"Sin tiempo para morir"

"Sin tiempo para morir"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 4,75 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Bond ha dejado el servicio secreto y está disfrutando de una vida tranquila en Jamaica. Pero su calma no va a durar mucho tiempo. Su amigo de la CIA, Felix Leiter, aparece para pedirle ayuda. La misión de rescatar a un científico secuestrado resulta ser mucho más arriesgada de lo esperado, y lleva a Bond tras la pista de un misterioso villano armado con una nueva y peligrosa tecnología.

Conviene ver: "Sin tiempo para morir" ha sido un termómetro de la situación de la pandemia en salas siendo la primera cinta que decidió retrasar su estreno cuando todavía algunos pensaban que ese virus venido de China no era para tanto. Su llegada a salas, tras rumores que apuntaban a que podría ser la primera película de la saga que debutara en plataformas, es la muestra de que, sin duda, lo peor ya ha pasado y se va recuperando poco a poco la normalidad. Una cinta que supone, además, la despedida de Daniel Craig de un personaje al que ha interpretado en "Casino Royale" (2006), "Quantum of solace" (2008), "Skyfall" (2012) y "Spectre" (2015). Ahora nos llega la película más larga de la franquicia (163 minutos) contando con un espectacular reparto con nuevos villanos (el Safin de Rami Malek) algunos regresos (el Blofed de Christoph Waltz) y con buena parte de los actores que han acompañado a Craig durante este tiempo (Naomie Harris, Ralph Fiennes, Ben Whishaw, Rory Kinnear o Jeffrey Wright). Una propuesta de acción desbordante en la que es también una historia de redención contando además con la baza musical que siempre tienen estas cintas y que cuenta ahora con Hans Zimmer por un lado y con Billie Eilish que ha escrito el tema principal junto a su hermano Finneas y que intentará seguir la racha de Adele y Sam Smith que se hicieron con el Oscar por las dos últimas canciones de la saga. Una cinta con sus bajones, propios de la duración, pero suponiendo un buen entretenimiento que sirve de más que digna despedida a Daniel Craig aunando el clasicismo y el santo y seña que rodea a estas películas con el brío más propio del thriller de acción conspirativo que se le ha acuñado en las últimas cintas con pinceladas de humor puramente británico y con un punto de transgresión en el que seguro que algo habrá tenido que ver Phoebe Waller Bridge (“Fleabag”), una de las guionistas de la cinta junto a Cary Joji Fukunaga, Neal Purvis y Robert Wade. Hay sensación de fin de ciclo, con un protagonista amargado que ya no seduce como antaño y que ve como su licencia de 007 la ocupa por primera vez una mujer (Lashana Lynch) y por eso la película funciona como complemento del segmento de las cinco cintas que han contado con Craig logrando mantener la calidad (sin llegar al punto de la cumbre que supuso “Skyfall”) pero manteniendo el hecho de que en los últimos tiempos las cintas de Bond han dejado de lado el icono que representa para jugar en la liga de las grandes sin ningún complejo de aspirar a ser uno de los mejores títulos de su año dentro de la cosecha del cine USA. A algunos les parecerá repetitiva pero es un homenaje a este Bond rubio y por supuesto no deja de ser una película para fans teniendo sus guiños y siguiendo la senda de las últimas cintas. Se esfuerza demasiado por dar a Craig la despedida que merece, siendo la más sentimental de todas, y abonando el terreno para que todo se reinicie en el futuro (no sabemos de qué manera). Un buen cierre para esta fase de un personaje que en las últimas seis décadas ha trascendido más allá del cine y que seguirá en el futuro teniendo su presencia dejando de momento aquí la historia con una más que buena película que, sin ser la mejor de las que hemos visto recientemente, sí que es la que más se permite tocar la fibra sensible de los fans, jugar con el humor y explotar la química entre Daniel Craig y Léa Seydoux, la cual rebosa en esta ocasión alejándose la actriz francesa del cliché de chica Bond y ofreciendo un personaje más terrenal y creíble en su relación. Ingredientes todos más que suficientes para que Barbara Broccoli, productora y dueña de los derechos cinematográficos del personaje, esté más que satisfecha cuando le toca encarar el siempre difícil reto de encontrar el nuevo rostro del agente 007.

Conviene saber: Cary Joji Fukunaga se pone detrás de las cámaras en la 25ª película de James Bond siendo el primer norteamericano en hacerlo.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario