Piercing y los musicales

Piercing y los musicales

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido “ex” Teo:

¿Qué tal te prueba el 2013?. ¿Has pasado unas buenas fiestas navideñas?. ¿Te has pasado mucho con el turrón y el cava? ¿Te han dejado acudir a las rebajas?. Yo he estado muy enferma, todavía me siento enferma y no sé cuándo me recuperaré. Puede ser que tú hayas sufrido también alguna vez la misma enfermedad. No he acudido al médico sino que me he autodiagnosticado y he bautizado la enfermedad como “musicalitis aguda”. ¿Quieres saber cuáles son los síntomas principales?.

1º Repetir mentalmente una estrofa, una canción, un fragmento de una banda sonora sin parar y sin poderlo evitar. Tanto puede ser una buena obra como la más friki que te puedas imaginar.

2º No importarte que se repita, incluso gustarte: si, le podemos llamar masoquismo auditivo.

3º Deseo incontrolable de sentir música a todas horas.

Yo he sufrido esos tres síntomas desde que fui a ver al cine “Los miserables”. Ahora, mientras te estoy escribiendo voy escuchando vía YouTube el especial del 25 aniversario. En lo último que pienso antes de dormirme es en Look down, y lo primero que acude a mi mente recién despertada es Do you hear the people sing?, intercalándose con  At the end of the day. Para no acabar en el manicomio (tampoco me importaría hacerte compañía una temporada) he intentado repartir un poco mis amores entre otros musicales, así que me he grabado en mi mp3 algunos de mis favoritos y los escucho cuando voy por la calle. Lo que he dicho, estoy muy enferma.

¿Quieres saber cuáles han sido los elegidos?. Hay tantas obras famosas. “Cats”, “Cabaret”, “Company”, “El fantasma de la ópera”, “Hello, Dolly!”, “My fair lady”, “Chicago”, “Siete novias para siete hermanos”, “Jesucristo Superstar”, “Rent”… ¿Andrew Lloyd Webber o la pareja formada por Richard Rodgers y Oscar Hammerstein II o algún autor más moderno como Jonathan  Larson?. Inconscientemente los musicales que he incluido en mi mp3 han sido mayoritariamente del que considero mi favorito: Stephen Sondheim. Siempre que he hecho una lista de musicales favoritos los ganadores han sido obras de Sondheim así que en mi mp3, a parte de “Los miserables”, he grabado “West Side Story” (la música no es suya pero si la letra), o la divertida “Into the woods”. ¿La conoces?. Yo la fui a ver en su versión de Dagoll Dagom hará cinco años… no la conocía y salí encantada. Una historia muy divertida, y eso que lo de usar los cuentos no es nada nuevo (como parece ahora con “Grimm”, “Once upon a time”, las diversas películas con Blancanieves, etc…). Te dejo una de mis canciones favoritas, No one is alone, o la versión en catalán, Mai ningú està sol.

Y después “Assassins”, “Company”, “A little night music”, con una de las canciones más versionadas del siglo XX (Send in the clowns) y lógicamente sin olvidarme del musical gracias al cual conocí a Sondheim, “Sweeney Todd”. ¿Pudiste ver la maravillosa versión de Mario Gas con Constantino Romero y Vicky Peña?. Dicen que hasta el mismísimo Sondheim vino a verla porque le habían hablado maravillas de ella y maravillado se quedo de lo bien que habían adaptado la obra. Sí, era una maravilla. Yo volví a verla dos años después cuando la repitieron con Joan Crosas en lugar de Constantino. Lo cierto que después de ver a Constantino no era lo mismo, con esa voz que tiene era una maravilla oírle cantar My friends.

Ah, me he olvidado un cuarto síntoma. Gastar dinero sin medida para alimentar la obsesión. Algunos musicales son complicados de encontrar enteros y de buena calidad en internet así que me he gastado mis euros en comprarlos vía Amazon, y no sólo eso sino que me voy de viaje primero a Londres, y después a Nueva York, para ver algunas obras en vivo y en directo. He conseguido elegir sólo seis obras. En Londres iré a ver “A chorus line”, “Billy Elliot” y, claro está, “Los miserables”. Después saltaré el charco para ver “Chicago”, “Jesuscristo Superstar” y “El fantasma de la ópera”. Quizás aprovecharé el viaje e intentaré colarme en los Oscar.

Bueno, te dejo ya. He acabado de escuchar “Los miserables” y ahora empezaré con “Into the woods”. Teo, ¿sabes algún remedio para esta enfermedad?.

Hasta pronto.
Piercing

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

spooky - 23.01.2013 a las 18:23

Tu enfermedad la repartes con varios musicales, yo me he quedado enganchado con Los Miserables desde que la vi.
Me despierto con el 0ne Day More! (literalmente, es mi despertador) y luego ya sea con el Iphone por la calle, con el coche o con el portatil sólo suenan ellos.
¿Lo mio es muy malo?.

Vi el Sweeney Todd de Joan Crosas y me fascinó. El de Constantino lo he escuchado en cd (fue otra época de enfermedad mía. Esa provocada por Tim Burton).

Lo - 24.01.2013 a las 18:36

No te preocupes, somos muchos los que sufrimos esa enfermedad. Yo la tengo desde bien adolescente, cuando sonaba en mi cabeza My favourite things si me rondaba algo negativo por la cabeza.
Los miserables es lo que más suena ahora en mi mp3, no te digo la cantidad de versiones que tengo… Te recomiendo, para aumentar tu fiebre, que te escuches el especial del décimo aniversario, donde puedes escuchar el Valjean original, Colm Wilkinson, que es sencillamente sublime.
Y que sepas que tu periplo de musicales me despierta la peor de las envidias. Si ya llegas a ver Wicked me da algo…

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario