“El león de Hollywood”

“El león de Hollywood”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (37 votos, media: 2,95 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Título: El león de Hollywood

Autor: Scott Eyman

Editorial: Debate
Colección: Historias

PVP.: 34,00 €

Nº de pág.: 717 págs.

Scott Eyman es periodista de The Palm Beach Post e historiador especializado en la historia del cine. Ha escrito siete libros sobre el tema, el más reciente Print the Legend, the Life and Times of John Ford.

Nota de la Redacción:

Esther Williams, sentada junto a su piscina, ubicada en una de las cimas más altas de Los Ángeles, necesitó algunos segundos para sopesar una pregunta casi bíblica de su entrevistador: ¿Quién era Louis B. Mayer?

El entrevistador intenta responder a la pregunta en este libro, con los mejores recursos posibles. Investigación, ciento cincuenta entrevistas, el mínimo prejuicio y pocas concesiones a la imaginación.

La estrella de otros tiempos, convertida ya en vieja sirena, finalmente dio con la respuesta. Era Dios.

No disponíamos de una biografía equilibrada y en español de un hombre casi todopoderoso durante una década, tal vez porque todavía persisten en las memorias los aspectos más detestables de Mayer, concretadas en una opinión general tan negativa que impedía ver algunos árboles sanos en el bosque de odios y críticas que mereció.
El cine de aquellos años cuarenta y cincuenta, ha dejado joyas que siguen inspirando y Mayer convirtió a la Metro Goldwin Mayer en algo tan poderoso como para que sus producciones sigan siendo estudiadas por sociólogos e historiadores. “El león en Hollywood” no es de ese tipo de trabajos.
Es una biografía bien articulada del hombre que inventó el Star System, el que mejor lo explotó y de cuyo glamour continúa viviendo mucho del cine popular actual. En una de las páginas, Mayer es citado para decir:
SegunMayer.htm

No faltan decenas de detalles que ilustran lo que ocurría alrededor del magnate y las estrellas que descubrió en tiempos de excentricidades y nuevos lujos.
ropainterior.htm

Si un actor le llevaba la contraria y persistía en su actitud, Mayer estallaba. “Su rostro casi se amorataba -recordaba Esther Williams-, y empezaba a aporrear la mesa, a gritar con todas sus fuerzas y a arrojar baba. “¿Cómo te atreves a poner en cuestión mi autoridad? … ¡Soy el jefe del mayor estudio cinematográfico del mundo [¡zas!] y tú … [¡zas!] trabajas [¡zas!] para mí!”.”
Si la bronca no se saldaba con el resultado deseado, a Mayer le daba un berrinche descomunal, se tiraba al suelo y empezaba a revolcarse por la moqueta. El parecido con un niño de seis años mal criado podía resultar divertido o aterrador, en función del grado de tolerancia que uno tuviera ante la mala conducta juvenil… bajo todo aquello estaba el pequeño judío ruso inmigrante con un descaro enorme que se había labrado su reputación a base de saber cuándo tenía que decir sí y cuándo tenía que decir no.”
El autor compensa muchas de las anécdotas que reflejan un carácter dictatorial y manipulador, con otras donde se aprecian valores, generosidad o capacidad para “ver” oportunidades o personalidades donde otros aún no lo habían hecho…
“Cuando hizo un viaje fugaz a Berlín, hizo que Basil Wrangell, que había trabajado de intérprete para él, le acompañara a ver las mejores películas europeas nuevas y le tradujera los rótulos mientras se proyectaban. Una de las películas era The Atonement of Gösta Berling, de Mauritz Stiller, estrenada en Berlín en septiembre de 1924. Fueron a verla un sábado de noviembre. A Irene no le resultó muy interesante la película, pero la reacción de su padre fue inusualmente intensa, incluso comparada con lo que solía ser habitual en él. ” ¡Mira a esa chica! No se parece físicamente, pero me recuerda a Norma Talmadge, en los ojos. Lo que convierte a Talmadge en una estrella es su mirada.” No dejó de hablar sin parar durante toda la proyección. “Stiller está bien, pero la chica, ¡fíjate en la chica!” Si tuviera que elegir, decía, se decidiría por la chica. “Me la llevaré solo a ella, o me llevaré a los dos, [pero] el número uno es la chica.” “Estaba empeñado en ello -recordaba Irene-. Decía que no era una cuestión de belleza, “es lo que transmite y la expresión de sus ojos”. Quiso conocerla aquel mismo día y se concertó una reunión con ella en nuestro hotel.” La joven protegida de Stiller, que se llamaba Greta Garbo, firmó un protocolo para ir a Culver City y trabajar para la MGM con un contrato de cinco años por el que empezaría cobrando 400 dólares…”

Para los aficionados a la época, el libro es un disfrute, para los que todavía no lo sean, Louis B Mayer despierta desde comprensión hasta escándalo por sus comportamientos… nacidos del poder que llegó a alcanzar.

Aquí tienes un reportaje en audio sobre el libro….
LibroLouisBMayer.mp3

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario