“Los días que vendrán”

“Los días que vendrán”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Vir (30) y Lluís (32) hace sólo un año que salen juntos, cuando descubren que están “embarazados”. Durante 9 meses, seguiremos la aventura de esta joven pareja barcelonesa, el giro enorme que dará su vida, sus miedos, alegrías, sus expectativas y las realidades que, durante su embarazo, crecen ante ellos, intentando aprender a ser tres cuando ni siquiera habían tenido tiempo de aprender a ser dos… Utilizando el embarazo real de la pareja de actores protagonistas, la película explora la dificultad de compartir con el otro la experiencia profundamente transformadora de este proceso.

Conviene ver: “Los días que vendrán” es una nueva muestra del nuevo cine español que está resurgiendo con historias sencillas, cotidianas, universales y llenas de verdad que llega con el surgimiento de realizadores, muchos de ellos vienen de Cataluña, y de los que es claro exponente un Carlos Marques-Marcet que culmina con esta película una trilogía sobre la desorientación juvenil en época de cambios, distancias geográficas, empleos precarios e insatisfacciones vitales. Después de “10.000 km” (con la que ganó el Goya 2015 a la mejor dirección novel) y “Tierra firme” es el turno de un proyecto de herencia documental y teatral sostenido en el trabajo de sus dos actores, el cada vez más imprescindible David Verdaguer (actor fetiche del director) y la revelación que supone María Rodríguez Soto, pareja de Verdaguer y que en cierta manera han llevado al cine su propia historia, la de transformar en película sus anhelos, dudas y miedos propios de un embarazo para una pareja primeriza que tiene que dejar al lado sus ideales de juventud para madurar a la carrera y encontrar una estabilidad necesaria como garantía para que esa familia que está a punto de formarse pueda tener visos de subsistencia aunque implique desmontar los roles de pareja y el concepto de masculinidad en su viraje hacia la realidad de hoy en día. Una cinta intimista y conmovedora en su sencillez y gran sensibilidad en la que una premisa nimia adquiere tanto profundidad como calado emocional gracias al trabajo de ambos, un guión sólido apoyado en los detalles y una pareja impecable tanto en los gestos calculados como en los meramente improvisados propio de la química que, combinados, dan sustento a toda la película en sus miradas, silencios y la necesidad que tienen de empatizar el uno con el otro ante este cambio trascendental en sus vidas que supone en pequeños gestos y momentos soltar amarras y despedirse definitivamente de esa adolescencia amargada propio de una sociedad precaria, hedonista y con miedo a adquirir responsabilidades frente al paso del tiempo y la necesidad de sacrificar los ideales para, en cierta manera, jugar con las cartas que hay sobre la mesa más allá de las que nacieron fruto de los sueños de antaño.

Conviene saber: La tercera película de Carlos Marques-Marcet fue la triunfadora del Festival de Málaga 2019 con los premios de película, director y actriz.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario