“La reconquista”

“La reconquista”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 4,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Manuela y Olmo se reencuentran en un futuro que se habían prometido quince años antes, cuando eran adolescentes y vivieron su primer amor. A partir de esta premisa romántica, “La reconquista” es una película en busca del tiempo; o sobre la conciencia del tiempo: del tiempo perdido y del recuperado; sobre lo que recordamos de nosotros mismos y lo que no; sobre las palabras, los gestos y los sentimientos a los que seguimos guardando fidelidad, porque nos definen y nos interpelan en el presente, el pasado y el futuro.

Conviene ver: “La reconquista” de Jonás Trueba refuerza su mensaje como director y gana oficio y efectividad. Acusado en otros trabajos de artificial, petulante y demasiado literario en sus diálogos, el director logra en su cuarta película su particular “Antes del amanecer” con la historia de dos treintañeros, que se reencuentran 15 años después tras prometérselo a sí mismos en sus cartas y compartir su primer amor. Sentida, libre y autentica sobre el peso del primer amor en ese discurrir de conversaciones, secretos y las brasas de la pasión del pasado en una noche de reencuentro y liberación inolvidable a través de un Madrid melancólico y con cierto aire bohemio y de fábula. A destacar la naturalidad de una historia y de sus actores (Itsaso Sarana, el habitual de Trueba Francesco Carril o una luminosa Aura Garrido) que se divide en tres actos; el primero el reencuentro en una cafetería, el segundo en el interior de la casa de él tras esa noche de redescubrimiento y el tercero rememorando el inicio de ese amor adolescente cuya carta les revoca a ese recuerdo (el segmento más cuestionable y alargado). Con un final abierto (eso también muy Linklater) la cinta es un gozoso viaje por los sentimientos del amor más puro y con una banda sonora (las canciones del padre músico de la protagonista interpretado por Rafa Debio) que encaja en la historia como un guante recordando incluso a las que sonaban en el documental “Searching for sugar man” en una escena de claro homenaje a “Querido diario” de Nanni Moretti. Es la mejor carta de presentación para que poco a poco más público llegue al cine de este director. Y es que lo que muestra Trueba con esta cinta es que, a pesar de las vivencias que vayamos acumulando en la espalda, siempre seremos unos principiantes en lo referente a nuestros sentimientos.

Conviene saber: Cuarto largometraje de Jonás Trueba tras “Todas las canciones hablan de mí” (2010), “Los ilusos” (2013) y “Los exiliados románticos” (2015).

La crítica le da un OCHO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario