"Nuestros mejores años"

"Nuestros mejores años"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Cuarenta años a lo largo de la vida de cuatro amigos, desde los años ochenta hasta la actualidad, que corren paralelos a las transformaciones en Italia y el mundo durante ese tiempo.

Conviene ver: “Nuestros mejores años” es de nuevo la fórmula engrasada por parte de Gabriele Muccino aunando sentimientos y el paso del tiempo, en este caso como heredero de lo que contaba Ettore Scola en "Una mujer y tres hombres" (1974). Aquí a través del paso de cuatro décadas y las vivencias de cuatro amigos a lo largo de los años mientras su propio país va cambiando junto a ellos desde los esperanzadores 80, marcados por las ganas de comerse el mundo de la juventud, y la amargura de un tiempo presente marcado por la madurez, la reflexión y las expectativas no cumplidas. A pesar de ser obvia por momentos, está muy bien desarrollada sabiendo tocar el resorte adecuado en cada momento logrando una sensación de confortabilidad para el espectador entremezclando la risa y la lágrima de una manera natural y orgánica, como ocurre en la propia vida.

Nada se presume forzado gracias al equilibrio que emplea Muccino y a cómo vuelve a sacar todo el partido posible a sus actores que, a lo largo de la película, logran sentirse casi como viejos amigos de uno mismo. Es más, ese carácter mediterraneo, hedonista y liberado de sentimientos tan propio del cine italiano conecta mucho también con lo vivido en España durante ese mismo periodo de tiempo así que es muy fácil sentirse identificados con su evolución y con lo que les ha ido pasando a estos amigos a lo largo de la vida. Unos acontecimientos históricos que marcan el contexto de la época frente a las cotidianidades mundanas de estos jóvenes en su paso a la vida adulta, tan llena de responsabilidades como de desencantos. Una cinta inspiradora, emotiva y muy agradable de ver en la que encontramos a actores como Pierfrancesco Favino (“El traidor”) o Micaela Ramazzotti (“Locas de alegría”). Toda una delicia para subir el ánimo y dejarse llevar por los sentimientos de una vida a través de una de esas películas que, alejadas de mensajes crípticos, le hacen a uno sentirse bien cuando sale del cine por ese regusto de nostalgia como recuerdo evocador frente a los sinsabores de la vida.

Conviene saber: Tras varias películas en USA que no funcionaron como se esperaba, siendo la más destacable "En busca de la felicidad" (2006), el director de "El último beso" (2001) vuelve a triunfar en su vuelta al cine italiano.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario