“The old man & the gun”

“The old man & the gun”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Narra una historia real, la de Forrest Tucker, un ladrón de bancos que pasó la mayor parte de su vida en la cárcel o intentando escapar de ella. De hecho, logró fugarse en 18 ocasiones y cometió su último atraco en el año 2000 cuando tenía 80 años.

Conviene ver: “The old man & the gun” de David Lowery se presenta (apoyado en las recientes declaraciones del actor sobre su retirada) como el último trabajo de Robert Redford y así se arroja en una cinta de marcado carácter testamentario y de homenaje para el intérprete de 82 años, utilizándose en algún momento imágenes de archivo de algunas de sus películas para sustentar la azarosa vida y adicción por los atracos en bancos de un personaje basado en la realidad, Forrest Tucker, un delincuente de guante blanco que pasó la mayor parte de su vida en la cárcel o intentando escapar de ella. De hecho, logró fugarse en 18 ocasiones y cometió su último atraco en el año 2000 cuando tenía 80 años. Lowery se encarga también del guión adaptando el artículo de The New Yorker de 2003 escrito por David Grann y que demuestra cierta empatía por el personaje, que nunca dejó víctimas a su paso, más allá de sus continuos golpes temblando las sucursales del país. “The old man & the gun” es un entretenimiento ligero de lucimiento para Robert Redford en un proyecto dedicado a él y a su figura. Una de atracos de persecuciones de ratón y el gato tan amable como poco perdurable, que por momentos quiere coger el tono de “Atrápame si puedes” por las calles de la Usamérica profunda, que se ve bien en una tarde de cine evasivo, clasicista y juguetón pero sin dejar transcendencia. Lo mejor de la película es ese particular trío de tropelías que forma Redford nada más y nada menos que con Danny Glover y Tom Waits así como la sensibilidad de su relación con Sissy Spacek. Casey Affleck es el detective que sigue los pasos a Redford, y casi coprotagonista, vuelve a estar más que notable. Un pequeño disfrute para celebrar la vida y carrera de uno de los grandes que, si bien no se retira con una película por la puerta grande, sí que lo hace con más que dignidad como tierno tributo de hora y media a toda una figura del cine.

Conviene saber: David Lowery adapta el artículo de David Grann en la que pretende ser la despedida y homenaje como actor de Robert Redford, nominado por este trabajo al Globo de Oro 2019 al mejor actor de comedia o musical.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario