¿Qué fue de… Joel Schumacher?

¿Qué fue de… Joel Schumacher?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Joel Schumacher se encontraba entre los directores más comerciales de las décadas de los 80 y 90, aunque por lo general no contase con el respaldo de la crítica, ni tuviese una legión de fans. Sí que se ganó detractores cuando se encargó de dirigir dos de las entregas de la saga Batman.

Schumacher (Nueva York, 1939) iba para diseñador cuando se dio cuenta de que lo suyo era el cine. Comenzó a trabajar encargándose del departamento de vestuario de dos películas de Woody Allen, “El dormilón” e “Interiores”, mientras estudiaba en la universidad de UCLA y hacía sus pinitos en el mundo de la televisión como realizador y guionista. Tras escribir una serie de guiones para la gran pantalla, entre ellos el del musical “El mago” que en su momento fue un absoluto desastre, Schumacher dirigiría su primera película “La increíble mujer menguante” que no funcionó bien.

Sería con su tercera película, “St. Elmo, punto de encuentro” cuando comenzaría a llamar la atención en el seno de la industria. El film, considerado uno de los referentes del Brat Pack, funcionó muy bien, y también lo hizo la película sobre vampiros “Jóvenes ocultos”. Los Estudios consideraron que Schumacher era idóneo para llevar a cabo determinado tipo de proyectos, así llegaron “Línea mortal”, “Elegir un amor”, “Un día de furia”, “El cliente” y “Tiempo de matar” que, aunque no contasen todas con el respaldo de la crítica, sí que fueron muy bien en la taquilla.

La Warner le encomendó a Schumacher la dirección de “Batman forever” estrenada en 1995. La crítica y los fans del héroe de DC Comics se ensañaron con el film y muchos lo calificaron como una fantasía homoerótica de Schumacher. Pero “Batman forever” se convirtió en la segunda película más taquillera de ese año en los Estados Unidos, solamente fue superada por “Toy Story”. Schumacher se desató, aún más, en “Batman y Robin”, que dejaba a la serie de los 60 a la altura del cine de Ingmar Bergman. Se estrenó en el año 1997 y, como era de esperar, la crítica la destrozó pero esta vez el público no picó en el anzuelo y fracasó en la taquilla, aunque recaudase 238 millones de dólares en todo el mundo, pero la anterior entrega hizo 100 millones más y le costó menos al Estudio. En ese momento la compañía decidió poner en suspenso la saga, la reiniciaría casi una década después con Christopher Nolan. Si “Batman y Robin” hubiese contado con el respaldo del público habría sido inevitable que Schumacher dirigiese una nueva entrega “Batman triunfante”. Años después el realizador pidió disculpas a los fans del caballero oscuro, asumió que el Estudio le estaba presionando muchísimo pero admite que el responsable del desastre fue él ya que la intención era acercar ese universo al público infantil.

Tras este revés Schumacher se propuso reinventarse centrándose en proyectos más oscuros, como “Asesinato en 8 mm” que no fue del todo un éxito. “Tigerland” fue incluso peor, era una producción más modesta pero apenas recaudó 100.000 dólares en todo el mundo, aunque sí que cosechó muy buenas críticas y situó en el mapa a Colin Farrell. Con el actor irlandés rodaría su mayor éxito comercial, “Última llamada”, estrenada en 2003. Un año después llegaría la ambiciosa adaptación del musical “El fantasma de la ópera” que quedó lejos de dar beneficios. Las últimas tres películas de Schumacher han ido mucho peor, de hecho “Bajo amenaza”, protagonizada por Nicolas Cage y Nicole Kidman, se estrenó simultáneamente en los cines y en las plataformas de VOD. Su último trabajo como realizador lo hizo para la primera temporada de la serie “House of cards”.

Vídeo

Saludos.
Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario