“American honey”

“American honey”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 3,33 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Star, una adolescente, deja a su familia disfuncional para unirse a un equipo de ventas de suscripciones de revistas, que recorre, vendiendo puerta a puerta, el MidWest estadounidense. Rápidamente se siente a gusto con el grupo de jóvenes, al que también pertenece Jake, y adopta su estilo de vida, entre veladas bañadas en alcohol, pequeños delitos e historias de amor…

Conviene ver: “American honey” es una oda a la juventud libre, hedonista y salvaje. Esa que ya han retratado Larry Clarke y Harmony Korine y que aquí convierte a esta cinta en una sugerente mezcla de “Bonnie & Clyde” con “Kids” y “Spring breakers”. Una apuesta de carretera, manta y hedonismo juvenil que se basa sobre todo en la brutal química sentimental y física de Sasha Lane (gran revelación en su primer trabajo en el cine añadiéndole toda la fragilidad y sensualidad necesaria al mismo que imprime realeza a su ralea de Barbie de extrarradio) y Shia LaBeouf en un papel que parece nacido para él, protagonizando ambos dos escenas de sexo animal de gran verismo y que caldea butacas. Una road trip muy actual, que arranca con un tema de Rihanna en el supermercado y tiene con la música a golpe de Spotify un personaje más y de espiral orgiástica por parte de una juventud que se siente auténtica y capaz de cambiar las cosas que se proponga sin ataduras ni sacrificios. Y es que la protagonista, una joven de 18 años perteneciente a la clásica familia desestructurada, acaba prendada del estilo de vida hippy y alternativo de este grupo cuando los conoce en un supermercado; formando parte de ellos, disfrutando y sintiéndose únicos en este ambiente de camaradería en el que afloran rencillas y sobre todo instintos pasionales, todos ellos estructurados en plan comuna en base al objetivo de “la abeja reina” (Riley Keough) que les organiza (y explota laboralmente) para que recorran el país vendiendo suscripciones a revistas de casa a casa; cueste lo que cueste y reclamando ese cometido (y un alto porcentaje del mismo) aunque al final el cómo para conseguirlo sea lo que menos importe. La América más libre pero también la más prostituida por la ambición y la codicia, así como las esperanzas frustradas en la ya era Trump. Una película fresca, genuina y que nos sumerge de lleno en este universo oligofrénico de alcohol, sexo e ingenua y permanente huida hacia adelante. En definitiva, Andrea Arnold no sólo ha logrado crear un acertado retrato de la juventud sino también de una sociedad que transita sin red coqueteando con el límite pero orgullosa y revitalizada por ello. Sólo encierra un defecto que es una excesiva duración de casi tres horas que la hace reiterativa en algún momento.

Conviene saber: Premio del Jurado en el Festival de Cannes 2016.

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Miguel - 17.11.2016 a las 14:33

Un truño de casi tres horas que nos muestra un grupo de jovenes debiles mentales en un viaje sin fin a traves de la america profunda, cuyo unico fin en la vida es tener dinero.
Lenta, reiterativa, en fin, muy pesada. Si esto es el futuro de la sociedad… ¡SOCORRO!

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario