“Wall Street: El dinero nunca duerme”

“Wall Street: El dinero nunca duerme”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial se abre con un trailer a pantalla completa que en la parte inferior se divide en tres bloques: argumento, video y galería de fotos. Misma y original presentación en la web en español.

El argumento: En 2001, Gordon Gekko, tras cumplir condena por fraude financiero, blanqueo de dinero y asociación ilícita, sale por las puertas de la prisión federal siendo un hombre completamente distinto. Ya no es el rey de Wall Street; Gekko está sin afeitar y despeinado. Nadie ha venido a recogerle, ni siquiera su hija Winnie, de la cual se ha distanciado, ni ninguno de sus colegas de Wall Street, que durante su ausencia se han mantenido ocupados amasando fortunas cada vez más inmensas. Después de ocho años de prisión, ahora Gekko está solo y es un completo desconocido. En 2008, Jake Moore, un joven e inteligente agente de patentes, está ganando millones en la respetable firma Keller Zabel Investments, que dirige Louis Zabel, el mentor de Jake. Entretanto, la novia de Jake, Winnie, le anima a perseguir su objetivo, sustentado en un idealismo que ella echó de menos en su padre, Gordon, de invertir en energías limpias. Una ola de rumores relativos a que Keller Zabel acumula miles de millones de activos tóxicos provoca de repente la caída en picado del valor de las acciones de la compañía, y Louis Zabel se ve forzado a luchar por la subsistencia de su empresa ante la Reserva Federal. Cuando el gobierno le niega el rescate financiero, Bretton James, accionista del poderoso banco de inversiones Churchill Schwartz, decide adquirir Keller Zabel por mucho menos de su valor. Jake, profundamente endeudado también ahora, con riesgo de perder su empleo y afligido por la muerte de su mentor, asiste a una conferencia de Gordon Gekko en la Universidad Fordham, donde está promocionando su nuevo libro: ¿Es buena la codicia?. A lo largo de su charla, Gekko señala que la codicia ya no es que sea buena sin más, es que es absolutamente legal, y que se ha generado un cáncer dentro del sistema financiero, con una desenfrenada especulación y el aumento del endeudamiento, que arrastrará a la economía americana hacia la perdición.

Conviene ver: “Wall Street: El dinero nunca duerme” vive de la nostalgia de la película de 1987, el mayor éxito de la carrera de Oliver Stone. Al igual que aquella, la película es muy oportuna ante la época de crisis económica mundial que salimos. Gordon Gekko, un genial Michael Douglas, sigue siendo el rey de la función y todas las piezas giran en torno a él. Una película muy bien realizada (a destacar algunas panorámicas de la ciudad) en la que Stone no está tan crítico como otras de sus películas más reconocibles y en la que vuelve al pulso que nos tenía acostumbrados en un thriller funcional que se ve bien por Douglas y por poder comprobar como continúa la trama de Gekko en un entorno más contemporáneo. Y es que la sombra de la burbuja financiera y la caída de Leman Brothers en 2008 sobrevuela durante toda la película. La cinta se aprovecha también de un reparto de lujo y de algunos cameos que le ayudan a dar ese toque de nostalgia que hace que se perdonen ciertas cosas. Una secuela digna, manteniendo el mensaje de la primera de la avaricia y la codicia, así como el papel y el juego de mentor y alumno, introduciendo el debate sobre si un villano puede terminar cambiando, pero que es poco más que un thriller al uso con el que consumir dos horas y después pasar a otra cosa.

Conviene saber: Shia LaBeouf invirtió en bolsa 15.000 dólares para comprobar realmente como funcionaba y preparar su personaje de broker y obtuvo unas ganancias de medio millón de dólares.

La crítica le da un SEIS

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario