“Si te abrazo, no tengas miedo”

“Si te abrazo, no tengas miedo”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Esta historia contiene el germen de lo que podría llegar a ser un Oscar para Italia a la mejor película extranjera. El proceso de adaptación ya está en marcha pero, con o sin Oscar, es un privilegio acompañar a Andrea, chico autista de 17 años, y a su padre Franco, de una valentía atronadora, cruzar Estados Unidos en una Harley Davidson… para no detenerse hasta alcanzar Brasil.

Título: “Si te abrazo, no tengas miedo”

Autor: Fulvio Ervas

Editorial: Seix Barral. Biblioteca Formentor

Esta historia ha realizado su propio viaje desde que se la contaron los protagonistas a Fulvio Ervas hasta que, tras ser publicada por una pequeña editorial, se convierte en uno de los libros más leídos en Italia el año pasado, y ahora se transforma en éxito internacional.

Un día de 2008, Franco parte con Andrea en un viaje inimaginable: Recorrerán 38.000 km de América, desde Miami hasta Porto Seguro. Sin la más pequeña gota de autocompasión, con un gran sentido del humor, y una capacidad de síntesis envidiable, el autor logra que viajemos por espacios físicos y sentimentales, por la ruta 66, por Las Vegas, por México y Brasil, pero sobre todo por encuentros desarmantes de un chico al que su padre ha decidido proteger lo imprescindible, que acostumbra a abrazar sin importarle ni edad, ni género ni situación. Andrea pone a prueba a los navajos de Monument Valley (Navajo.txt) al igual que a un gorila de discoteca, a una pareja de recién casados, o al guardia de frontera de un aeropuerto. Aunque Andrea no sea siempre el protagonista (Espana-Holanda.txt), su presencia altera cualquier momento del viaje. Andrea siempre está ahí, y si no lo está, deseamos que lo esté, porque es una especie de radar de humanidad, un discriminador de espíritus bondadosos y otros que no lo son tanto. Andrea utiliza pocas palabras porque le supone un gran esfuerzo hacerlo, pero Franco es un traductor perfecto, además de encarnar el amor de un padre mucho más allá de lo esperable.

El lector sabe que la comunicación con los autistas viaja por caminos que solo ellos pueden comprender con claridad, y que la historia nos ahorra muchos momentos cotidianos que solo quedan apuntados, territorio exclusivo de padres y hermanos; sabemos que nos están ofreciendo un cuadro corregido de la realidad, pero sincero, directo, sin manipulaciones fáciles ni sentimentalismo de garrafón. No es posible resistirse a Andrea, ni a seguir con su viaje pasadas las primeras treinta páginas.

Carlos López-Tapia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Sara - 25.05.2013 a las 18:37

Acabode terminarlo. Es una historia maravillosa. gracias por la recomendación

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario