“Tulip fever”, el proyecto maldito del declive de Weinstein

“Tulip fever”, el proyecto maldito del declive de Weinstein

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Hoy sábado 26 de Mayo y con la valentía de contraprogramar al Real Madrid-Liverpool de la Final de la Champions League, TVE1 estrena a las 22:05h en primicia en España una de las películas malditas de Harvey Weinstein poco antes de su conocida caída a los abismos tras destaparse sus malas artes cubriendo buena parte de Hollywood de términos como acoso sexual, abuso de poder y degradación en la industria. “Tulip fever” demostró ser el claro reflejo del declive de un Weinstein que ya no suponía la garantía y la fiabilidad de antaño, y sin haber estallado el escándalo todavía. Una película que sufrió problemas en la distribución, cambios de fecha y un estreno de tapadillo para después caer en el olvido a pesar de intentar ser una fórmula que pretendía combinar cintas que todos recordamos como “Shakespeare enamorado” y “La joven de la perla”.

La historia se desarrolla en plena fiebre de los tulipanes en la Holanda de inicios del siglo XVII centrándose en un pintor que acaba prendado de la joven mujer del matrimonio acaudalado del que está realizando un retrato. La inversión en el negocio del tulipán, de pujanza en aquellos años, se ve como la vía de escape para que la pareja pueda vivir su amor alejándose de las apariencias y del yugo de lo establecido.

“Tulip fever” es la adaptación de la novela de Deborah Moggach y fue en 2004 cuando llegó el primer intento de llevarla al cine con unos Jude Law, Keira Knightley y Jim Broadbent en la cresta de la ola cancelando Paramount el proyecto debido a dispararse el presupuesto por la implantación de un nuevo impuesto que afectaba a los rodajes en el Reino Unido. No fue hasta 2013 cuando el proyecto volvió a cobrar vida con Justin Chadwick en la dirección, ya acostumbrado a tramas palaciegas con cintas como “Las hermanas Bolena”, y con Alicia Vikander en el reparto en un momento en el que el caché de la actriz sueca no era más que incipiente, tras ser la revelación de “Anna Karenina” y “Un asunto real”, y a las puertas de estrenar “Testamento de juventud”, su primer gran protagonista.

Más complejidad supuso encontrar al joven pintor y, tras ofrecer el papel el propio Weinstein a Harry Styles, finalmente fue Dane DeHaan el elegido en un reparto que no escatimó en actores de nivel para los papeles secundarios como el caso de Christoph Waltz, Jack O’Connell, Holliday Grainger, Tom Hollander, Cara Delevingne, Zach Galifianakis, Kevin McKidd, Judi Dench, David Harewood y Matthew Morrison. El rodaje tuvo lugar en el verano de 2014 en localizaciones de Cobham, Kent, Norfolk, Essex, Suffolk y los Estudios Pinewood en Londres con el primer montaje ya listo para finales de ese año.

Harvey Weinstein usó su coto de caza en Cannes, según las palabras recientes de Asia Argento, para en 2015 enseñar el primer avance de la película justo un mes después de que Vikander ya comenzara a ser una sensación por su trabajo en “Ex machina” de Alex Garland. Todo parecía viento a favor para la película rumoreándose su estreno a finales de año y aprovechándose de la pasión del romance de época con alguna escena erótica que elevaba la temperatura y de una actriz llenando todas las portadas. Aun así, y sin mucha seguridad en lo que tenía entre manos, prefirió Weinstein guardarse la carta para el año siguiente con el fin de no quemar las posibilidades de una Vikander lanzada hacia el Oscar por “La chica danesa” de Tom Hooper y, como segunda opción, por la película de Garland que provocó que en muchos premios la actriz fuera nominada por ambos trabajos. En los Oscar fue un mal año para Weinstein ya que su mayor apuesta para los premios, “Los odiosos ocho” de Quentin Tarantino, sólo consiguió 3 nominaciones materializando el premio a la mejor música para Ennio Morricone.

Con la película todavía considerada como un as en la manga, The Weinstein Company anunció el estreno para el 15 de Julio de 2016, extraña fecha si se tiene aspiraciones para premios. Aun así, y a una semana de su estreno, se anunció el retraso de la película para el 24 de Febrero de 2017 lo que le descabalgaba de cualquier opción y confirmaba los peores augurios, los relacionados con la calidad de la película. Todo auspiciado también por las cifras de beneficio de una compañía muy alejada de sus etapas de bonanza sacando el fondo de armario de manera torpe cintas como “Suite francesa” de Saul Dibb con Michelle Williams y Matthias Schoenaerts, o “Shanghai” de Mikael Håfström con John Cusack y Gong Li, demostrando que se había perdido el interés del público que cada vez se alejaba más de producciones que intentaban repetir la fórmula de romance épico y de época que triunfó en los 90 con cintas como “El paciente inglés” y que fue la gran noche de gloria de los Weinstein (en ese caso con Miramax) llevándose 9 Oscar.

“Tulip fever” comenzó a verse como una broma en el mundillo de la industria, un proyecto fantasma que nunca vería la luz. Y es que la compañía volvió a retrasar el estreno al 1 de Septiembre de 2017. La cinta llegaba a los cines en pocas salas y de manera tímida después de que algunos críticos la hubieran visto en los primeros pases casi tres años antes (en Noviembre de 2014). El golpe en taquilla no pudo ser más duro. 2,4 millones de dólares en USA que, sumando la taquilla internacional, sólo pudo llegar a los 5,3 millones. 11 semanas lánguidas en cartelera que sólo era, casi como una premonición, la suerte que iba a correr el propio Harvey cuando estallara el escándalo.

La película, al margen de su calidad, no supo encontrar su espacio tras tres años en el limbo y cuando llegó a los cines ya era una sombra de lo que pretendía haber sido, más cuando el nombre Weinstein (antes símbolo de fama y gloria) ya no era más que una losa de la que ni se sabía todavía el impacto tan negativo que iba a tener tiendo. Y es que la fiebre pasó de fervor a una enfermedad mortal para un Estudio que parece que a duras penas podrá recuperarse no sólo de los problemas económicos, que han provocado despidos masivos desde 2015, sino de un apellido que ahora ya no podrá salir de las páginas negras de lo que ha sido Hollywood como arte engullendo a su paso cualquier valor artístico que pudiera haber tenido esta película que hoy sale a la luz en TVE como triste muestra en forma de epílogo de un proyecto del que lo fue todo en la industria y que ahora sólo es símbolo de infamia.

Vídeo

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario