque no es posible mejorar el título original en inglés, "On looking", es decir, "Viendo o fijándose". La autora se lanza a fijarse, partiendo de la neurología y la psicología que nos proporcionan las llamadas "imágenes de búsqueda" (Imagenparabuscar.txt) que nos permiten encontrar las cosas en nuestra vida cotidiana. Necesita pocas páginas para hacernos conscientes de que nos fijamos muy poco, que una cosa es mirar y otra ver. Recuerda un experimento que demuestra cómo no siempre vemos lo que hay ante nuestros ojos, por chocante que pueda ser. Los psicólogos colocan a varias personas ante una pantalla y les cuentan que van a ver un vídeo. Dos equipos, con camisetas blanca y negra, irán lanzando una pelota de baloncesto. Los sujetos del experimento deben contar el número de lanzamientos de uno de los equipos. Todos esperan los lanzamientos. Se ponen a mirar el vídeo, y al final se les pregunta la cantidad. Pero esa no es la pregunta que interesa a los psicólogos. La cuestión es otra: ¿Se fijó usted en algo más?, ¿algo raro?, ¿algo... lo que sea?

Casi la mitad de los sujetos no ve a una persona disfrazada de gorila (que va de jugador en jugador), le golpea en el pecho y sale de la pantalla. Al fijarnos en los jugadores, nos pasa desapercibida una figura (peluda, para más señales) que destaca entre ellos. A partir de la comprensión del fenómeno, Alexandra Horowitz nos enseña a mirar con un estilo ameno y unas observaciones que hace rebotar una y otra vez la misma idea en nuestra cabeza: "¿Cómo es que nunca me he fijado en...?".

Para lograrlo se mueve por la ciudad acompañada por un niño pequeño, por un perro, por una ciega, por un arquitecto, por un... hasta cambiar nuestra perspectiva la próxima vez que salgamos de casa. Un trabajo magnífico que nos enseña más sobre nosotros mismos que una pila de esos libros de autoayuda que triunfan con frecuencia.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario