“Phoenix”

“Phoenix”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Una cantante es traicionada y enviada a un campo de concentración. Al finalizar su calvario, vuelve con la cara totalmente desfigurada y pide a un eminente cirujano que se la reconstruya para que sea lo más parecida a como era antes. Recuperada de la operación empieza a buscar a su marido, un pianista. Pero el reencuentro no es lo que ella esperaba.

Conviene ver: Christian Petzold vuelve a reabrir heridas en su nueva película tras la estupenda “Bárbara”. Y lo hace contando de nuevo en “Phoenix” con Nina Hoss y Ronald Zehrfeld. Película que va de menos a más, y con un final tan maravilloso (desde el punto de vista audiovisual gracias la voz y silueta de una brillante Nina Hoss), que termina explotando el torrente de emoción que antes no se vislumbra ante el tono gélido de una película sobre las traumas de la guerra y el arduo esfuerzo en intentar reconstruir, no sólo la fisonomía de un paisaje bombardeado, sino también el de unas relaciones humanas que son más complicadas todavía de volver a levantar; sobre todo por el desprecio a las víctimas repudiadas. Se trata de una historia sencilla, en la que el amor y la traición se convierten en dos caras de una misma moneda jugando con la teoría del doble en el que el beneficio se carga todo atisbo de humanidad y, sobre todo, de la confusión de una identidad tras la barbarie fruto de una protagonista que, con cara nueva o no, sólo es un fantasma de lo que fue. Con una sutil, pero excelente, interpretación de la pareja protagonista, y con esa ambientación tan cuidada del cine de Petzold, hay más en “Phoenix” (coge el nombre del local que aparece en la cinta) de lo que parecía inicialmente; el valor del amor o la justificación de una traición en una época difícil; la búsqueda de la propia personalidad entre los jirones que sobreviven a una guerra. Cine de calidad, aunque pueda pecar de ser un tanto convencional y, en ocasiones, timorato a la hora de dar un paso más y explotar definitivamente como gran película, algo que aspira a ser pero nunca termina de redondear salvo en ese recordado final que no acaba de casar con una relación de pareja con fallos de definición (con la sombra de la delación) y que peca de profundidad en la misma quedándose en la superficie del drama confundiendo sutilidad con privarnos de matices y detalles más mundanos.

Conviene saber: FIPRESCI en San Sebastián 2014 donde compitió en la sección oficial.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario