“Casablanca”, la fortuna del cine.

“Casablanca”, la fortuna del cine.

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (34 votos, media: 3,09 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido diario:
Por cosas como esta, es tan difícil dar un !DIEZ!

A finales de 1938 Murray Burnett, que se ganaba la vida como maestro de escuela en Nueva York, visitó un club nocturno en el sur de Francia llamado La Belle Aurore, cuya música y atmósfera le recordaron a un espectáculo de Broadway titulado “Everybody’s Welcome”; El musical tenía una canción de Herman Hupfeld titulada “As Time Goes By”. Año y medio más tarde, en el verano de 1940, Burnett había escrito con Joan Alison una obra titulada “Everybody Comes to Rick’s” que, a finales del año siguiente, todavía no había sido puesta en escena. En ese punto se presentó un productor de la Warner Bros. Según algunos le vió posibilidades aunque sin entusiasmo, pero compró los derechos cinematográficos por 20.000 dólares, la mayor suma jamás pagada por una obra que no se representó nunca. Así comenzó la historia de “Casablanca”.

La película por la que Ingrid Bergman es más conocida, fue una de las experiencias más difíciles y frustrantes de su vida. Fue improvisada día a día por las manos más diversas, y su éxito se debió a ese tipo de buena suerte incontrolable que a veces ocurre en Hollywood.

QueridoSobrino.htm

Aquí tienes una parte de la historia si quieres escucharla…

Casablanca.mp3

Es la película de las frases, cuya popularidad cambia según los países y la época. La última frase de la película, que une a Bogart a Rains: “Louis, creo que éste es el principio de una hermosa amistad”, fue rodada dos semanas después de que el reparto fuera disuelto.
Siguiendo órdenes del Estudio, los guionistas habían preparado la alternativa de que Ilsa se quedara con Rick. Esta versión tenía que ser rodada más tarde, pero el primer final le pareció tan bueno a todo el mundo que la otra no se rodó nunca.
Para muchos las palabras más famosas, son las de la despedida, “Te está esperando, muchacha”.
Bogart las tomó prestadas y las metió sobre la marcha en la película. Había recogido la frase de un miembro del equipo, que aprovechaba el descanso del almuerzo para enseñar a jugar al póquer a Ingrid… con ese lenguaje seco y simbólico que se emplea en muchos juegos de cartas.
La frase, “Play it again, Sam” (Tócala de nuevo, Sam), no se pronuncia en toda la película, pero se popularizó como cierta cuando Woody allen protagonizó en el cine una obra de teatro. El título de la película era precisamente “tócala de nuevo, Sam” y el fantasma de Bogart animaba a Woody allen, para que actuara como un conquistador.
En realidad se dice: “Play it once, Sam”, la dice Ingrid Bergman.


Date un paseo por un par de buenas selecciones de imágenes aquí y también aquí.

Si pasas por Casablanca, en 2004 decidieron aprovechar y construir un café idéntico al de la película. Este…

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario