Sitges 2020: Leyenda vampírica irlandesa, atracción psíquica, robo problemático, un "Solo en casa" sangriento y la presentación de "30 monedas"

Sitges 2020: Leyenda vampírica irlandesa, atracción psíquica, robo problemático, un "Solo en casa" sangriento y la presentación de "30 monedas"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Ahí va lo que ha dado de sí el día de hoy en el Festival, la 4ª jornada del mismo.

“Boys from county hell”. En un tranquilo pueblo irlandés la única atracción que hay es creer en la leyenda que Bram Stoker, el autor de "Drácula", pasó una noche por el pueblo y que bajo un montículo de piedras en medio del valle está enterrado un vampiro. Leyenda o no, durante una noche surge un incidente en ese montículo y a partir de ese momento un grupo de lugareños, capitaneados por un padre y un hijo cuya relación no atraviesa por un buen momento, tienen que hacer todo lo posible para acabar con el vampiro que amenazada sus vidas. El vampiro arrasa con todo lo que está cerca de él, no mata directamente sino que absorbe la sangre de aquellos que están cerca, paralizándolos hasta morir. Y a los que infecta se convierten en seres vampíricos sedientos de sangre y sin miramientos a la hora de acabar con todo el que se ponga por delante. La película es una comedia vampírica que engancha desde el primer momento; el guión es rápido, tiene toques de humor que lo hacen ameno y no deja un segundo de descanso al espectador, aunque hay que decir que tampoco es algo que deje perplejo por su trama y los personajes están bastante desdibujados. No deja de lado las relaciones familiares pero debido a entrar poco en cada uno de los personajes hay que intuir por uno mismo lo que lleva al padre y al hijo a tener esa tirantez que, sin duda, y esto no es nada nuevo, se irá estrechando a lo largo de la historia.

“Jumbo”. La protagonista de “Retrato de una mujer en llamas” interpreta a Jeanne, una chica retraída que vive con su madre y trabaja en un parque de atracciones, a la par que en la soledad de su habitación construye una maqueta del mismo. Cuando una nueva atracción se instala en el lugar, Jeanne descubre que están aflorando en ella unos sentimientos que no son normales porque los tiene hacia una máquina inerte. La película da una vuelta de tuerca a las leyes de la atracción (nunca mejor dicho), llevadas al extremo y centrándose más en lo psíquico que en lo físico, en contraposición a las relaciones que mantiene su madre y que no logra entender lo que está pasando por la mente y el cuerpo de su hija.
Una película muy íntima, centrada en el autodescubrimiento, en el crecimiento personal y en las relaciones que te encoge, te sonroja y te deja una sonrisa en la boca.

"The owners (Los propietarios)". El debut en el largometraje de Julius Berg es una propuesta que engancha desde el primer momento por que la actitud de los personajes ya te da que pensar que lo que se prevé como un simple robo no va a ser así. Con lo que no cuenta el espectador es con la reacción de los dueños de la casa al descubrir lo que está pasando en su hogar. El carácter de los protagonistas se va recrudeciendo a medida que pasa el metraje, la ambición por lograr lo que quieren y las trabas para lograrlo sumado a no estar en plenas facultades debido al consumo de sustancias no recomendables provocan reacciones agresivas que se vuelven peor al no tener de la otra parte la misma respuesta. Y cuando te quieres dar cuenta, el robo ha pasado a un segundo plano y te ves inmerso en una tétrica historia donde los malos no son tan malos ni los buenos lo son tanto.

“Becky". Su madre ha muerto y su padre la lleva a la casa de la montaña para decirle que se va a casar con su novia y va a tener un hermanastro. ¿Qué podría salir mal? Pues que cuatro peligrosos convictos que se han escapado de la cárcel vayan a su casa en busca de una recompensa que se esconde tras una llave que no logran encontrar. Esa es la premisa de esta sangrienta película que, en ocasiones, podríamos catalogar como una versión moderna de "Solo en casa". Curioso es ver como el instinto de supervivencia desarrolla la astucia de la protagonista por escapar de sus captores e intentar salvar al resto de su familia. Un film ágil, por el que no se pierde en ningún momento el interés y que hará las delicias de más de un fan de las venganzas sangrientas.


Por otro lado, el Festival ha tenido la presencia de un viejo amigo. Álex de la Iglesia ha dejado por unas horas su rodaje en Venecia para venir a presentar su nueva serie “30 monedas”, que se verá en HBO, acompañado por parte de su elenco encabezado por Megan Montaner, Macarena Gómez, Pepón Nieto y Miguel Ángel Silvestre. Os dejo algunas fotos cortesía de nuevo de los amigos de Visit Sitges.

Tu prima.
Imogen

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario