“El capitán”

“El capitán”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: El final de la Segunda Guerra Mundial está a la vista, el orden social en Alemania está en ruinas. Con la moral cuesta abajo, la tropa se desintegra. Las deserciones aumentan tan dramáticamente que a los soldados dispersos se les dispara automáticamente. La anarquía y los asesinatos arbitrarios reinan. Desesperado, hambriento, aterido de frío, huido de su pelotón y perseguido por los cazadores de desertores, el soldado Willi Herold encuentra casualmente un uniforme de capitán y decide cambiar su identidad. A partir de entonces actúa como un alto rango en una misión secreta encomendada por el mismísimo Führer. La suplantación le conducirá a los placeres y los infiernos de su nueva personalidad y le permitirá formar un grupo de soldados perdidos que actuarán a sus órdenes sembrando el horror entre la población inocente, actuando con impunidad en un viaje hacia la degradación moral, el mesianismo nazi, la perversión y la barbarie.

Conviene ver: “El capitán” de Robert Schwentke es una cinta alemana que se adentra en el terreno de los fanatismos y populismos a finales de la II Guerra Mundial, siendo una situación muy comparable a la que vivimos actualmente con una Europa incierta y la tensión nuclear latente que hace peligrar el mundo. En un poderoso blanco y negro, la cinta se adentra en un soldado desertor que a los 19 años se hace pasar por un oficial, solamente gracias a conseguir una indumentaria a tal efecto y ponerse en modo de líder, mientras va ascendiendo en el escalafón del ejército nazi implantando su propio sistema de justicia y contando con un grupo de desertores frente a los que amenazan la Alemania del régimen pasando de víctima, a verdugo y juez. La cinta es tan estridente y chillona como su personaje (un solvente Max Hubacher), el retrato de un cobarde entre explosiones, soflamas y violencia pero con el humor negro como arma nos cuenta a través de una especie de farsa los peligros del poder ilimitado y el cómo desde abajo el sistema de poder nazi se vio tambaleado por un impostor, una más de sus almas truncadas pero que con el gen enfermizo del poder, el probarlo fue más definitorio para él que su propia intención inicial de sobrevivir, se adhirió con sorprendente facilidad a tan abyecto sistema en los últimos coletazos del fascismo lo que nos indica unos estupendos créditos finales sobre una cinta en la que sobrevuela la decadencia, el arribismo y el desmoronamiento de todo un sistema. Una cinta con calidad, impacto y mensaje que deja claro que el cine alemán sigue siendo especialista en hacer exorcismo sobre su propia Historia y sobre el mal que causaron sus regímenes.

Conviene saber:  Mejor fotografía en el Festival de San Sebastián 2017.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario