“Sólo para cinéfilos. Cómo ver más allá de las películas”

“Sólo para cinéfilos. Cómo ver más allá de las películas”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (34 votos, media: 2,94 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Título: “Sólo para cinéfilos. Cómo ver más allá de las películas”

Autor: Richard T. Kelly

Traducción de Joan Sardà

Editorial: Ma Non Troppo. Ediciones RobinBook

Nota de la Redacción: La cinefilia es una psicopatía leve cuyo principal efecto secundario es la capacidad para aburrir al que no la sufre. Hablar de cinefilia y diversión parece un contrasentido porque lo es por lo general. Unamos a esto la necesidad de categorización del ser humano traducida en forma de listas de lo más variado relacionadas con el cine. Pues bien, esto es este libro, multitud de listas de diez películas realizadas por cinéfilos variados. ¿Qué interés puede tener algo así a priori?, Se convierte casi en una pregunta retórica cuya respuesta es entre muy poco y ninguno. Sin embargo en esta serie de relaciones fílmicas existe el humor suficiente para moverse por esas listas sin fatiga y haber aprendido algo en algunas de ellas. Los comentarios son breves, algunos infantilmente ingeniosos y hasta francamente idiotas, pero el reconocimiento franco de dicha idiotez anula la agresividad del que lee.

El editor que ha convencido y recopilado los textos define así el libro en la introducción:

Noesunaserie.doc

Las listas se ordenan en capítulos temáticos, con una explicación breve de cada autor en cuanto a la elección de las diez películas. Los temas marcan el sentido del humor con el que se abordan: Diez películas (no de terror) que me traumatizaron de pequeña; que gustan, pero da apuro confesarlo; a evitar si uno se medica (o se tiene a mano el cajón de la cubertería); que no se pueden ver, no se quieren ver, o que no se verán jamás de los jamases, difíciles de atrapar; jamás rodadas, presuntos “fiascos” que en realidad son películas estupendas, grandes interpretaciones de actores habitualmente menospreciados, pelucas horrorosas que unos actores se atrevieron a llevar, grandes actuaciones de animales, utilizaciones gratuitas de sexo y desnudez por parte de Paul Verhoeven, películas de Navidad para salvarnos a todos del poder de Satanás, etc., etc.

Un viaje por la memoria cinéfila desde el cine mudo hasta películas de las que, lo reconozco sin pudor, no he oído hablar en mi vida, o películas que han estado cerca de hacerse y nunca lo han conseguido. El resultado no sólo es muy ameno, es siempre heterodoxo y a menudo refrescante, sobre todo al descubrir que algunos cinéfilos no soportan a los cinéfilos.

Solemos añadir aquí un fragmento del libro pero en este caso no reflejaría bien su contenido por la brevedad y heterodoxia del planteamiento, así que nos parece mejor dejarlo en manos de un ejemplar ojeado directamente en una librería decente.

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario