“Cuando todo está perdido”

“Cuando todo está perdido”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial y la web en español.

El argumento: Durante un viaje en solitario por el Océano Índico, un hombre se despierta y descubre que hay una vía de agua en su velero de 12 metros de eslora que ha chocado contra un contenedor abandonado en alta mar. Con el equipo de navegación averiado y sin radio, el hombre no sabe que se dirige hacia una terrible tormenta…

Conviene ver: Giro radical para J.C. Chandor (director de la muy recomendable “Margin call”), que mediante un guión aparentemente sencillo y un Robert Redford completamente solo en su diálogo interior, crea una película en la que es imposible no sentirse atrapado junto a Redford en su embarcación en este producto con cierto grado experimental al servicio de la estrella en una versión actualizada de “El viejo y el mar” y que supone una historia de supervivencia más de las muchas vistas este año. Hacía tiempo, demasiado quizás, que no le veíamos “tan protagonista”, pero no pesa en absoluto y su lucha solitaria es una de esas interpretaciones que dejan poso en el espectador y que incluso llega a asfixiar en su lucha contra los elementos ante la insignificancia del ser humano frente a la naturaleza. Se nota que lo ha puesto todo aunque, aun así, su omisión en los Oscar tampoco es que sea escandalosa teniendo en cuenta el nivel de este año. Es esta una película marítima cuya esencia nos lleva a mencionar cintas como “La tormenta perfecta”, “Náufrago”, “Kon-Tiki” y “La vida de Pi”, aunque, en este caso, el realismo y el propio Redford en silencio y con las arrugas de su rostro la convierten en muchos aspectos en insuperable y en uno de sus trabajos más al aire desde “Las aventuras de Jeremiah Johnson” construyendo un personaje del que el espectador mantiene su interés a pesar de no conocer ni su nombre ni procedencia, asistiendo a como afronta esta situación con templanza y determinación sin caer en la desesperación que podría hacer que su interpretación fuera más extrema. Y, entre tanta soledad y lucha contra los elementos se agradece la magnífica banda sonora Alex Ebert. El problema es que, en ocasiones, se pasa de filosófica, naturista y repetitiva con algún bajón de ritmo ante la escasa premisa y elementos con los que juega, pero eso es salvado gracias a un final bellísimo y a lo bien que está filmada por Chandor, con sobriedad y de manera muy descriptiva, que va asomando la cabeza como un autor inclasificable y sorprendente alejado de los cánones de Hollywood y al que conviene seguir.

Conviene saber: Nominada al Oscar 2014 al mejor montaje de sonido, la música de Alex Ebert ganó este año el Globo de Oro.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario